La más hermosa Misión

Es reiteración de mi parte decir lo que es sabido por muchos, una de las misiones más hermosas del gobierno revolucionario que lidera el comandante Hugo Chávez Frías, es la Misión Barrio Adentro, y es una de las más atacadas por esa caterva de antipatrias que pululan cada vez menos en nuestra querida Venezuela.

Estos ataques tienen su razón de ser, en un mundo signado por el dinero, los médicos venezolanos formados con la concepción neoliberal de la medicina, vieron sus ingresos mermados y su figura, otrora sacralizada, descender en caída libre al nivel profano de otras profesiones, cuando se instauró esta misión. En Venezuela, en épocas pasadas, los médicos eran vistos como una especie olímpica a la cual había que rendirle una pleitesía rayana en la adoración. Cuando en una familia había un médico, ésta era vista por el resto de la sociedad como privilegiada, muy por encima de los humildes mortales que tenían un profesor o un mecánico en sus filas.

A un médico no se le podía preguntar mucho, había que ser “paciente”, aún cuando esto conllevara ser tratado como un subnormal y en el caso de las personas ancianas, casi como un orate; en este último ejemplo, estoy seguro de cada persona que tiene un anciano en su familia, sabe de lo que estoy hablando, con decirle “viejito” y pensar que por su edad, un anciano no piensa o razona bien, era y es la opinión de algunos médicos de antaño y de ahora.

La acumulación de dinero hacía el resto, conseguir un médico que no viviera en la opulencia era extremadamente difícil, y no hablo de vivir decentemente, hablo de viajes todos los años al exterior y de tener casonas muy grandes y muchos carros en el garaje; más de uno dirá que eso es muy merecido porque para eso han estudiado, pero se les olvida que primero: la mayoría de la medicina que se estudia en Venezuela la financia el estado, segundo: el estado no regía la ganancia de este gremio, y así, a la vez que trabajaban para el estado, estaban montando un consultorio privado, a veces con insumos de los hospitales públicos, cabalgando horarios y cobrándoles a los pacientes sumas estrafalarias, todo en connivencia con un laboratorio, al cual mandaban a hacer todos los exámenes, incluyendo los que no necesitaba el paciente. Esto es por encimita, los privilegios de una profesión, que como la del clero, fue divinizada en Venezuela.

Afortunadamente con la llegada de los primeros médicos cubanos al país, esta situación giró 180º y ahora es posible contar con los Consultorios de Atención Primaria en casi cada barrio y con los Centros de Diagnóstico Integral en toda ciudad importante de Venezuela.

Fue el 16 de abril de 2003 que llegaron 53 médicos antillanos al municipio Libertador, en la capital de la república, y allí se inició  una revolución de los servicios de salud, en el estado Bolívar empezó  el 23 de octubre de ese mismo año, con la incorporación de 150 médicos generales integrales en los municipios Caroní, Sucre, Heres y Cedeño, se crearon los novedosos Consultorios Médicos Populares, en locales adaptados y donados por la comunidad. El 5 de abril de 2004 es fundada la primera clínica estomatológica en la parroquia Dalla Costa. También se introdujo la consulta oftalmológica, en el municipio Padre Chien se creó la Óptica nº 1, ya en el 2005, el 30 de mayo, es inaugurado el primer Centro Médico de Diagnóstico Integral en el municipio Heres y ese mismo año la primera Sala de Rehabilitación Integral en la parroquia Marhuanta.

Pero esto no quedó aquí, el 1º de octubre de 2007 se inauguró  el primer Centro de Alta Tecnología, algo novedoso para la mayoría de la población, que se le hacía cuesta arriba pagar una resonancia o una tomografía.

En la fecha actual se cuenta en el estado Bolívar con 334 Consultorios Médicos Populares, 3 Centros de Alta Tecnología, 93 Clínicas Estomatológicas, 30 Ópticas, 30 Salas de Rehabilitación Integral, 30 Centros Médicos de Diagnóstico Integrales y 1 Centro Oftalmológico.

La Misión Milagro se inició en el 2005, pesquisando problemas oftalmológicos en personas de escasos recursos, para los cuales acceder a una consulta o a una operación de la vista, era prohibitivo, primeramente se mandaban a operar en Cuba, luego se empezaron a realizar en el centro de Oftalmología, donde se erradicaban los dos más comunes problemas visuales, cataratas y pterigium.

En julio de 2008 se habilita la Misión José Gregorio Hernández, la cual garantiza la atención de pacientes con discapacidad físico-motora, auditiva, visual, visceral y mental. En abril de 2010 se inicia en nuestro estado la Misión Niño Jesús, encaminada a disminuir la morbi-mortalidad de recién nacidos, lactantes, gestantes y puérperas.

En el año 2011, en la Misión Barrio Adentro I, se prestaron servicios de consulta, atención al niño, la gestante y la puérpera; atención al adulto mayor; atención a los pacientes con ECNT; atención a los pacientes con enfermedades trasmisibles; se hicieron programas de pesquisa neonatal y programas de vacunación. La población a la cual se le prestó  atención primaria fue de 865.809 habitantes.

En la parte de oftalmología se hicieron consultas de optometría y óptica y se entregaron lentes; el total de pacientes atendidos ascendió  a 394.525 y se entregaron 55.636 lentes adaptados. Se hicieron en este año 2011, en odontología 861.596 consultas, repartidas en obturaciones, exodoncias, pulpotomías y aplicaciones de flúor.

La Misión Barrio Adentro II, presta servicios de: terapia intensiva, hospitalización, cirugía, endoscopia, ultrasonografía, radiografía, laboratorio clínico, oftalmología, ortopedia y traumatología. Esto se traduce, en el 2011, en 812.524 atenciones en guardia, 36.361 consultas externas, 9.459 ingresos, 4.235 operaciones, 2.082 vidas salvadas, 14.649 servicios de endoscopia y 149.636 ultrasonografías.

Las salas de Rehabilitación Integral marcan un antes y un después de la atención médica en Venezuela, el concepto de fisiatría era desconocido por un altísimo porcentaje de venezolanos que iban con su cruz a cuestas en tanto problemas reumáticos o a consecuencia de accidentes, ahora cuenta con servicios de fisiatría, terapia ocupacional, defectología, hidroterapia, masajes e infrarrojos, electroterapia, gimnasia del adulto, gimnasia del niño y psicoprofilaxis en el embarazo.

Los números hablan por sí solos, 3.243.199 atenciones en gimnasia para adultos, 1.003.960 sesiones de electroterapia, 812.009 terapias ocupacionales, 428.502 atenciones en medicina natural tradicional, todo esto resultados del año 2011.

En la Misión Milagro los servicios son: cirugía de pterigium, cirugía de cataratas, láser de retinopatía diabética, láser de glaucoma y láser de catarata, las cifras lo dicen todo: 5.111 intervenciones quirúrgicas, discriminadas en 897 de cataratas, 3.410 de pterigium, 37 de glaucoma, 767 de cataratas y 706 casos de visión recuperada en los dos ojos.

Pero aún hay más, con la graduación de 393 médicos integrales comunitarios sólo en el estado Bolívar, el 19 de marzo próximo, se ve la gestión de la Misión Barrio Adentro y la pertinencia de contribuir al sostenimiento de la que llamo la más hermosa misión que se hace actualmente en Venezuela.

Estas cifras conllevan un sacrificio de muchísimas personas, cubanas y venezolanas, quienes creen que la medicina es una de las profesiones más nobles del mundo y la esencia de ella es contribuir a la salud de la humanidad, y en función de eso, son estos notables resultados, que deberían ser conocidos por todos, quizás así cambie el concepto errado de muchas personas, cegadas tal vez por una apátrida oposición que hace mucho tiempo perdió el rumbo.

Me gustaría terminar con un pensamiento que engloba esta misión, pertenece al Comandante Ernesto Guevara de la Serna: “Todos y cada uno de nosotros paga puntualmente su cuota de sacrificio consciente de recibir el premio en la satisfacción del deber cumplido, conscientes de avanzar con todos hacia el Hombre Nuevo que se vislumbra en el horizonte”.

Periodista

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3246 veces.

Bernardo Hernández M.*


Visite el perfil de Bernardo Hernández Muñoz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.