La doble moral en México y Cuba

La Biblia revela que la doble moral en la cultura es una fuerza invisible que inspira gran parte de la violencia patológica que ha invadido al planeta. La antiquísima alianza catolicismo-imperios convirtió a la Iglesia católica romana dirigida desde el Vaticano, en una de las religiones más corruptas y politizadas desde que los papas intentaron evitar que la palabra de Dios llegue a las masas.

En 1079 el papa Gregorio VII dijo “Dios ha querido que la sagrada escritura fuese oscura en muchos lugares para que siendo sobrado, sencilla y clara no suministre motivo de error a espíritus vulgares presuntuosos”. En 1199 el papa Inocencio III califico de herejes a quienes querían traducir la Biblia diciéndoles las palabras que Jesús empleo “no den lo santo a los perros ni tiren las perlas delante de los cerdos” expresiones bíblicas manipuladas durante siglos, cada actor político, religioso y social interpreta a su manera la Biblia, beneficia estratégicamente a la Iglesia.

Cuando el Vaticano declaro palabra santa al latín, 300 años antes de Jesús en la tierra, las escrituras hebreas ya fueron traducida al griego, 700 años después Jerónimo realizo la conversión de las Escrituras hebreas y griegas al latín, lengua común del imperio romano con el tiempo el latín perdió importancia, pero, la Iglesia continuaba oponiéndose trasladar la Biblia a otras lenguas para que los pueblos no supieran que la palabra de Jesús, es manipulada, desgarrada a conveniencia por la Iglesia vaticana.

Hoy, la Biblia es traducida a 2500 idiomas desde que en 1380 fue traducida del latín al ingles por Wycliffe. La humanidad sabe que la doble moral de la Iglesia católica y otras religiones es la fuerza invisible que se oponen a los cambios sociales en igualdad de oportunidades por practicar el capitalismo para sobrevivir económicamente, además, el Vaticano es la mano derecha de los imperialismos para conservar su poder en el último bastión católico que le queda, América Latina.

En 1800 un 3% de la población mundial vivía en las ciudades en el 2008 el porcentaje ascendió al 50%, para el año 2050 según la ONU se espera que llegue al 70%, cuando la gente es encajonada en las ciudades mayor es la domesticación cultural-religiosa y política y, mayor es la agresividad y la violencia, no solo por las guerras de los carteles sino por la injusticia social, México es el segundo país después de Brasil mas católico de Latinoamérica con un 80% de su población, por su densidad demográfica; el distrito federal alberga unas 18 millones de personas en donde la inseguridad, ansiedad, smog, congestión vehicular, la convierten en un polvorín donde Dios es la esperanza, y aunque el papa no haya llegado a la capital mexicana por sus 2300 metros sobre el nivel del mar, la visita de Benedicto XVI alimenta la fe del espíritu egoísta del capital “primero yo”.

¿Qué hace la Iglesia católica a través de sus episcopados para aliviar, ayudar a esas 230 millones de personas desempleadas en el mundo y cuyo número se incrementa? según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) cifras corroboradas por el FMI, datos del 2010 para otro número que crece de personas a los cuales el sistema capitalista les ha reducido o suprimido los beneficios y asistencias sociales, los que cuentan con empleo se les redujo el salario, es una epidemia mundial y el Vaticano conserva su gestión eclesiástica elitista, jerarquizada, selectiva que alimenta las clases sociales.

Cuando llego el Sr Benedicto, México se estremeció con un temblor de 5.2 grados por su gestión hipócrita y su doble moral respecto al violador sacerdote Marcial Maciel quien por años violo sexualmente a seminaristas además de llevar una doble vida como miles de sacerdotes en todo el mundo; en el año 2006 Maciel fue enviado a una vida de penitencia para no enfrentar la justicia ordinaria comprándola gracias a su imperio económico por las donaciones de familias burguesas mexicanas.

Doble moral del papa con los asuntos de los matrimonios gay, práctica del aborto, uso del condón, por la muerte sugerida por la medicina para los enfermos terminales, por la prohibición para que las mujeres accedan al sacerdocio, para que una Iglesia popular nomine a sus obispos y estos a los cardenales para terminar con la corrupción del humo blanco en la plaza de San Pedro, doble moral con el divorció del matrimonio, con la teología de la liberación mezclándola y generalizándola con el marxismo por el pronunciamiento de unos cuantos sacerdotes a favor de la tesis de Carlos Marx, y lo que es mucho más grave para la credibilidad de los papas y jerarquías eclesiásticas, la complicidad con los pederastas, tema que atañe directamente a Benedicto XVI por su hermano violador protegido desde Juan Pablo II.

Décadas lleva la Iglesia católica perdiendo fieles, en Europa el avance del secularismo afecta al Vaticano y a sus diócesis hace de América Latina con sus más de 500 millones de fieles-ingenuos e ignorantes el ultimo fortín del catolicismo, región la más desigual de la tierra con 180 millones de pobres en un sostenido crecimiento macro económico en los últimos años como sostenido es el incremento de la violencia y el narcotráfico pilares del capitalismo a la cual el papa pide desenmascarar pero solo por diplomacia, pues, atañe a EEUU, su principal sostén y socio imperial además de ser el principal consumidor de drogas del planeta.

Igual que la visita del papa Juan Pablo II en 1998 la llegada de Benedicto XVI a Cuba, es político no importa cuál sea la mascarada. Con la doble moral que caracteriza a los papas se atreve a decir “que la Iglesia católica romana está dispuesta ayudar a la isla a encontrar nuevas formas de avanzar a nuevos modelos sin traumas” en el avión que lo transportaba de México a Cuba, manifestó a los periodistas “es evidente que la ideología marxista en la forma que fue concebida ya no corresponde a la realidad, de esta forma no podemos construir una sociedad, nuevos modelos deben ser encontrados con paciencia y de forma constructiva”.

El papa no profundiza temas que afectan a Cuba, al menos no lo hace oficialmente, el bloqueo, la cárcel de Guantánamo, los 5 cubanos detenidos en Miami, este rehuir de la verdad hace que los individuos, familias, sociedad y Estados, planifiquen llegar o estar con Dios pero no a través de la Iglesia, eso es inevitable por la doble moral de la Iglesia opositora a los cambios socio-económicos para la población.

10% De católicos, 60% de santeros, otros tantos de espiritistas, ateos, laicos y comunistas mas la virgen del cobre, patrona nacional, celebrando sus 400 años de aparición, es el pretexto del papa para llegar a Cuba, pueblo con alto conocimiento donde no le resulta fácil al Vaticano la manipulación de masas que practica en otros países.

Injusticias aplastantes y dolorosas las barreras del capitalismo que frenan el acceso al trabajo, a la salud, vivienda, educación, ahorro, elementos que originan tensiones, angustias, situaciones que alimentan la violencia. ¿Podrá la Iglesia revertir esta realidad que ayudo a masificar con los imperios para conservar su poder?

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2370 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a140857.htmlCUS