¿Cuánto de ratón tenemos los venezolanos?

El título se deriva de la fábula sobre el flautista de Hamelin, en donde se narra que un flautista salvó un pueblo de un enjambre de ratones ahogandolos en un rio al cual los llevó mediante el sonido mágico de una flauta y que al no recibir su paga, hizo lo mismo con los niños del pueblo y sólo se salvaron un niño cojo, uno sordo y uno ciego. En principio esta ficción no tiene nada que ver con la realidad de Venezuela, pero es imposible no ver la grotesca forma de actuar de algunos grupos de personas ante lo dicho por ciertos personajes, que no tiene explicación lógica y sólo se puede entender entender en el terreno de la ficción.

-Recientemente el diario Tal Cual publicó como nueva una vieja foto sin ninguna relación con el desfile del 24 de Junio, con el fin de desprestigiar a la FANB, ante la publicación, salieron por todos los medios un enjambre de seres, similares a ratones en trance, a emitir insultos, descalificaciones y ofensas hacia el gobierno, las cuales debieron tragarse, junto a el ridículo que hicieron, al surgir la verdad de los hechos.

-Cuando un irresponsable dijo que en un CDI había ocultas unas cajas con comprobantes de votos, un tropel de roedores salió a destruir estos locales aún cuando era una afirmación absurda y en estos sitios se favorece a la salud de la gente.

- Despues del 14A el sr. Capriles djo que le habían robado la elección y que en las cajas no auditadas (46%) estaban los votos, auditadas estas cajas cambió a los votos asistidos como la causa del robo, rebatido esta tontería, tornó a decir que las amenazas a sus testigos fue para realizar el robo, al no tener sustento este ridículo argumento pasó al supuesto voto de los muertos, luego al cuaderno de votación y a la lectora de huellas digitales, a cuya auditoría, despues de solicitarla, no se presentaron.Sorprendentemente a pesar de la evidente irresponsabilidad y falta de honestidad en estas actuaciones, una multitud de ratones-zombies aplauden y vociferan ante las volteretas de su flautista.

-Con el fin seguramente de esparcir suciedad, un seguidor del flautista regó la especie que el Presidente Maduro se había referido a la personas con sindrome de Down como "mong...", e inmediatamente la muchedumbre de roedores abducidos se apresuraron a emitir sus consabidos chillidos de agresión que sólo les sirve para canalizar su odio y su frustración.

Sólo quisiera que de esta dolorosa realidad no se vayan a salvar los cojos, sordos y ciegos, sino que se prenda una luz que ilumine la mente de estas masas y se recupere la cordura, la conciencia y la noción de pertenecer a este país que nos necesita a todos trabajando por el bien común.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 946 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /medios/a169008.htmlCUS