Globovisión los tiene locos

Creo que el peor error cometido por la revolución Bolivariana de Venezuela es haber permitido que la señal de globovisión se haya mantenido al aire durante todos estos años. El daño que ese canal, y todos sus accionostas, productores, editores, periodistas, locutores y conductores de programas, etc., les han hecho a sus televidentes, al gobierno revolucionario y en general al pueblo de la República Bolivariana de Venezuela, es incalculable. Ese canal se encarga de atacar, desprestigiar, vilipendiar, tergiversar, crear matrices de opinión falsas y lo hace sin descanso, ofendiendo, calumniando, agrediendo de forma despiadada a todos los miembros del gobierno, a todas las obras del gobierno y a todos los Chavistas en general.

Estas afirmaciones las hago basándome en los testimonios de algunos familiares y muchísimos conocidos, que como canal de información ven asiduamente la programación de globovisión. Créanme, la disociación psicótica generada en ellos, es imposible de cambiar. Por más que con pruebas contundentes se les demuestre lo contrario, por más que con todo el amor y la paciencia posible, se les explique la verdad verdadera, e incluso por más que se beneficien de forma directa de los logros de esta revolución, algunos hasta recibiendo gratuitamente medicamentos de alto costo, entre otros beneficios, No hay manera que entiendan, No hay forma de hacerlos entrar en razón , porque después de conversar vuelven a ver y a creer la falsedad de globovisión. Con el agravante que ese canal no rectifica, no desmiente ninguna de las barbaridades que inventan simplemente cuando se les desmonta una mentira, se hacen los locos e inmediatamente inventan otra.

Después del golpe de abril del 2002 y del paro petrolero del 2003, se les absolvió y se les permitió que continuaran su labor de tratar de destruir el proceso revolucionario creado y liderado por nuestro Gigante Hugo Rafael Chávez Frías. Cuanto mal le desearon y le hicieron a nuestro amado Chávez, prestandose para mal ponerlo ante la nación y ante el mundo. Por esto ninguno de los dueños de ese canal, ni ninguno de sus periodistas, merece consideración ni perdón, ni más oportunidades, todo lo contrario se les debe aplicar todo el peso de la ley, por los innumerables delitos que han cometido en nombre de la libertad de expresión.

Estoy segura que de no existir globovisión, la cantidad de disociados, de enfermos de odio sin razón en contra de nuestro eterno Comandante Chávez y de opositores en general, sería muchísimo menor. Porque el resto de los canales privados transmiten su veneno en algunos segmentos de sus noticieros y algunos programas, pero glovovisión lo hace durante las 24 horas de todos los días de la semana, es decir de forma continua, no dan tregua entre un programa y otro, no reconociendo jamás ni siquiera una obra ejecutada por el Gobierno Bolivariano, o una medida tomada para favorecer al pueblo. Nada absolutamente nada, para ellos todo es malo y así lo difunden.

De ser verdad, que globovisión fue vendido, es algo así como cuando un malandro le vende un arma a otro malandro o a otra persona para librarse de la prueba del delito. A mi juicio es tan culpable el choro que vende el arma, como el que la compra sabiendo que esta incursa en problemas con la justicia y la ley.


¡ NO MÁS CONCESIÓN PARA GLOBOVISION !

¡ NO MÁS IMPUNIDAD !



[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1488 veces.