Los presidentes burgueses de Unasur, no acompañaron a Evo Morales en Cochabamba

La recién convocada y finalizada cumbre de presidentes de Unasur, que hace poco se efectuó en Cochabamba, con el propósito de expresarle al compatriota Evo Morales, presidente de la hermana república de Bolivia, la solidaridad de los pueblos de Suramérica y de sus gobiernos respectivos, ante el alevoso intento de magnicidio, perpetrado por los gobiernos colonialistas de Francia, España, Portugal e Italia, al negarle el paso a la aeronave presidencial boliviana por su espacios aéreos, dejo en evidencia los dos campos políticos e ideológicos, que están presentes, definidos y confrontados en el seno de Unasur.

La notoria ausencia en ese evento de los presidentes de Colombia, Chile, Perú y Paraguay, los burgueses Juan Manuel Santos, Sebastián Piñera, Ollanta Humala (no es propietario, pero tiene inculcada la alienación burguesa) y Horacio Cartes, tiene en mi modesta opinión, una clara y rotunda lectura política y diplomática que indica sin lugar a dudas, la postura colonizada, capitalista, explotadora, servil, y apátrida de esos cuatro gobiernos pro imperiales, en contra de la firme e inobjetable actitud antiimperialista, patriótica e insumisa, de los gobiernos progresistas de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Argentina y Brasil.

La planificada acción criminal del gobierno yanqui, para buscar la muerte "accidental" del camarada presidente Evo Morales y de su comitiva oficial, plan que fue ejecutado con gran cinismo y cobardía, por los miserables gobiernos lacayos de la Francia burguesa, y de los nostálgicos gobiernos pro-fascistas de España, Portugal e Italia, tuvo como principal propósito, causar la desaparición física de uno de los lideres políticos fundamentales, de Unasur. La muerte de Evo hubiese sido otro fuerte golpe para nuestros pueblos, como lo ha sido la muerte de Hugo Chávez, para la Suramérica aborigen, mestiza y rebelde, que lucha junto a sus conductores patriotas, para profundizar los cambios políticos, económicos y sociales, en la Patria Grande Suramericana.

El Imperialismo gringo tiene como uno de sus objetivos estratégicos, minar a la Unasur de gobiernos pitiyanquis, reaccionarios y lacayos, para modificar la actual correlación de fuerzas en su seno, que en los actuales momentos es de 6 a 4 (dejo por fuera a Surinam, por su modesto peso político), a favor del grupo de países Bolivarianos, progresistas e inclusivos. Aquí es donde la presencia y la posición política, de los gobiernos títeres de Santos, Piñera, Humala y Cartes, calza perfectamente en los planes que se ha propuesto, el gobierno del ruin e hipócrita Barack Obama (sirviente del poder financiero mundial y del sionismo), en contra de nuestra joven Unasur.

Los retóricos, fríos, débiles e incontundentes mensajes, pronunciados por las delegaciones gubernamentales de Colombia, Chile, Perú y Paraguay, para condenar el vil atentado cometido en territorio europeo, contra el compañero presidente Evo Morales, además de demostrar una falta de solidaridad fehaciente con el líder indígena de América, son una demostración inequívoca de la brecha política e ideológica, que se ha profundizado en Unasur. Santos, Piñera, Humala y Cartes, lamentablemente para los pueblos de Bolívar y de San Martín, representan en este momento el "caballo de Troya", que ha introducido el terrorista gobierno yanqui, en la casa de la revolución suramericana.

Los gobiernos burgueses y reaccionarios de la Alianza del Pacifico mas Paraguay, ante el fracaso del atentado contra Evo Morales, no fueron a Cochabamba ante el temor de que sus amos coloniales, estuviesen siguiendo detalladamente sus palabras y sus gestos, para evaluar su fidelidad de gobiernos serviles y colonizados. Además de lo anteriormente mencionado, tampoco fueron porque como traidores y cobardes que son, no podían presentarse frente a los millones de televidentes de América Latina, suscribiendo personalmente la declaración condenatoria de la Unasur, contra los gobiernos sicarios y colonialistas de Francia, España, Portugal e Italia.

Santos, Piñera, Humala y Cartes, no acompañaron a Evo Morales en Cochabamba, porque son cómplices intelectuales, del plan que el criminal y genocida Imperio Gringo ha elaborado, para liquidarlo físicamente y con ello debilitar a la Unasur.



Viva Evo Morales, Viva la Unasur.



Bolívar y Chávez Viven. La lucha sigue.

Hasta la Victoria Siempre, Comandantes.

Venceremos!

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2879 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /internacionales/a169405.htmlCUS