Reflexiones sobre la paz en Colombia

Colombia lleva un conflicto que data de más de 70 años por no decirlo toda la vida, desde las guerras entre federalistas y centralistas, las guerras entre estados, las guerras civiles de diversos orígenes, la guerra civil liberal-conservadora de los mil días, el periodo conocido como la violencia a mediados de siglo 20; periodo que ha evolucionado y desemboco en el conflicto que vivimos desde la muerte de Gaitán pasando por el nacimiento de las guerrillas de las FARC. ELN, EPL, M-19, y demás grupos insurgentes, que han confrontado al estado el cual añadió un tercero actor como lo es el paramilitarismo.

De paz en Colombia se ha hablado en muchas ocasiones unas veces con más profundidad y credibilidad que otras pero ha habido lucecitas que parecieran alumbrar al final del túnel de la ignominiosa guerra, ha habido diálogos entre el gobierno y la insurgencia, evidencia de ello los acuerdos en los cuales el M-19, PRT, QUINTIN LAME, EPL, Y LAS FARC hicieron en los años 80, y de los cuales surgieron movimientos de masas muy importantes como la alianza democrática M-19, el movimiento esperanza paz y libertad , y la unión patriótica, no obstante la oligarquía colombiana bipartidista en su doble moral llama a la paz cuando se ve amenazada en sus intereses pero con total mansalva y alevosía ha asesinado a aquellos que habiendo estado algún día en el camino de las armas tomaron la decisión de tomar por las vías democráticas, así mismo no solo han caído quienes se han acogido al camino de la legalidad habiendo estado antes en la vía armada, también han caído muchos que han estado en la democracia, en el barniz de democracia que Colombia tiene.

Ahora Colombia está pasando por una esperanza de paz después de varios intentos frustrados como los de los años 80, 90 y el proceso del Caguán; el pueblo colombiano con mucha expectativa y cierto júbilo popular ve con muy buenos ojos los diálogos que se están llevando a cabo entre noruega y cuba, en los que la guerrilla de las FARC-EP está en conversaciones con representantes del gobierno nacional, conversaciones a las cuales se quiere sumar la guerrilla del ELN la cual ha manifestado en reiteradas ocasiones el deseo de acogerse al clamor popular por la paz. La patria aguarda muchos cambios sociales y cada día pulula en el sentir nacional, cada día es más evidente la necesidad de dichos cambios, puesto que después de intentos frustrados de los presidentes de la oligarquía a lo largo de las décadas por sofocar el malestar social a tiros y no con justicia social, ahora cierto sector de la oligarquía ha querido conversar con la insurgencia, porque seguramente ha visto que no es de esa manera con la cual se pueda acabar con la inestable situación de orden público que ha vivido el país.

Sin embargo hay otro sector de esa clase dirigente, hay cierto sector oscuro de doble cara el cual hoy como buitre hambriento quiere ser el palo en la rueda ante esa esperanza de paz para la patria, en dicho sector están incluidos mandos militares y policiales, grandes empresarios de diferentes gremios, políticos y por supuesto el brazo militar de dicha organización el cual ha sido y es el paramilitarismo, el cual no se ha desmontado, sigue vigente ahora bajo otras siglas, el gobierno les llama bandas emergentes o bandas criminales , pero aunque estén divididos su hegemonía terrorista sigue propagándose por todos los campos y ciudades de nuestra patria; y degradada su payasa y titeresca lógica contrainsurgente siguen usando métodos de escarmiento sobre el pueblo para favorecer los intereses de las multinacionales y sus compinches de la oligarquía colombiana; porque precisamente los manuales de guerra de la escuela de las Américas e israelíes han sido claros en expresarle a la oligarquía de que es necesario la creación y el fomento constante de grupos paramilitares para contener el accionar de grupos rebeldes e insurgentes.

Ese sector oscuro que juega a dos cartas respecto al conflicto y a la posible paz de nuestro país, ha intentando sabotear cualesquier luz de ella sobre nuestro país, en mayo el atentado con una bomba lapa al carro del ex ministro Luis Fernando Londoño, por supuesto un atentado de la extrema derecha ya que el modus operandi no es propio de los grupos insurgentes, porque dichas bombas lapa son usadas en operaciones de asalto para que al adherirse con imán a una superficie puedan derrumbar puertas, demoler paredes y ventanas por los grupos especiales, antisecuestros, y de control urbano de las fuerzas armadas, es muy factible que dicha bomba lapa haya salido de alguna guarnición militar o policías y a través de traficantes de armas al interior de ellas; haya ido a parar a manos de grupos paramilitares, cabe resaltar que dicha bomba lapa fue adulterada basta solo con mirar los efectos que hizo.

También se ha visto como en varias regiones del país las mal llamadas bandas criminales(paramilitares) asesinan campesinos en medio de sus pugnas internas y su carrera enloquecida por controlar el territorio para usarlo en sus negocios del narcotráfico, como se disfrazan de los grupos guerrilleros, colocan bombas saboteando la infraestructura, las vías, los oleoductos, gasoductos, entre otros actos de guerra, para hacerlos parecer como si fuesen hechos por las guerrillas, haciéndole favores a los medios de comunicación de la burguesía para que exacerben la violencia y de ese modo acallar cualesquier señal de paz manipulando a las masas, pero también siguen asesinando lideres barriales, sindicales, comunitarios, de derechos humanos, de restitución de tierras, con el fin de fortalecer el latifundio y los intereses de la burguesía y sus amigos de las transnacionales

El grupo guerrillero autodenominado como las FARC-EP desde hace algunos meses ha estado dialogando en Noruega y Cuba con el estado colombiano para buscar la solución política y negociada al conflicto armado interno mediante una agenda de varios puntos claves para el país en lo que se conoce como acuerdo general para la terminación del conflicto, y han ido avanzando las cosas tanto así que dicha guerrilla decreto un cese al fuego, una tregua navideña, sin embargo ante el proceso de paz o cualesquier viento de ella existe desde hace tiempos una campaña de saboteo, política, militar, y mediática y eso se puede evidenciar con lo anteriormente dicho y con lo que viene a continuación: los bombarderos de la paz que intentaron crear zozobra en varias ocasiones incluso tocaron patriotera y fanfarronamente tambores de guerra ante la inconformidad del pueblo con el fallo de La Haya que le entregó una gran porción de mar territorial a Nicaragua, los que en años pasados intentaron prender una guerra contra la hermana república de Ecuador, y contra la hermana República Bolivariana de Venezuela, los sicarios morales de los colombianos, los ideólogos del terror paramilitar, los legitimadores del narcotráfico, los saboteadores políticos de la extrema derecha lanzan desesperados como perros sedientos ladridos horrorosos, tal es el caso de el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, el ex asesor José Obdulio Gaviria, el ex ministro Fernando Londoño entre otros personajes que no vacilan en aprovechar cualquier oportunidad para sembrar cizaña, y cooptar al pueblo para generar hostilidad al proceso de paz.

Y no solo al pueblo, sino que también a las mismas Fuerzas Armadas, ya que según algunas fuentes verdaderamente patriotas en ellas, manifiestan que políticos de la derecha; clandestinamente han llevado a cabo reuniones en clubes militares, auditorios, y propiedades de altos mandos activos y retirados, en donde intentan azuzar a las tropas, en especial a la oficialidad media y alta para que se insubordinen y se opongan al proceso de paz metiéndoles terror de manera delirante con el argumento odioso de “que este país se iría al caos porque el gobierno está negociando y siendo complaciente con terroristas, y que les dará gabelas jurídicas, participación política, y de que lo que ellos conocen como los tres huevitos (seguridad democrática, confianza inversionista y cohesión social) se están yendo al traste, de que el comunismo o lo que ellos llaman el castro chavismo se tomaría el país a través de los movimientos sociales y la insurgencia cuando vuelva un movimiento político”.

L a maniobra es clara incita los estamentos castrenses e intentar un golpe de estado como lo han propuesto a través de correos electrónicos varios ex generales de diferentes fuerzas, para que un gobierno provisional manejado por títeres del uribismo recobre para la extrema derecha el escenario que nostálgicamente ven o que creen perder eso mismo han propuesto dichos generales, y luego convocar a elecciones donde por supuesto volverá a coger más fuerza el uribismo mas recalcitrante, nada raro seria volver a ver a Uribe como presidente de la república. Y ya ha empezado desde hace un tiempo a crear el famoso y tenebroso movimiento frente antiterrorista y el puro centro democrático nada más y nada menos que el brazo ideológico y político de la extrema derecha colombiana, con la excusa de hacerle frente dizque a los movimientos de izquierda de nuestro país, eso sin contar el cacaraqueo que hace el y sus amigos de temas como el secuestro, los derechos humanos y la seguridad.

Así mismo mandos militares y policiales amigos y vasallos de la extrema derecha se prestan para las payasadas simulando combates, simulando atentados terroristas, simulando ataques guerrilleros, impugnando supuestos secuestros, y atribuyéndoles cualesquier muerto a las guerrillas, entre otros actos de guerra, con el fin desacreditar y torpedear el proceso de paz, nada raro que se vengan una ola de atentados o auto atentados terroristas para que la extrema derecha en especial su clase política se victimice y por supuesto ahí es donde entran a jugar los medios de comunicación y desinformación de la oligarquía junto a la cartera de defensa, azuzando la violencia, exagerando las cosas, e intentando manipular al pueblo en general para que reaccionen de manera hostil ante el proceso de paz de ese modo generan impacto mediático, favorable para los señores de la guerra.

A pesar de los tropiezos y de los buitres rapaces que intentan mandar el zarpazo, el proceso de paz avanza puesto que la paz en estas circunstancias es más rentable que la guerra prueba de ello y aunque no se mencione, es que el gobierno norteamericano en voz baja le ha dado instrucciones al gobierno colombiano donde les dicen que intenten llegar a un acuerdo porque como ha estado peleando conflictos en diferentes partes del mundo en su política intervencionista y expansionista y la progresiva crisis económica que atraviesan; escasean sus finanzas para seguir apoyando programas de la mal llamada lucha anti narcotráfico y antiterrorista tales como la monstruosa seguridad democrática y sus dos brazos gangrenosos el plan Colombia y el plan patriota, por eso el gobierno anda urgido seduciendo masas para acomodarlas a su visión y programa sobre la paz en Colombia, porque sabe que no podrá derrotar a la insurgencia mientras existan las causas estructurales y las condiciones que originaron alzamientos violentos de sectores del pueblo, pero sí podrían entonces restarle fuerza mediante engaños a las masas a la propuesta de paz del otro lado que no solo es la de las FARC-EP, sino de todo el pueblo colombiano.

A su vez mas grupos insurgentes quieren integrarse al proceso de paz tales como el ELN y el EPL, porque saben que tampoco actualmente van a llegar al poder por la vía de las armas y que ahora es más factible poder realizar cambios desde el espectro político, porque la existencia de dichos grupos insurgentes ha sido excusa para que los imperios militares, económicos y políticos arrecien contra nuestra patria, pero también hay que echar de ver de algo y es de que esos imperios sin la existencia de insurgencia, podrían también seguir arreciando contra nuestra nación porque no encontraran resistencia y entonces les quedaría el campo libre para reorganizar fuerzas y realizar una contraofensiva militar, política, diplomática, económica y mediática, ya no solo contra nuestro país sino contra países hermanos; porque es claro que la insurgencia no podrá ser derrotada en caso de que fracase el proceso de paz, y es muy posible que traten de generar conflictos de baja intensidad a nivel continental, no solo con la excusa de la presencia de grupos insurgentes colombianos sino también inventando conspiraciones usando nuestro país como punta de lanza de conflictos contra países vecinos , para desestabilizar sus democracias y procesos de emancipación y proceder a armar grupos “rebeldes “ (mercenarios) como lo han hecho en libia, siria, y el resto del medio oriente y el mundo.

Del anterior modo traerían al continente el formatico de las guerras civiles; porque el tráfico de armas, de drogas, explosivos y municiones es algo demasiado rentable, además del saqueo en todos los campos a las naciones, que es precisamente lo que alimenta, motiva y le da fuerza a toda la ofensiva integral de los imperios, esto es algo de tener cuidado y por eso es necesario el respaldo internacional y la veeduría solidaria de todos aquellos que estemos interesados en un nuevo modelo de nación como también del compromiso de todo el pueblo, porque la paz para Colombia es paz para todo el continente, por eso es necesario y reitero mayor compromiso del pueblo en el proceso de paz y también que los grupos insurgentes sean claros y no caigan en las trampas de la oligarquía que únicamente quiere es la paz romana, la de los sepulcros la de los arrodillados, es asusta, y es muy analítica para aprovechar a su favor las circunstancias.

Ojalá Colombia pudiese entrar en un espectro político diferente para que entre todos los colombianos llevemos a nuestra Colombia a un escenario de soberanía en todo tipo, paz con justicia social, desarrollo entre otras cosas.

Es de anotar que también, movimientos sociales y de masas de diferentes enfoques y visiones ha realizado en nuestro país espacios de discusión muy importantes, tales como las constituyentes por la paz a nivel nacional y el foro agrario donde hablaron gremios y sectores del pueblo,( foro al cual se negó a ir Fedegan, obviamente porque ha sido patrocinador directo del paramilitarismo y beneficiario del robo y usurpación legal e ilegal de la tierra engordando sus latifundios y chequeras), espacios que son esenciales porque ahí esta el pueblo luchando por sus intereses, aunque falte parte de él, que es la que la clase dirigente que lo intenta seducir.

Queda algo para concluir sobre estas vísperas de paz: es el pueblo colombiano quien finalmente debe ser el ganador, el gobierno nacional viene creando reiteradamente base social para fortalecer la visión de ellos sobre lo que es la realidad colombiana, peligroso referente, porque intenta profundizar sus medidas antipatrióticas y anti populares engañando al pueblo con migajas, con pan y circo como se dice vulgarmente.

Ante eso es necesario que los movimientos populares sigan fortaleciendo los espacios de discusión sobre el tema integral de la paz, para evitar que sea la visión del gobierno y la clase dirigente la que se imponga en nuestra patria, el pueblo debe integrarse porque de lo contrario quedara una paz mal hecha que podría ser peor que una guerra, bien lo dice el jefe insurgente Iván Márquez quien por supuesto ha descrito realidades del país, que son la visión de la realidad del pueblo colombiano.

Si el pueblo no sigue fortaleciendo los espacios de participación a los que tiene derecho para lograr la paz con justicia social que tanto necesitamos; veremos un proceso negociado por las elites y cúpulas tanto la de la oligarquía como la de la insurgencia, ojalá el proceso de paz no fracase, que hayan garantías plenas para un nuevo ejercicio de la democracia de los alzados en armas, de los sectores legales y de todos en general, sin temores a caer acribillados o presos, porque un fracaso en esta oportunidad de una nueva Colombia, sería como una cólico crónico para nuestro país y todo el pueblo, porque podría descomponerse y degradarse más, en condiciones excluyentes, para que no haya una paz duradera.

¡Dios bendiga a nuestra sagrada Colombia!
DIOS BENDIGA A NUESTRA AMERICA!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2084 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a156470.htmlCUS