Desde Guayana

La Misión Vivienda en Puerto Ordaz no camina

La Misión Vivienda en Puerto Ordaz no transita los caminos trazados por el gobierno nacional. Esta es una de las Misiones banderas de este gobierno; debería estar implementándose milimétricamente  con precisión. No permitir errores, corruptelas, vacíos procedimentales por parte de esos organismos  para ponerlos en practica en algunas regiones, como la CVG, que producto de la carga tecnocrática   que los aprisiona; cualquier proyecto o Misión que los pongan a liderar los lanzan por la borda y terminan naufragándolo y eso no es para alarmar a nadie, pues todavía siguen atados a los viejos esquemas cuartorepublicanos y cualquiera que entra allí son devorados por esas fauces burocráticas demoledoras.

En momentos que nos acercamos a un lance electoral de la importancia del 07/10, deberíamos de hilar fino, con mucho cuidado, pues nos estamos jugando nuestro futuro y  el de las generaciones venideras. Con aquellas obras donde están represados los votos cautivos del chavismo. Son tres los proyectos urbanísticos que no han visto luz aquí en Puerto Ordaz. Uno de ellos son los de Villa Aponwao, ubicado en Toro Muerto de la parroquia Universidad. Inicio sus trabajos por allá en el 2004; con un proyecto para la construcción  de 17 edificios, cada uno  con 16 apartamentos, de ellos  5 edificios están levantados, dos pintados y tres sin pintar. Los demás son edificios y estructuras. Los edificios  se encuentran abandonados; expuestos  a que  los menesterosos de siempre, que no dan tregua en eso de desvalijarlos. No hay ninguna valla que arrojen mayores detalles. El consorcio supuestamente responsable es Comprosur. Desapareció.

Otra de las obras que permanece paralizada son  los 420 apartamentos ubicados a  un lado de la avenida Atlántico. Iniciaron los trabajos en el 2007 y los suspendieron en el 2009,  el proyecto  comprendía 21 edificios de 20 apartamentos cada  uno. Fue iniciado por el Estado bajo la tutela de la CVG, con un presupuesto de  Bs. 95.000.000.000,00 de los viejos; solo 6 edificios fueron levantados; tres con las bases; pero 20 apartamentos fueron terminados, pero no entregados. Al final fueron desvalijados. No hubo supervisión. Nadie da explicaciones, ni los reales alcanzaron. La cosa fue que la CVG  se pintó de colores y dejo aquello a la deriva.

Otro proyecto que no vio luz al final del túnel fueron las 700  casas de Rio Negro; en la parroquia Unare. Le dieron luz verde  al proyecto con un presupuesto de 48.400.000.000,00; también con la supervisión de la CVG; que no llego hacerla; falto voluntad política. Lleva 4 años paralizada. La constructora responsable esta residenciada en Caracas; habiendo aquí en la zona constructoras que bien pudieron  hacerse cargo de la obra. Ahora nadie responde; por todas partes levantan  una pared de obstáculos. Quien le pone el cascabel al gato.


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4076 veces.