Aclaraciones sobre “Cine Arte PSUV” en dos videos recientes

Quien escribe estas líneas es Ángel Linares,  joven de 20 años, realizador de los videos de “El Cerdo” y “Todos listos, a defender nuestra revolución”, estudiante de cine y tachirense hasta la médula.  Decidí escribir estas líneas en medio de la polémica que se ha desatado sobre estos trabajos, ya que las interpretaciones sobre los mismos han llegado a extremos que jamás sospeché por la concepción y esquema de producción de los mismos. Pero quisiera hacer hincapié en que este texto lo escribo motivado esencialmente por el artículo que se publicó en “La Patilla” titulado:  “El Cine-Odio del PSUV que transmite VTV” 

En este texto publicado con todo el estilo pseudoperiodístico disociado de este mediocre medio de comunicación, se tocan varios puntos que seria importante aclarar para la comunidad que apoya la revolución bolivariana, y para quienes la adversan. 

Sobre ambos videos vale la pena aclarar que La Hojilla transmitió esos videos, pero sin el logo del PSUV. Asimismo, quiero dejar muy claro que dichos videos no son financiados por el PSUV, que no estoy inscrito en el PSUV, que no conozco a ningún funcionario de alto rango del PSUV, que no recibo directrices del PSUV, y que decidí usar el logo, tal vez en un acto de imprudencia, pues lo usé sin la autorización del Partido. Este acto de imprudencia, que en algún momento no lo consideré como tal, fue ejecutado como una iniciativa totalmente independiente, cuya única intención era hacer un ejercicio estilístico sobre nuevas formas de hacer propaganda política, y como un humilde y pequeño aporte para la causa revolucionaria en Venezuela.  Si es necesario, para deslindarme totalmente de las directrices del partido, procederé a quitar el logo de ambos trabajos fílmicos.

El origen de estos trabajos está en que decidí que debía aportar algo de mi trabajo, desde lo que sé hacer, a un momento decisivo para la historia de mi país. Estos trabajos los realice yo en mi totalidad, los concebí, dirigí, fotografié y edité. Recibí el apoyo, para la actuación, de un par de amistades. Estos videos no son de alto presupuesto, y justamente era el objetivo: intentar con una idea y una cámara hacer un ejercicio de expresión personal sobre una serie de inquietudes políticas.  

Sobre el video de “El Cerdo”, es realmente penoso y enfermizo que se le esté acusando de antisemita, Estoy convencido de que quienes tildan con ese adjetivo a este video, son quienes traen un trauma y resentimiento sin sentido por parte de la comunidad judía. Es realmente estúpido pensar que la palabra “cochino” o “cerdo” tenga alguna connotación religiosa, en un caso donde no existe por ningún lado asociación a la religión judía, sino que es una mera relación política coyuntural. 

Sobre el video “Todos listos, a defender nuestra revolución”, ha habido nuevamente una serie de interpretaciones muy erróneas e hipócritas. Si una persona aparece fumando en un video, eso no significa que se este incitando al consumo de cigarro. Una disculpa, pero hay que ser demasiado ignorante para sacar una conclusión tan descabellada, porque entonces, desde las películas hollywoodenses y no (digo hollywoodenses porque dudo que los opositores vean otro tipo de películas donde también aparezca gene fumando), hasta las telenovelas, hasta el hecho de ver a una persona fumando en la calle, se convertiría en una incitación a fumar. No nos hagamos los pendejos, la chica del video solo fuma un par de segundos, eso no es publicidad de cigarros, es no es incitación a fumar. Es un gesto humano, cinematográfico, un elemento común de los trabajos audiovisuales de este tipo. Así que quienes dicen eso, tan solo demuestran un gran hoyo en sus cerebros y una pobrísima cultura cinematográfica y audiovisual. Todos sabemos los riesgos de salud que conlleva el cigarro, el problema es que está bien que fume la burguesía y la gente que apoyan, el problema es si el cigarro aparece dentro de un trabajo que adversa su ideología.

Ahora, sobre la incitación a la violencia. Es triste que después de más de 100 años de cine, no logremos apreciar metáforas, o no entendamos líricamente de lo que esta hablando el video. La puesta en cámara, la música, los gestos, evidentemente no son realistas, es una cuestión totalmente bucólica y simbólica. Este personaje sufre una transformación que esta dada por elementos de vestuario totalmente simbólicos que son una convención dentro del imaginario colectivo, o deberían serlo, pues muchos de los que acusan al video de ser una incitación a la violencia se nota que no pueden (o no quieren) analizar las cosas más allá de lo que ven.

Esos pobres ojos y cerebros sencillamente están adoctrinados por el excremento visual que se produce en los Estados Unidos. Se trata de defender la revolución, como buenos revolucionarios, comprometidos como si estuviéramos en la montaña combatiendo. Hoy estamos conscientes de que el combate se dará democráticamente, en unas elecciones. No estamos planteando un escenario de lucha armada (al menos no el chavismo), ya hemos dado lecciones de civismo a lo largo de estos 12 años. El mundo ha cambiado y nos hemos dado cuenta de que es posible darle voz al pueblo mediante los votos. Solo usé elementos simbólicos para expresar eso, pero me da pena que su cabeza no dé para tanto, y por eso es que se desesperan, despotrican, ofenden, y hasta pierden elecciones. Es muy paradójico que acusen el discurso de los videos como incitadores al odio, cuando los únicos que aquí han sido directos, ofendiendo e insultando los videos ha sido quienes apoyan a la derecha. 

Señores de La Patilla y comentaristas desquiciados en You Tube, aprendan a leer más allá las imágenes; no solo lo que ven a primera vista. Aprendan a sentir y valorar el trabajo audiovisual en su integridad, no con ideas preconcebidas y parciales. Quítense el lastre de la cultura audiovisual estadounidense.

Para todos mis compatriotas planteo un criterio audiovisual latinoamericano, revolucionario, independiente. Veamos las cosas de otra forma, no como siempre.

Y no se claven señores de la oposición. Diviértanse, analicen, propongan, creen, respondan como quieran, pero con respuestas inteligentes.

Ángel Linares

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2151 veces.