La gestión de riesgo en el marco de la Gran Misión Vivienda

Otro de las aciertos de nuestro gobierno revolucionario es la Gran Misión Vivienda que tiene como objetivo o misión específica la vida, vivir viviendo, satisfacer las necesidades para la vida, para la vida plena” y que miembros de la MUD en declaraciones infelices y desangeladas de manera agorera manifiestan ser “una estafa y un fracaso” queriendo descalificar (objetivo que no logran) el esfuerzo de mi comandante Chávez en función del buen vivir de todos y cada uno de los Venezolanos.

  En anteriores artículos enviados  y como estudiante de la carrera de la Licenciatura en Administración de Desastres en la ilustre Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Núcleo Mérida, no puedo ocultar mi preocupación en lo conducente a la preparación que como ciudadanos habitantes de este hermoso territorio debemos tener en lo que a gestión de riesgos se refiere, manifiesto esto motivado a que en los desarrollos habitacionales  entregados en el marco de esta gran misión y que en su mayoría los beneficiarios vienen de diferentes eventos adversos sucedidos recientemente por lo que es necesario y perentorio capacitar a todas estas comunidades en esta materia con el objetivo primordial de que tengan conciencia de cómo actuar antes (para mí el hoy) durante y después de un desastre o emergencia, es decir cómo aplicar el ciclo del desastre que se desarrolla de la siguiente manera:

Antes: Es la fase previa al desastre que involucra actividades que corresponden a las etapas de: Prevención, mitigación, preparación y alerta. Con ello se busca: · Prevenir para evitar que ocurran daños mayores en el impacto del desastre. · Mitigar para aminorar el impacto del mismo, ya que algunas veces no es posible evitar su ocurrencia. · Preparar para organizar y planificar las acciones de respuesta · Alertar para notificar formalmente la presencia inminente de un peligro.

Durante: En esta fase se ejecutan las actividades de respuesta durante el período de emergencia o inmediatamente después de ocurrido el evento.

Después: A esta fase le corresponde todas aquellas actividades que se realizan con posterioridad al desastre. En general se orientan al proceso de recuperación a mediano y largo plazo. Esta fase se divide en rehabilitación y reconstrucción.

En este sentido es necesario que las comunidades elaboren sus propios planes de mitigación y sus propios planes de emergencia que parten del conocimiento de las amenazas que se encuentra en el entorno de sus nuevas aéreas residenciales, posteriormente evaluar cual es el grado de la vulnerabilidad existente y de esta manera determinar y categorizar  sus riesgos.

En Venezuela están dadas las condiciones para que esta capacitación hacia las nuevas comunidades beneficiarias de la gran Misión Vivienda sea un hecho, dado a que actualmente hay personas que desde el punto de vista académico nos estamos preparando en esta área, además de la existencia de  Protección Civil y que deberían ser integrados en este hermosa misión como capacitadores de los habitantes de estos nuevos complejos habitacionales , pues no es solo asegurarles un techo y sus enseres, la educación , transporte, atención médica,. Entre otros; también es necesario educarlos en lo referente a la Gestión Social del Riesgo y que manejen este tema como una herramienta eficaz y eficiente en su autoprotección. Esto, marcaría una gran diferencia entre la vida y la muerte al momento de presentarse una eventualidad adversa llámese Emergencia o desastre, pues no hay nada más favorable para afrentar un evento socionatural que el conocimiento de cómo actuar ante la ocurrencia del mismo.

(*)Estudiante de la Licenciatura en Administración de Desastres UNEFA/NÚCLEO MÉRIDA

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3815 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /misiones/a139623.htmlCUS