"Es algo que no quiero que se repita"

El peor día de la presidencia de Obama

El presidente de EEUU, Barack Obama

El presidente de EEUU, Barack Obama

Credito: Huffington Post

30 de Diciembre.- El presidente Barack Obama reiteró su apoyo este domingo a las nuevas leyes de control de armas y prometió movilizar a la opinión pública a favor de cambios sustantivos.

"Creo que cualquiera que estuvo en Newtown, que habló con los padres, que habló con las familias, entiende que algo fundamental en Estados Unidos tiene que cambiar", dijo Obama a David Gregory en el programa de la NBC "Meet the Press". "Y todos nosotros tenemos que hacer un examen de conciencia, incluyéndome a mí como presidente, que permitimos una situación en la que 20 niños preciosos fueran abatidos a tiros en un salón de clases".

El reto, dijo, es convertir la tristeza en acción.

"La cuestión entonces es si realmente estamos lo suficientemente conmovidos por lo que pasó aquí, para que no se convierta en otro de esos episodios de rutina donde se pone mucha atención durante un par de semanas y luego se olvida", dijo el presidente, refiriéndose al tiroteo que tuvo lugar el 14 de diciembre en la Escuela Primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut. "Ciertamente, no será así para mí, esto es algo que... tu sabes, ese fue el peor día de mi presidencia y es algo que no quiero que se repita".

Obama expuso su apoyo a tres disposiciones de control de armas - la prohibición de rifles de asalto, la prohibición de las revistas de armas de alta capacidad y un requisito para la verificación de antecedentes en ferias de armas. Dijo que esperaba ver que pase algo dentro de un año, a pesar de la posición de la Asociación Nacional del Rifle y grupos similares.

"Mi respuesta es que algo que tiene que funcionar", dijo el presidente. "Y no es suficiente para nosotros decir: Esto es demasiado difícil, por lo que no vamos a intentarlo. Así que lo que voy a hacer es que voy a llamar a todos los actores. Me reuniré con los republicanos. Me reuniré con los demócratas. Voy a hablar con todos".

Pero el presidente rechazó en gran parte la sugerencia de la ANR de ubicar guardias armados en todas las escuelas. "Yo no voy a prejuzgar las recomendaciones que me dan", dijo. "Soy escéptico de que la única solución es poner más armas en las escuelas, y creo que la gran mayoría de los estadounidenses son escépticos de que de alguna manera esto va a resolver nuestro problema. Y, mira, finalmente, no vamos a hacer esto a menos que el pueblo estadounidense decida que es importante".





Esta nota ha sido leída aproximadamente 5822 veces.