Tendrán que hacerle auditoría

Escándalo: En Chile manipularon el censo de población para que fuera "el mejor de la historia"

Santiago de Chile

Santiago de Chile

Santiago de Chile, abril 29 - El Instituto Nacional de Estadística (INE) de Chile tiene desde hoy un nuevo director, quien deberá realizar una auditoría técnica al Censo de 2012, cuyas cifras quedaron en entredicho tras denuncias de manipulación.

La dirección del INE quedó a cargo del economista Juan Eduardo Coeymanns, en lugar de Francisco Labbé, quien hace tres días presentó su renuncia en medio de un escándalo por adulteración de los resultados del estudio realizado en 2012.

Según anunció en rueda de prensa el ministro de Economía, Pablo Longueira, la auditoría se realizará "para despejar cualquier duda".

El titular dijo que, además, la intención era resolver el debate de la metodología que se ha planteado sobre el Indice de Precios al Consumidor (IPC).

El escándalo lo desató una entrevista realizada por el Centro de Investigación Periodística (Ciper) a una asesora de Labbé, quien reveló paso a paso cómo se fue materializando la manipulación de los números del Censo 2012, estudio que costó al país unos 35 millones de dólares.

Según el testimonio de la asesora, la ingeniera comercial Mariana Alcérreca, el director del INE le instruyó publicar que fueron censados 16 millones 600 mil habitantes, en vez de 15 millones 800 mil.

De acuerdo con lo publicado en Ciper, ello estuvo motivado por el deseo expreso de Labbé de presentar el mejor censo de la historia de Chile", para lo cual debía exhibir una tasa de "omisión" (cantidad de gente a la que no se llegó) no superior al dos por ciento, pero ello derivó en una cadena de errores.

El caso será llevado a los tribunales por la Confederación de Funcionarios de la Salud Municipalizada (Confusam), según anunció su presidente, Esteban Maturana, teniendo en cuenta los eventuales daños económicos por la adulteración de los números del IPC.

Con la medida, la Confusam procura aclarar los hechos y exigir compensaciones para cientos de miles de funcionarios públicos que se pudieran ver afectados por la manipulación de las cifras.

Según Maturana, si se llega a demostrar que hubo una manipulación y que finalmente condujo a una cifra de inflación menor a la real, ello habría generado un daño pecuniario hacia miles de trabajadores.

La Fiscalía instruyó a la Unidad de Alta Complejidad de la Fiscalía Metropolitana Centro Norte que iniciara la causa judicial, para investigar todos los aspectos relacionados con el caso.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 8301 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n227877.htmlCUS