Reunión extraordinaria en la cueva de Ali Baba: caso Robín Hood y Richardo Corazón de León
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/oposicion/a158935.html
Una mezcla de cuentos y fabulas se está desarrollando en pleno siglo 21; aunque el guión original fue escrito en el siglo 18, pareciera que la versión actualizada no está muy lejos de lo plasmado por la imaginación de escritores antiguos. Quizás por lo excelente de la vieja narración o quizás por la poca imaginación y la flojera de los nuevos actores, quienes no tuvieron la gentileza de disimular ni una línea.

La única innovación es la mezcla de tres historias en una, sin embargo eso no requirió de mucho esfuerzo por la máxima aquella de que Dios los cría y el Diablo los junta.

En pleno inicio de carnaval una fiesta de disfraces se está desarrollando y en la nueva cueva de Ali Baba hay muchos, yo particularmente creo que cuarenta es una cifra infantil valida solamente para aquella historia que contó la princesa Scheherezade al macabro sultán que quería desayunársela si no lograba mantener su interés despierto por mantenerla a su lado. Los españoles acaban de expresar que han descubierto la cueva de Ali Baba en su territorio, en la casa del partido que apoya a Rajoy; yo creo que hay muchas cuevas de esas y aquí hay una pintada de amarillo con letras negras; casualmente los mismos colores usados por la policía en las cintas que no permiten que entre cualquiera a la escena del crimen.

De esa cueva instalada en nuestro territorio en pleno siglo 21, acaba de salir uno que decidió guardar su parte del botín en su propia minicueva; ni de vaina le dijo al jefe de la banda que su trabajo de recaudación estaba administrado por sí mismo; claro que algo tuvo que haber “tirado” al cofre de la cueva a fin de no ser considerado incompetente o ser descubierto en su manejo.

La reunión de emergencia en la cueva de Ali Baba es para revisar los bolsillos de los miembros del clan, ya anteriormente una cámara de seguridad había pillado a uno y una grabación telefónica había pillado al papa de otro, pero la pregunta es ¿Cuántos más hay que están acumulando su propio botín? La pregunta del jefe del clan es ¿Cómo vamos a hacer para que los que nos mantienen manden más plata sin pensar que los están timando? ¿Cómo es posible que Goicochea se fuera para México con los dólares que nos mandaron los de Usaid, disfrazado de premio al muchacho luchador y no hubo cojones para impedírselo? “Esto es anarquía” grita desaforado el jefe del clan…así no se puede.

Claro que en su derecho a réplica, el descubierto Richardo Corazón de León, expuso seriamente que en ningún momento acumulo, escondió o se aprovechó de los contribuyentes ya que el total del monto recibido más lo que él puso de su propio bolsillo fue utilizado para ayudad a los pobres que este estado criminal no ayuda.

Esta inaudita declaración enfureció a los contribuyentes, quienes reunidos en su propia cueva declararon sentirse burlados: ¿Es decir que el dinero que estamos enviando para pagar a los paramilitares, para comprar bombas, para pagar sicarios, para que las empresas no produzcan alimentos y sin embargo tengan algo de ingreso, está siendo utilizado para dárselo a los que queremos matar de hambre? ¡!!Muerte a este nuevo Robín Hood!!! Dicen los enfurecidos contribuyentes.

Richardo Corazón de León quien en la versión moderna se convirtió en su propio Robín Hood, aprovechándose del acceso que tiene a quienes contribuyen a la causa logró por el momento el apoyo del clan, pero eso será efímero pues los mafiosos perdonan todo menos la traición; la única salvación de no morir en la hoguera del nuevo Robín es devolver el botín que todos saben está oculto en alguna parte.

Los miembros del clan entienden esas cosas porque para ellos ese tipo de actitudes es normal; en todo caso peco de inexperto al dejarse descubrir, lo cual es un peligro para los que lo tenían entre sus planes pensando que era medianamente hábil e inteligente.

En conclusión todo le será perdonado por sus socios menos que de verdad haya gastado el valioso capital en ayudar al enemigo, eso sí que sería alta traición, eso sí que sería de lo último.

Una nueva cueva le espera al nuevo Robín Hood esta no tendrá los colores de la cinta policial pero tendrá a los policías custodiando la salida y permitiéndole la entrada, solo que la investigación debe continuar pues seguramente habrán mas de 40 y ninguno será un verdadero Robín Hood.

[email protected]
Articulo leido aproximadamente 1007 veces
Actualidad