Salir de Cuba

A partir del 14 de enero de 2013 los cubanos sólo tendrán un problema para salir de Cuba: que los dejen entrar en cualquier parte. Si Estados Unidos y Europa llevan años exigiendo al Gobierno de Cuba que los cubanos puedan abandonar la isla, mientras les denegaban visados en sus consulados, ahora, a partir del 14 de enero de 2013, la contradicción será fragrante y veremos como ocultan y hacen malabares EUA y Europa, una vez más, con la verdad.

A algunos no les basta con lo que es obvio tal y como está expuesto en el párrafo anterior y exigen que uno emita juicios de valor pregunado: ¿es bueno o malo que la gente pueda salir de Cuba?

¿Es bueno o malo que la gente emigre de Guatemala o El Salvador a EUA? ¿bueno para sus familias, para el ingreso de divisas del país? Lo bueno sería que no tuviesen necesidad de emigrar, de estar condenados a ser pobres en sus propios países, etc, etc. Pero el caso de Cuba es todavía más sangrante porque con pocos recursos naturales y técnicos lograron grandes recursos humanos que ningún país de Latinoamérica tiene; recursos humanos que son los únicos que hoy por hoy les interesa tanto a Europa como a Estados Unidos. No es casualidad que la condición de médico asegure un asilo político en el Estado español (obreros abstenerse) o que el Cuban Medical Professional Parole immigration program del gobierno de Estados Unidos promueva, en nombre de la «libertad» la fuga de personal médico y sanitario cubano a EUA.

¿Es bueno o malo que la gente huya? La respuesta está en los que quedan.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1191 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a154995.htmlCUS