Bangladesh cierra 18 fábricas textiles tras el derrumbe que deja cerca de 900 muertos

Una mujer trata de identificar uno de los cadáveres rescatados tras el derrumbe

Una mujer trata de identificar uno de los cadáveres rescatados tras el derrumbe

Credito: Agencias

09/05/13.-Bangladesh ha anunciado por primera vez el cierre de 18 fábricas textiles por razones de seguridad, después de que el país sufriera la mayor tragedia de la industria textil al derrumbarse el pasado 24 de abril el edificio de nueve plantas Rana Plaza.

El último balance, aún provisional, sitúa la cifra de muertos en 922, mientras los familiares de las víctimas se afanan por identificar los cuerpos de sus seres queridos, muchos de ellos en avanzado estado de descomposición.

Según fuentes militares, en las últimas horas los equipos de rescate han recuperado 51 cadáveres entre los restos del edificio.

"Se han cerrado 16 plantas en Dacca y dos en Chittagong", la segunda ciudad del país, ha anunciado el ministro del Textil, Abdul Latif Siddique, quién ha añadido que las fábricas cesarán sus actividades para fortalecer las medidas de seguridad.

Se trata de los primeros cierres llevados a cabo por las autoridades de Bangladesh tras el derrumbe el pasado mes del edificio en el que los trabajadores habían detectado grietas la víspera de su desplome.

"Hemos detectado que aquellos que aseguraban cumplir con los estándares de seguridad no siguen la normativa de la construcción", ha agregado el ministro.

Ante el temor de que las empresas extranjeras saquen sus marcas del país, el Gobierno de Bangladesh anunció el lunes la creación de una nueva comisión de investigación, de la que Latif ha sido nombrado jefe, para que examine unas 4.500 fábricas textiles en busca de posibles defectos de construcción.

Las inspecciones son insuficientes

Más de 3.000 personas trabajan para marcas de ropa occidentales como Primark y Mango. Bangladesh ya había anunciado el refuerzo de las medidas de seguridad después de un incendio en una fábrica textil cerca de Dacca en noviembre, en el que murieron 111 personas. Sin embargo, las inspecciones se consideran insuficientes para avanzar en las deplorables condiciones de seguridad que sufren las fábricas en el país.

Según fuentes oficiales, el motivo del derrumbe del Rana Plaza fueron los generadores que se encontraban en la última planta. Una docena de personas fueron detenidas como responsables de la catástrofe, entre ellos un español.

Según las autoridades, de entre los escombros se han recuperado 892 cadáveres (según última actualización) y 2.437 personas han sido rescatadas con vida.

El ministro de Textil ha asegurado que las grúas y las excavadoras están limpiando los restos del derrumbe en el tercer piso del Rana Plaza y que el hedor que emana sugiere que en los niveles inferiores hay más cuerpos.

"De momento hemos hecho el 70% del trabajo", ha agregado Latif y ha añadido que esperan no encontrar demasiados cuerpos en la planta baja ya que albergaban tiendas y bancos que aún no habían abierto en el momento del desplome.

En las escaleras del edificio se han encontrado 150 cadáveres pertenecientes a los trabajadores que intentaron huir, pero el edificio se vino abajo en cinco minutos y no tuvieron tiempo de escapar.

De acuerdo con los funcionarios de emergencias, se encontraba en un avanzado estado de descomposición, lo que dificulta que sean identificados.

Este drama ha puesto la atención en los llamados 'talleres de la miseria', pilar de la economía de Bangladesh en el que el salario de los trabajadores no supera los 30 euros al mes. El país asiático es el segundo importador textil del mundo después de China. La industria representa el 40% de la mano de obra del país y el 80% de sus exportaciones.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2191 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n228538.htmlCUS