Afirmó su presidenta Isaly Matheus

Consejo Superior de la UNA detecta irregularidades en gestión financiera rectoral

Credito: academico.una.edu.ve

  18 de noviembre de 2012.-Entre las irregularidades encontradas destacan el retiro de los anexos de los estados financieros de los últimos tres años y la solicitud de la UNA a Inverunión Banco Comercial del retiro de dinero disponible en la cuenta corriente de la universidad para el pago de nómina de la casa de estudios al personal académico, administrativo y obrero, en el año 2009.

En el Salón Laura Boyer de la Universidad Nacional Abierta (UNA), la presidenta del Consejo Superior de esta casa de estudios, Prof. Isaly Matheus, informó que este órgano contralor, legislador y de seguimiento a las políticas de los planes del presupuesto de la UNA, ha detectado irregularidades en la memoria y cuenta 2009,2010,2011 presuntamente cometidas por las autoridades rectorales unistas, lo cual servirá para iniciar la transformación universitaria.

Entre las irregularidades encontradas destacan el retiro de los anexos de los estados financieros de los últimos tres años y la solicitud de la UNA a Inverunión Banco Comercial del retiro de dinero disponible en la cuenta corriente de la universidad para el pago de nómina de la casa de estudios al personal académico, administrativo y obrero, en el año 2009.

La máxima autoridad del Consejo Superior, manifestó que en el 2009 cuando asumieron el órgano les tocó revisar la memoria y cuenta encontrando inconsistencias en retenciones a nóminas del Seguro Social, la Ley de Política Habitacional (LPH), y la presentación de proyectos que fueron inconclusos y se ejecutaron como culminados.



Matheus, aclaró que esta universidad a diferencia de otros recintos universitarios divide la administración, gestión y control en cuerpos colegiados como lo son el Consejo Directivo y Superior, este último conformado por 16 representantes, entre los cuales se cuentan tres profesores asignados por el claustro, dos representantes estudiantiles, tres representantes académicos, entre otros.



También, señaló que otras irregularidades son la repartición de recursos del Estado que estaban asignados a la Fundación del Fondo de Jubilados y Pensionados de la UNA, por parte de las autoridades rectorales que gestionan y administran la casa de estudios y los estados financieros no estaban claramente detallados.

Acentuó que el Consejo Superior cumple a cabalidad las funciones que le corresponden y no violan los parámetros constitucionales y que la UNA es una institución que recibe recursos del Estado, por lo tanto, explicó Matheus, cada año debe rendir cuentas a los organismos destacados en la materia.

Manifestó que las rendiciones de cuentas por parte de las autoridades rectorales de la UNA han sido presentadas de manera extemporánea.



Isaly Matheus, expresó que la situación que enfrenta la UNA es una inflexión para la movilización como comunidad universitaria, que permita el relanzamiento como institución interna y externamente para lograr la atención de los estudiantes y que cada quien cumpla sus funciones cumpliendo con las tareas y labores diarias.



Invitó a las personas a integrarse y organizarse protagonicamente en la gestión, administración y control social hacia los recursos públicos.



La profesora Matheus, aclaró que quien habla de intervención es el rector de la Universidad nacional Abierta (UNA), Manuel Castro Pereira, y que el Consejo Superior descarta esta vía constitucional.



Resaltó que cada año se inscriben más estudiantes en la universidad, por ser una institución pública al servicio del Pueblo con 35 años en el país.



Hizo un llamado a solucionar el horario de contingencia de 2:00 pm a 4:00 pm, lo que ha traído como consecuencia la no atención de los estudiantes y que se administre un solo semestre por año y las autoridades rectorales reciben recursos para administrar dos.



Por último, reseñó que esperan un desenlace satisfactorio por parte del Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior (MPPPEU) a través del CNU para ofrecer una universidad movilizada, activa y participativa en la dinámica del día a día porque es tarea obligada del Consejo Superior velar por el funcionamiento de la UNA.



UNA/CS/RF

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5961 veces.

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas