Alianza empresarial domina el CNP

No hubo sorpresa en las elecciones del Colegio Nacional de Periodistas (CNP). Todo estaba arreglado para que la alianza empresarial y algunos colegas se posesionaran del gremio, claro, sin la participación de factores revolucionarios la mesa la sirvieron a su gusto.

Al CNP desde hace ocho años lo domina la derecha y los grupos empresariales. Y no se trata de una afirmación temeraria. Vemos loe hechos.

La directiva nacional y seccionales, con la excepción de casos, es dominada por AD o Copei, o algunos que se califican de “independientes”. Lo cierto es que son incondicionales con los dueños de los medios de comunicación privados. Las tres últimas directivas así lo demuestran. Levy Benshimol, Silvia Alegrette, Hernán Luego Galicia, ahora Tineo Guía, Del Valle Canelón, entre otros. ¿Quién no se acuerda de Tineo Guía a través de la pantalla de la desaparecida RCTV (no le renovaron la concesión) llamando a la desobediencia civil contra el gobierno de Hugo Chávez? ¿Conocen a Del Valle Canelón de Globovisión?

Es la “alianza perfecta” entre algunos periodistas que le hacen comparsa a los empresarios de los medios. No crea el universo de periodistas venezolanos que esta directiva defenderá sus intereses. Primero Globovisión, El Nacional, El Universal, Televen, Venevisión antes que los comunicadores.

Por cierto, surge una directiva ilegítima. De 17.850 periodistas con derecho a votar sólo participaron 3.721, según cifras de la propia Comisión Electoral del CNP. Esto quiere decir, que apenas participó el 20,84% del universo de comunicadores. Esto se traduce en una abstención de 79,16%.

Otro dato curioso es que algunos periodistas colegiados no aparecen en el listado definitivo (tal es mi caso), me excluyeron y mi número de carné se lo adjudicaron a una colega de Anzoátegui, además en el listado aparecen colegas fallecidos. Son vicios heredados del pasado y que aplican con rigurosidad los nuevos “dirigentes gremiales”.

El planteamiento que cobra fuerza es convocar la “Constituyente Gremial” para refundar el gremio periodístico, un gremio como lo fue antes: combativo, en defensa de los intereses de los trabajadores de la prensa y, sobre todo, ajustarlo a los tiempos de revolución que vivimos. No podemos vivir de espaldas al pueblo, al cual no debemos, según lo plasmado en el Código de Ética del Periodista Venezolano.

( * ) Periodista-Politólogo


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 794 veces.