Los buitres que “devoraron” a Chávez, van por Mandela

Nelson Mandela está en terapia intensiva desde hace días.

Su estado es crítico, pero los medios no lo dejan en paz.

Invadieron su privacidad familiar, su dolor, su angustia, y nada les importa. Sólo quieren sangre, muerte, lágrimas, emociones, gritos, por encima de todo.

Sin esos elementos, no venden, no crean estados de zozobra, de conmoción en la colectividad.

No basta con la noticia de su estado de salud, es necesario escudriñar, ir hasta los huesos para mantener en vilo a su audiencia.

La hija del líder político tuvo el valor de enfrentarlos. Los llamó “buitres”. “Están pendientes que el león devore al búfalo, esperando por el cadáver del animal. Esa es la imagen que tenemos como familia”, señaló.

Mandela tiene 94 años, y desde su ingreso al hospital, los comunicadores se agolparon como abejas para transmitir en vivo, en directo, la muerte del líder anti-apartheid de 94 años.

Similar sucedió con el Presidente Chávez, con la diferencia que la estancia duró dos años, el tiempo en que su enfermedad lo consumió hasta morir.

Antes que el mandatario informara al país sobre su enfurecida enfermedad, los opinadores llevaban tiempo anticipando que tenía cáncer y que de esa no se salvaba.

Pese a que el ministerio de Comunicación informó al país sobre su estado clínico, en más de 25 partes médicos, la jauría mediática no cesó.

Incluso, luego de su muerte, continuaron como ave rapiña, escarbando en el lodazal, para mantener a su audiencia con la dosis de odio respectiva.

Hasta lo fotografiaron en su féretro, y la imagen borrosa recorrió las redes sociales.

[email protected]
Periodista

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1093 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a168992.htmlCUS