¿Por qué no la imitas?

El 14 de noviembre sucedió un hecho realmente histórico: nunca antes el mundo había visto una protesta laboral de carácter continental; más desconcertante aún que ello sucediera en la Europa, otrora ejemplo y envidia del sector laboral en el planeta.

Hace apenas 20 años, un suceso como éste sólo era posible en las películas de ciencia-ficción, tipo Planeta de los Simios. Más de veinte países se vieron involucrados en este proceso, unos más, otros menos, pero involucrados directamente en la protesta estuvieron Grecia, España, Portugal e Italia. La represión policial que se vio por los canales de televisión en aquellos países, fue digna de cualquier país tercermundista.

En España, el gobierno tuvo que intervenir para evitar que continuaran los desalojos. En ese país, en 15 años la burbuja inmobiliaria había dejado en la calle a 6 millones de personas, 1 millón de casas vacías y miles de familias endeudadas.

Desde 2008 a la fecha se han realizado 350.000 desalojos y 250.000 están en proceso. En octubre por ejemplo, se ejecutaron 526 desalojos diarios. Lo anterior ha dado como resultado que del 2009 a la fecha, 9 personas se han suicidado por este motivo.

Pero se trata de una intervención que aparenta tocar pero no toca nada; la nueva ley de emergencia sólo exime del desalojo y únicamente por dos años a: 1º Familia numerosa, de acuerdo a la legislación española. 2º Familia con un hijo menor de tres años. 3º Familia con dos hijos a cargo. 4º Cuando uno de los miembros de la familia tenga discapacidad mínima de un 33%. Pero las leyes quedan iguales.

La familia queda sin casa pero con la deuda, la cual puede incrementarse por los gastos judiciales. Con razón tanto suicidio. También habla el gobierno de dar casa a los desalojados, pero como en otras partes del mundo, ese sistema corrupto y avaro no dice cuándo ni cómo. De la desocupación laboral ni hablemos.

Ante este caótico panorama, un comentarista español manifestaba que a propósito de la famosa frase ¿Por qué no te callas? del Rey Juan Carlos I de España, la misma debería cambiársele por la ¿Por qué no imitas a América Latina?, seguramente haciendo referencia a los cambios tan positivos que se vienen mostrando en esta parte del mundo.

En Perú, por ejemplo, el Instituto de Estadística y Finanzas, nos muestra un crecimiento anualizado del 6.1%. De la economía colombiana se habla maravillas en la península. Bolivia por primera vez en sus doscientos años de historia presenta superávit presupuestal. Mientras en Venezuela la Gran Misión de Vivienda que había programado la entrega de 350.000 viviendas, finalizando este año ya lleva un 80% de su proyecto cumplido y tienen programado para entregar 33.000 en este mes y otras 34.000 en diciembre. Entre 1999 y 2012, en este país se generaron cuatro millones de nuevos puestos de trabajo, disminuyendo el desempleo de un 27% a un 7.3%.

Llama la atención que una propuesta similar, pero al contrario, la hizo al notablato criollo grancolombiano, a comienzos del siglo XIX, el profesor Simón Rodríguez, cuando les dijo: “Vean la Europa cómo inventa, y vean nuestra América cómo imita. La América no debe imitar servilmente, sino ser original. ¡Pero ya que tratan de imitarlo todo, imiten la originalidad de la Europa”. Las vueltas que da la vida.

[email protected]
http://inquietudesajbd.blogspot.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 772 veces.

Armando Brugés Dávila


Visite el perfil de Armando Brugés Dávila para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.