Reiteramos este mensaje para el camarada ministro Ernesto Villegas

Todo sigue sin cambio alguno en las páginas digitales oficiales



Realmente nos resulta increíble que en pleno siglo XXI los llamados link en la jerga digital, previstos en la páginas web para establecer otros enlaces y, como una de las opciones más importantes para comunicarse, no funcionan en casi todas aquellas que tienen abiertas los instituciones gubernamentales en nuestro país, salvo en muy contados casos y ello ocurre, en nuestra opinión, porque en la mayoría de ellos ni siquiera se logra que los mensajes lleguen a su desino, quizás por fallas en su diseño (lo cual nos permitimos dudarlo, pues pensamos más bien que los mantienen bloqueados) y menos conseguir que cuando al fin logramos despacharlos, que se nos den las debidas respuestas, lo cual, obviamente, genera inmensa rabia, rabia esa que se potencia ene veces cuando se nos ocurre llamar a los teléfonos que se mencionan en las mismas páginas para pedir alguna razonable explicación y nadie los atiende y si por casualidad una amable voz lo hace, es para decirnos que ya la gente se retiró o que estamos equivocados o que esos link ya no están activados…

El tema lo venimos abordando desde hace ya varios años y con bastante frecuencia, sin que nadie del estamento gubernamental salga a intentar explicar lo que pueda estar ocurriendo.
A todos los compatriotas que han pasado por el Ministerio de Comunicación e Información, sin excepción, les hemos escrito sobre el particular y sólo uno de ellos, Andrés Izarra, tuvo la amabilidad de contestarnos y no olvidamos que sobre el asunto nos dio la razón en el sentido de que nos escribió que la causa de esa inexcusable falla se debía (palabras más, palabras menos): “al sabotaje de funcionarios que tienen a su cargo la responsabilidad de esas páginas digitales”, pero nada nos agregó sobre cómo se podría resolver el problema, no obstante que le habíamos sugerido la necesidad de una reforma en el área que colocara a esas dependencias bajo la coordinación de la cartera a su cargo, pues no podía seguir tolerándose el mantenimiento de una enorme burocracia, muy costosa, por cierto, sin hacer nada o, peor, aún, haciéndolo de forma pésima y para colmo, conspirando contra el gobierno.

De manera que hoy volvemos a tocar el tema porque es realmente preocupante que pasen los años y ello se mantenga igual y nos preguntamos: ¿Es muy difícil supervisar esas dependencias que, entendemos, en la mayoría de los casos son gerencias que reportan -entendemos- directamente a los máximos jerarcas de los respectivos organismos públicos, como lo son los titulares de los ministerios, los viceministros, los presidentes de institutos autónomos y empresas del Estado, etcétera, etcétera, es decir, un grupo de personas muy cercanas al Presidente de la República?

En ese punto hay que reflexionar y mucho, pues muy poco se le ayudaría al Líder de la Revolución, si en este tipo de temas que la manejan altos jerarcas y con capacidad suficiente de mando sobre esas dependencias, también tenga que actuar la Ministra de la Secretaría y del Seguimiento, Almiranta Carmen Teresa Meléndez Rivas.

Si queremos que haya efectiva participación ciudadana en la gestión del gobierno, en todas sus instancias, estos mecanismos de comunicación digital, que son una maravilla de invención, deben estar siempre activos y además de actualizados, bajo la responsabilidad de equipos de comunicadores revolucionarios (que no escuálidos) que estén consustanciados de forma cabal y plena con los planes y programas del gobierno Bolivariano.

Pero no sólo deberían estar esos equipos allí para responder por responder, sino para que sirvan de eficientes canales que informen y suministren cifras y logros de sus propios entes y que al fin dejemos descansar aun cuando sea un poco al presidente Chávez, quien es el único que hasta la fecha le informa al pueblo sobre las obras que hace el gobierno, del resultados de las mismas, incluyendo cifras y demás yerbas... Que lleven, además, a sus respectivos destinos las inquietudes, angustias, denuncias, protestas así sean airadas y con señales de rabia contenida, etcétera, del soberano y más allá de ello, para que implementen estrategias que les permitan hacerle seguimiento especialmente a los reclamos y/o advertencias de lo que se advirtió que anda mal o en términos pésimos…

Vale la ocasión que agreguemos como una crítica constructiva y bien importante, que son muy escasas las posibilidades que siguen habiendo en el país, en general, para que la gente plantee sus problemas y que se le escuche, como debe ser... Hay que abrir canales y espacios para ello y eso hay hacerlo pronto…!!!

Como es muy probable que esta nota sea leída por el compañero y camarada ministro a quien va dirigida, le rogamos que, por favor, nos diga: ¿Qué está pasando con esta increíble falla que no puede ser superada o será que hay necesidad de que el presidente Chávez la advierta y llame a botón a sus responsables?

Originalmente publicado en este mismo medio hace tres años, el 23 de noviembre de 2009, bajo el título: “¿Qué pasa con los sistemas informáticos gubernamentales que, en general, no funcionan?”. En esta ocasión le hemos hecho algunas pocas modificaciones…

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1065 veces.