El año abre con Tsunami mediático

La Constitución: La hija de Chávez más codiciada

Ahora nuestra Constitución Bolivariana de Venezuela es la niña más deseada y codiciada del país. Y digo niña porque apenas tiene 13 años, es aun adolescente. Y por cierto, es la hija predilecta del presidente Hugo Chávez, la que en un pasado los opositores odiaron y ahora claman y rinden oda frenética.

Para este 10 de enero del año en curso-cual distorsionada profecía Maya, como la del fin del mundo en diciembre pasado-ahora la premonición ronda en torno a nuestro sagrado librito azul, (que en tiempos pasados Chávez comparó con el Popul Vuh).

El Popol Vuh o Popol Wuj (el nombre k’iche’ se traduciría como: Libro del Consejo o Libro de la Comunidad) es una recopilación de varias leyendas de los k’iche’, pueblo de la cultura Maya, libro de gran valor histórico y espiritual.

No es casual que Chávez hiciera este símil de la Constitución de la República con el Popol Vuh. Seguramente ambos legados contienen similitudes y no dudo que entre otras, se trata de la participación protagónica del pueblo, de la transición de la democracia representativa de la IV República a la participativa y sobre todo, deben coincidir en delinear las condiciones para activar de manera justa el poder comunal, es decir, dar el poder al pueblo, que es involucrarlo en la gestión de gobierno. Como dicen, “un Gobierno del pueblo para el pueblo”.

Con esa promesa de “hacer una nueva Constitución” y el cumplimiento de la misma, Hugo Chávez comienza su gobierno en enero de 1999. A pesar que siempre la oposición decía sobre esa Constitución, “la hizo a su medida”, “para sus intereses”.

Pero el tiempo ha pasado y ahora al parecer es el legado más preciado y que muchos interpretan a su modo y conveniencia. Pero sabemos que es pura pantalla, sueñan en volver a la Constitución de 1961.

Es peligroso el juego de la oposición política argumentar que es inconstitucional y fuera de lugar que el presidente Chávez no esté físicamente presente el 10 de enero. Ellos ya declaran que es “falta absoluta”, aun cuando saben que no están en lo cierto. Pero la línea es atacar en ese frente y al unísono. Un intento para calentar la calle. Huele a peligro.

Es penoso, lastimoso y hasta patético, como se escuchan voces agitadoras, animadas por su odio, el mismo de todos estos años, que se escudan en la polarización política, cuando bien saben que es una polarización social. Ellos, habló de los que saquearon el país saben que el gobierno de Chávez contuvo una guerra civil a punto de explotar por la inmensa desigualdad social existente y el deterioro financiero que tenía a la nación en ese entonces en bancarrota, en 1998. Bien lo dijo Chávez; que cuando llegó al poder no tenía ni con que pagar a los empleados públicos. El barril de petróleo llegó ese año a siete dólares. El que quiera que investigue la historia de esa democracia representativa, que fue la verdadera Venezuela de hambre.

De manera que Chávez ha hecho lo propio todos estos años, que es defender la revolución bolivariana que el pueblo le afianzó con su apoyo. Es de tontos creer que 14 años de Gobierno y con elecciones libres y democráticas un sólo hombre podría mantener este modelo político social de inclusión. “La revolución bolivariana tiene su impulso dado y nadie podrá detenerla”, ha dicho Hugo Chávez.

En ese marco y dada las circunstancias de salud que ahora afronta el Presidente y con unas elecciones ganadas cómodamente el pasado 7 de octubre y 20 gobernaciones ganadas el 10 de diciembre pasado, explica por sí solo la fortaleza política gubernamental.

Por ello la oposición no tiene otra salida que atentar contra la Constitución, confundiendo a la ciudadanía sobre la veracidad de dicho instrumento legal y también para avivar la herramienta propagandística y arengar un plan desestabilizador. ¿Por qué no?.

El ataque mediático, nacional y mundial no es casual. Las trincheras más radicales, antichavistas, sin aliento, buscan confundir, para hacer creer que aquí estamos al filo del abismo, sin Gobierno, porque se ha dado inicio al “chavismo sin Chávez”. Un peligroso juego de provocación.

Sobre el 10 de enero próximo, el Vicepresidente Ejecutivo, Nicolás Maduro, recién explicó que ese tan anunciado día “no habrá falta absoluta en la Presidencia de la República”, adelantando la posibilidad que el presidente Hugo Chávez pudiera tomar juramento posterior ante los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.

El otro escenario de ataque se concentró este fin de semana en la Asamblea Nacional. Y un acto común, ya que cada enero se renueva la junta directiva del parlamento, se intentó boicotear. Pero como los diputados bolivarianos están expertos en contraataque informativo y celadas imprevistas, se ratificó en la presidencia a Diosdado Cabello, en las Vicepresidencias a los diputados Darío Vivas y Blanca Ekaout.

Cabello dijo: “Jamás defraudaremos al pueblo” de Venezuela” y juró “lealtad suprema” hacia la Revolución Bolivariana, encabezada por el presidente Hugo Chávez”.

También sirvió este acto en la AN, para contrarrestar rumores sobre la supuesta discordia entre Cabello y Maduro, un ardid político que sirve de propaganda para quebrantar la unidad Psuv.

Mientras, en la MUD algunos aspirantes, se les nota, disputan la batuta a Enrique Capriles, mientras la bancada de AD y Copei, políticos curtidos, prefieren ser precavidos. Le recomendaría a Maduro, que no les haga publicidad gratis y por favor no les responsa a no ser que sea muy necesario, incluye al señor Guillermo Aveledo. “Águila no caza moscas”.

Escarrá al patíbulo opositor

Volviendo a nuestra niña amada, la Constitución Bolivariana de Venezuela. Por fortuna en el país contamos con grandes profesionales del derecho y no tantos expertos constitucionalistas como Herman Escarrá, éste último, a pesar de su distanciamiento con el gobierno chavista, es sin duda un connotado abogado, constitucionalista, de los más creíbles, quien goza de prestigio y fuera miembro de la Asamblea Constituyente del 99, hacedor de la ahora consentida Carta Magna, que de acuerdo a los conocedores de esta materia es una de las más avanzadas del mundo.

En entrevista a Telesur este domingo, (que da jaque mate a todos los fariseos) recordó que “el proceso constituyente de 1999, cuyo objetivo principal fue la redacción de una nueva Constitución, se desarrolló bajo una metodología profundamente democrática que permitió la participación popular en torno a esta Carta Magna”.

Por si fuera poca la aclaratoria dijo: “El mandatario Hugo Chávez Frías es el presidente legítimo de la República, aún cuando no se pueda llevar a cabo el acto de juramentación del cargo, previsto para el 10 de enero.

…“Sería verdaderamente grave que se planteara la revocatoria, por parte de algunos sectores de la sociedad, de la voluntad popular expresada (por el pueblo venezolano) para ratificar al presidente Chávez (en los comicios del 7 de octubre). Él es un presidente reelecto que tiene toda la legitimidad”, explicó.

El doctor Escarrá habló, claro y conciso, duélale a quien le duela.

Indicó además “No cabe el análisis de falta temporal o falta absoluta en este momento, eso forma parte más de la diatriba política que del propio análisis de la aplicación de la norma constitucional”.

Sobre el permiso médico, dijo “fue aprobado por unanimidad en la Asamblea Nacional” y por ende esta autorización es vigente.

Destacó que en Venezuela se está presentando “un hecho sobrevenido”, pero destacó que el mismo no impide que se altere el período constitucional de Gobierno ni que se cree un régimen especial, para que Chávez asuma sus funciones cuando se recupere.

Para quien no entiende, fue bien explicito al decir: “Lo que intento explicar es que los hechos sobrevenidos a que se contrae el articulo 231 de la Constitución, casualmente garantizan la existencia de un período constitucional inalterable y garantiza también un régimen especial para que cuando sea procedente, cuando sea propio, el Presidente pueda asumir totalmente sus funciones”.

Sobre la legitimidad de Nicolás Maduro agrega que durante este período 2013-2019 “el Vicepresidente queda en ejercicio de sus funciones” y destaca que esto sucederá “así el Presidente no esté juramentado, porque se trata de un régimen especial de carácter temporal”.

Así que debo aclarar a los amantes del globo chino y los malos deseos, que según el experto Escarrá este escenario, el que tenemos en este momento, “por supuesto que permite la marcha del Estado, la conducción del Estado, el desarrollo de la actividad de Gobierno, el desarrollo de la actividad político administrativa, que hasta ahora ha marchado como todos los venezolanos lo sabemos y lo estamos viviendo sin ninguna inestabilidad”.

Por último, sentenció: “hay que rechazar con mucha claridad cualquier tesis sobre el vacío de poder porque no existe ningún vacío de poder. Lo que había es una situación sobrevenida que está en el marco de la Constitución y la misma provee su propia ingeniería para resolverla”.

Hasta el atorado (porque se ahoga y confunde hablando) el diputado Ismael García, quien parece no quiere rallarse con ese tema, admite, “aunque no se juramente el 10-E, el Presidente Chávez sigue siendo Presidente”.

Y en su delirio anti todo el diputado Julio Borges dice: “Para nosotros lo importante no es un puesto en la directiva, sino seguir presionando, abrirle los ojos a nuestro pueblo que las decisiones se están tomando en La Habana y ni siquiera por venezolanos, mientras que Cuba sigue ordeñando nuestro petróleo”. Bla, bla, bla, bla.

Las vaguedades verbales se pagan y ya lo decía el rey Salomón: “no hay nada oculto bajo el sol”.

Mentiras de anaquel

Otra falacia y destape de los medios nacionales e internacionales por estos días, es la malintencionada campaña en decir que “el gobierno no informa”. Los medios harto conocidos, los mismos, las grandes transnacionales, agencias medios impresos, portales en Web, radio televisión, etc, replican como loros lo que sale de Venezuela. Pero la realidad es que desde la partida del presidente Chávez, el Gobierno Bolivariano ha emitido casi 27 comunicados oficiales. Sólo que, muchos disociados quieren les pasen un video de la operación y conocer los rostros de quienes intervienen. El morbo metastático.

Quienes hemos vivido las maldades y tramas de una parte de la oposición loca de este país, no debemos sorprendernos de este proceder. Sólo que intentan dar una estocada, para desestabilizar.

Saben que por la vía electoral tampoco han logrado su propósito de volver al poder, todo lo contario, ahora tienen menos que menos.

Por ello la trama es una orquestada internacional con desinformación en contra del actual Ejecutivo, del gobierno en pleno.

El nuevo escenario, sea provisional o no, que se está dando con la ausencia de Chávez por su tratamiento médico, les propicia a presentar ante el mundo “una crisis” virtual en el país-que de paso se adorna con denuncias del desabastecimiento de alimentos, con la temática de la cubanización y muchas otras, que irán desarrollando según el efecto deseado.

La realidad es que no podemos medir con exactitud el impacto de las informaciones negativas que salen en este momento desde Venezuela. Y digo esto, porque incluso me sorprende leer unas supuestas declaraciones de la actual presidente de Brasil, Dilma Rousseff, considerada una de las mujeres más poderosas del mundo, quien según expresara “su preocupación en caso que el presidente Hugo Chávez no pueda asumir su mandato el 10 de enero, y que haya un boicot de los chavistas a unas eventuales elecciones”.

Por suerte, este viernes la agencia estatal brasileña informa que el asesor especial de Asuntos Internacionales de la Presidencia de Brasil, Marco Aurelio García, viajó a Cuba para conocer sobre la salud del presidente venezolano.

¿Con qué se come eso?...bueno, es parte de la campaña mediática referida. Confundir incluso a gobernantes del mundo.

Lo que igual no es trampa

A pesar que los grandes medios de España mantienen un ataque feroz contra el gobierno de Hugo Chávez, que al igual que la CNN ralla en el periodismo amarillista, les refiero esta perla.

Ojo, no lo digo yo, lo dice el diario El País de España, el pasado 4 de enero, en el artículo "La enfermedad de Chávez sorprende a la oposición en un momento débil". Escrito por Ewald Scharfenberg.

Según el corresponsal de ese diario en Caracas la oposición atraviesa un "papel de espectadora" ante el desarrollo de la actual política nacional.

Dice: "la oposición venezolana se mantiene impotente" y afirma que este sector "cuenta con escasos recursos para inclinar la balanza del poder”.

Refiriéndose a la gran derrota electoral recién de la oposición, el diario señala, que en los últimos meses del año la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sufrió dos duros golpes al ser derrotada en las elecciones presidenciales y de gobernadores, "esta no consiguió transformarse en una opción ganadora".

Pero, a pesar de las líneas de consolación en El País, dicen: el presidente Hugo Chávez pudiera no asumir su nuevo mandato ya "se pronostica una derrota histórica para la oposición", cualquiera sea el candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

El diario español asegura que un posible postulante de la MUD, simplemente se convertiría en "cordero para el sacrificio".

El autor no excluye comentar “las ambiciones desatadas” entre los aspirantes de la oposición si hay nuevos comicios”.

Creo que este colega periodista español está leyendo los informes de Schemel, sin duda.

Así, en este ataque desaforado y triste de la mediática nacional e internacional, que aviva la ansiedad opositora ante el real mapa rojo rojito-con el objetivo especial de confundir a la opinión pública nacional y mundial- toca defenderse. Quieren aprovechar la susceptibilidad de la gente, la que obviamente está a flor de piel por el trance que vive nuestro presidente Chávez.

Por ello, la respuesta a tanta intromisión malsana tiene que ser contundente, dándole respuesta por todas las vías. El Tsunami informativo contra el gobierno nacional hay que afrontarlo con respuestas efectivas, con un plan trazado. No a la improvisación. Es oportuno dejar escuchar todas las voces, como lo hace Aporrea, que por algo es tan leída y en el mundo entero, razón por la que artículos explicativos sobre el acontecer del país son necesarios. Hay gente que nos lee desde cualquier nación del mundo y envían correos.

Al compañero ministro Ernesto Villegas lo felicito, ya que ha dado muestras de profesionalismo y temple, pero en este momento la tarea comunicacional es de mucha exigencia y un sólo palo no hace montaña, como dice el dicho. Que se arme un plan estratégico de reacción. Hay que activarse en todo el orden informativo. Algo parecido a la respuesta que dio la gente durante el paro petrolero. Sino estamos en emergencia lo podríamos estar. En este ámbito la tarea no puede quedar supeditada al Vicepresidente, a los ministros, funcionarios del alto gobierno. La ofensiva informativa, debe ser en cada rincón, debe ser popular, en la calle, en las instituciones, con foros, charlas, con apoyo a los movimientos informativos emergentes, con la amplitud de la difusión internacional (contar con el apoyo de la Cancillería) y dar mayor repliegue a Telesur. Una información proactiva y permanente, ampliada y reforzada, que permita revisar los procedimientos y contenidos de los principales medios del gobierno (ABN, VTV, Tves, Vives, Antv, RNV, YVKE, (es decir, todo el sistema nacional de medios públicos). Ampliar el radio de acción de los mismos y sean cónsonos con el mensaje que en este momento es necesario hacer llegar. Se habla de unidad pero hay que practicarla.

En mi humilde opinión creo deben adaptar las programaciones tanto de televisión como de radio, Internet, prensa escrita, otros, para adecuarlas a este momento. Disponer de programas combativos y aleccionadores. Aprovechar los horarios exclusivos para informar no sólo noticias y analistas, sino que es necesario el debate, además incluir a la gente, no siempre los mismos voceros. No deben quedarse sólo en las cuñas de propaganda y documentales antañones, al menos no por ahora. Hay que adecuar ese contenido de los medios informativos del gobierno a las líneas que políticamente manejan los poderes, especialmente, Ejecutivo y Legislativo, Psuv, siempre en torno a la veracidad. Esta campaña no se amilana sólo con listas de apoyo, tiene que trascenderse en la acción. Y a ese anhelo de Hugo Chávez, el de tener un verdadero sistema de medios públicos, (que fue una petición puntual), que estuviera interrelacionado y coordinado en forma efectiva, que sea combatiente, Ernesto, este es el momento para comenzar, para luego es tarde.

Esta es otra circunstancia. Y si de algo sabe el presidente Hugo Chávez, de manera genial, es comunicar, informar y aunque mucho se a hecho en ese sentido, porque es inmenso el aval de los medios de comunicación logrados por el gobierno nacional, aun la capacidad de respuesta a ataques tan poderosos como el que hemos tenido por estos días y vamos a tener, la respuesta sigue siendo débil.

Un ejemplo notable ha sido Cuba, que con menos recursos que los nuestros, por ejemplo, cuenta con una agencia de noticias, Prensa Latina, de más de 50 años y mantiene corresponsales en el mundo entero, lo cual le permite filtrar su información de manera importante y ni hablar del diario Granma.

Así que es cuestión de romper el estilo burocrático de los medios del gobierno. Hay que informar en forma oportuna y veraz, pero aprovechando el arsenal de recursos, técnicos y humanos que hemos logrado. Hay que adecuarse informativamente al contraataque. Dejar la improvisación y planificar.



La niña Constitución, el librito azul, la hija predilecta de Hugo Chávez, a pesar de la candidez de su edad es sabia. No dudemos en aplicar esa sabiduría que se erige lozana y justiciera, para construir un país más igualitario en lo social, en lo político y en lo económico.



Periodista-internacionalista
[email protected]
[email protected]


Artículos de la Constitución:

Artículo 231. El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Artículo 233 – Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional, el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato.

Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional.

Si la falta absoluta del Presidente se produce durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva.

En los casos anteriores, el nuevo Presidente o Presidenta completará el período constitucional correspondiente.

Si la falta absoluta se produce durante los últimos dos años del período constitucional, el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva asumirá la Presidencia de la República hasta completar dicho período.

Artículo 234 – Las faltas temporales del Presidente o Presidenta de la República serán suplidas por el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva hasta por noventa días, prorrogables por decisión de la Asamblea Nacional por noventa días más.

Si una falta temporal se prolonga por más de noventa días consecutivos, la Asamblea Nacional decidirá por mayoría de sus integrantes si debe considerarse que hay falta absoluta

Artículo 235. La ausencia del territorio nacional por parte del Presidente o Presidenta de la República requiere autorización de la Asamblea Nacional o de la Comisión Delegada, cuando se prolongue por un lapso superior a cinco días consecutivos.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1763 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /medios/a157099.htmlCUS