Libertad de Expresión y Medios de Comunicación desde nuestro enfoque constitucional

Ciertamente el artículo 57 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela consagra el derecho a la libertad de expresión. Desde 1999 este derecho es ejercido por millones de ciudadanos sin distingo de clase social gracias a la revolución emprendida por el Comandante Hugo Chávez.

Fue justamente durante la Cuarta República cuando ocurría todo lo contrario, ya que eran los sectores empresariales, banqueros y terratenientes quienes de manera exclusiva gozaban del privilegio de manifestar sus opiniones sin limitaciones de ninguna especie, sobre todo valiéndose de prensa, radio y televisión mientras que la clase popular permanecía invisible, muda y excluida del entorno comunicacional.

Chávez democratizó la libertad de expresión en Venezuela y la convirtió en un derecho policlasista, es decir, accesible para personas de todos los estratos sociales, como nunca antes había acontecido en nuestra historia. En esta nueva etapa republicana, fue el canal Venezolana de Televisión el que vivió el infortunio de un violento cierre temporal durante el golpe fascista de abril de 2002.

Felizmente restituida la democracia bolivariana, pueblo y gobierno revolucionario han seguido promoviendo el crecimiento de medios alternativos y comunitarios para fortalecer la conciencia de hombres y mujeres patriotas que hoy se expresan con voz propia y defienden sus conquistas sociales.

Cuando ex empleados de una empresa privada de televisión (antigua promotora de la desestabilización política) afirman que el Gobierno Nacional les ha impuesto un cambio de programación, ocultan que en verdad la transformación de los contenidos obedece a las directrices de los nuevos dueños, dicho de otro modo, el hecho se debe estrictamente a un negocio mercantil (venta) entre capitalistas.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1238 veces.