(VIDEO) Siguen sin localizar fragmentos del meteorito caído en Rusia

Un agujero en un lago congelado dejó el meteorito

Un agujero en un lago congelado dejó el meteorito

Credito: RT.com

16 de febrero de 2013.- Los buzos no han encontrado por el momento fragmentos del meteorito en el punto del lago Chebarkul donde supuestamente cayó, en la provincia de Cheliábinsk.

"Los buzos realizaron búsquedas en el lago y no encontraron nada", indicó el gobernador Mijaíl Yurévich, que no está convencido de que los restos del meteorito puedan ser encontrados.

"Creo que es poco probable, ya que probablemente se quemaron [los fragmentos]", dijo el jefe de la provincia, que confirmó que, no obstante, "seguirán buscando".

"Los expertos están explorando todas las áreas posibles de la caída del meteorito , dijo el Ministro ruso de Emergencias, Serguéi Puchkov, según el cual los fragmentos podrían haber caído en otros tres lugares, además de en el lago Chebarkul, razón por la que se están verificando todos los datos sobre su posible ubicación.

En general, más de un millar de voluntarios ayudan a eliminar los efectos de la explosión del meteorito en Cheliábinsk, en los Urales. La mayoría de los voluntarios participan en el arreglo de ventanas y en la retirada de restos en los edificios dañados. Cheliábinsk y otras ciudades también han organizado colectas de ropa y alimentos para ayudar a los afectados.

Los daños causados por la caída de los fragmentos del meteorito se estiman en unos mil millones de rublos (unos 33,5 millones de dólares), cifra que podría aumentar, destacó Yurévich, añadiendo que unos cien mil viviendas sufrieron daños por el impacto de la caída.

Este viernes cayó en los Urales un meteorito cuya onda expansiva afectó especialmente a la provincia de Cheliábinsk. De acuerdo con el último informe del Ministerio del Interior, unas 1.200 personas resultaron heridas, la mayoría por rotura de cristales.

Bill Cooke, jefe del Departamento de Medio Ambiente Astronómico de la NASA cree que el meteorito tenía un diámetro de unos 15 metros, que pesaba 7 toneladas y que se desintegró a unos 25 kilómetros sobre el nivel del mar liberando unos 300 kilotones de energía, lo que equivale a 20 bombas atómicas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6839 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n223328.htmlCUS