Las misiones sociales en Venezuela:

Neocristianismo contra Neoliberalismo

Las misiones sociales en Venezuela, más allá de lo constitucional

Las misiones sociales, como novedosas formas de hacer políticas públicas efectivas y,  llenas de la Fe  creciente del Pueblo,  ¡porque eso son! 

Aristotélicamente, una categoría general, que capto una forma de hacer políticas públicas populares, in crescendo, eficientemente concretas con números, modos y figuras, recordemos, que antes, durante la llamada cuarta República en Venezuela, la privatización excluyente  era la regla, regla del modelo fracasado de la economía política  neoliberal. Donde solo los desposeídos morían explotados,  pagándole a los dueños de los monopolios económicos; banqueros-políticos-empresarios, las estafas espirituales y económicas.

Misiones Sociales en Venezuela, ¡El Neocristianismo!

Para rabieta de pocos, y bienestar de mayorías y, no un “call duty” sionista que pretenden eventualmente avecinar al contradecir un mandamiento cristiano, el 10mo. “No codiciaras los bienes ajenos”

Sin avaricia, comparte con el prójimo, sin aprovecharte de él.  –Agrego- 

Las políticas concretas de las misiones venezolanas, -sus gestiones- son más allá de la política, y de la teología,  cosa, que es casi imposible, porque son espléndidamente incluyentes, efectivamente acertadas.  Su empoderamiento es popula,r porque necesariamente surgen del diagnostico de las bases populares, de entrada al gobierno con Hugo Chávez, ante el excluyente y corrupto desgaste institucional nacional encontrado.

Son estrategias de gestiones didácticas implementadas en creciente eficacia, como acciones docentes universitarias, de praxis extensiva, con pedagogía crítica  emergente nacional, pues,  las misiones desde su implementación  están evolucionando,  tratando de descolonizar la educación  deficiente y dependiente  del modelo capitalista de Estado y, actualmente agregando investigación para la inédita tecnología administrativa del moderno  Estado socialista en Venezuela, para logran acorto y largo plazo la integración del promulgado Estado Docente. Y en ello van aparejadas diversas acciones llenas de voluntades hacia el Estado Comunal Socialista.

De la diversidad cultural socialista; su ética y estética contemporánea.

Las misiones sociales y  su pedagogía crítica  emergente, que le subsume en sus  diversos ámbitos

Para deslindarnos de una forma de educación dependiente, desactualizada con la modernidad, a  la medida de los colonizadores idolatras del dinero.

“El Príncipe” de Nicolás Maquiavelo mal interpretado, desde la mistificación narcisista del positivista saber y su filosofía con sus métodos y, objetivos nada humanistas  -se le reconoce al positivismo su progreso, pero precedido de ideologías fascistas—no resulta actualmente- , el mundo en crisis social, producto de especulaciones neoliberales, está buscando  la justicia social a través del reino de “Dios” concreto en la tierra, -por no decir ideas con hechos concretos socialistas-.

Ver  la crisis económica y sus consecuencias sociales mundiales en Europa, las cruentas guerras e injusticias, para dar prueba de ello.

Surge una pedagogía crítica emergente liberadora,  contra una pedagogía  financiera 

Las misiones, son extensibles para Europa y el resto del mundo también, pueden emularlas, el derecho de autor es socialistamente incluyente

Las misiones;  son tan, pero tan, pertinentes actualmente en Venezuela, que la  oposición al gobierno de Hugo Chávez  las quiere para ellas en lo concreto e intelectual. Un éxito de la revolución venezolana

Y eso que aportan  una “aborrecida pedagogía crítica”

No por ello acientíficas, amorales, disfuncionales, todo lo contrario enriquecidas en la Fe moderna; “de ética inherente a lo humano” de evolución, investigación técnica científica y filosóficamente cristianas por  la filosofía socialista autóctona que las anima; distributivas, asociativas, y conmutativas, como  “el deber ser”  de la visión del humanismo-cristiano, es su nato y neto carácter justiciero social.

Que se destine tanto dinero a ellas, “regalando dinero” como aducen los oposicionistas, las cuestionan, pues creen que su dinero. Sean cristianos, practiquen “los diez mandamientos”. Lean, en la sagrada Biblia,  Pentecostés, o la Paciencia de Job.

Las destacadas misiones, algunas en algo han  fallado, cierto  ¿Qué es perfecto inmediato en lo concreto social, y cargado de tanta subjetividad? Pero, actuales y futuras generaciones del pueblo trabajador,  con sus  graduandos, se incorporan en cuerpo y conciencia a su función perfectible.

Es  deber cumplir también con ellas, inicialmente avanzan  y  se dirigen al éxito mundial, ¿que no lo es desde sus inicios? y más en lo socio político, y económico. Evolucionan, cambiando a mejor eficiencia efectiva, y eso no satisface al sionismo mundial, que ve en ellas una amenaza al capital del neoliberalismo.

Toda Venezuela, es así, misión del deber, consagradas y benditas misiones, que están bajo  su cielo, eficientes siempre seas con el pueblo, que no dejara  de defenderte y desarrollarte al caminar por la academia, y librarte de tus detractores. Danos siempre tus servicios desde la ciencia su método y su filosofía.

La ciencia es poder, y precedida de ideologías cristianas, hoy denominadas socialistas, suplen afectuosos beneficios a la sociedad que les dinamiza. Y que no  se pierdan nunca  en la confusión e indolencia, amen

Misioneras del Cristo redentor

Misiones, donde el ejemplo cubano se contagia,  en acciones que conjugan teoría y praxis, son renovada institucionalidad, el poderío del pueblo que las usa, del pueblo que les debe cumplidos, que ha ido mostrando la factibilidad de la autogestión latinoamericana-venezolana, en cuanto a la docencia para el adelanto de la justicia social, acciones con conocimientos, o viceversa, pues contienen autores europeos como; I. Kant, y a D. Hume, por, lo de que nada se aprende si la experiencia no es primero, o viceversa, respectivamente.

Son  misioneras fraternas, casi que apostólicas venezolanas, símbolos de la praxis cristiana, y, es Hugo Chávez,   su iniciador político,  fiel interlocutor designado, parece, que estelar, en el argot político. Misiones donde todo el pueblo es invitado y, es bien recibido, las misiones, donde se admiten a TODOS los ciudadanos y los que no. Y, si algo falla, se conversa comunitariamente para arreglarlo.

Nuestro filosofo nacional; Simón Rodríguez les sintetizo en su “enseña y tendrás quien haga y educa y tendrás quien diga”, el leyó los autores antes señalados  

Las misiones, son tan redentoras, como hasta económicas, devienen como gasto público distribuido en gasto creciente social, que nos los descuentan de nuestro PIB; derecho adquirido  de la renta petrolera, redentoras, que hasta la dialéctica se suprime a ellas, solo hay que alimentarlas siempre más y más, con la eficiencia operativa y administrativa y,  ahora,  hacia el rango constitucional que se merecen, debido a su objeto jurídico de atención en materia de Derechos Humanos.

Las misiones son nuestro derecho, también tenemos deberes con ellas  y, con todo el  constructo socialista en ciernes.

Aportando dialéctica constructiva, fuera de las oposiciones diabólicas, pues las misiones son primero concebidas  por el evangelio cristiano -desde su génesis como ejemplo, me refiero-   para y con el trabajo profesional de calidad en lo científico, la honestidad, el rigor laboral y la disciplina, voluntades y conocimientos, como criticas que sumen a la eficiencia que todos queremos,  pues de uno u otro modo  pertenecemos a ellas,  por lo menos a una y, la realidad total que como sociedad nos subsume en sus variados ámbitos.

Se constitucionalizan por su carácter ya legitimo

Sí, que bien, pues si algún instrumento jurídico político  está más consultado, y fundamentado en la garantía de los derechos humanos, es éste, y  goza de aprobación por el pueblo oposicionista y chavista, que concurre a ellas, fenómeno político son las misiones, de manera tal, que son originarias por ende legitimas, y su inclusión como sucederá en las letras constitucionales solo será cuestión de complementar el  formalismo de una filosofía del “derecho socialista ”que ahora empieza a aparecer  inédita en lo concreto actual al estilo creativo. La práctica perfecciona evolutivamente a la teoría y viceversa.

Así, el avance en la filosofía del derecho socialista se vislumbra efectivo, ya  empieza a dejar de ser cosa abstracta y difusa, convirtiéndose a letra viva constitucional, con hechos concretos eficientes, pues ya el mandado está hecho.

Mostrando la  Fe,  a través  de  los  hechos.

El neocristianismo  en  Venezuela  contra el  neoliberalismo del resto del mundo

[email protected]

Bibliografías

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela 1999

La sagrada Biblia, en especial, los diez mandamientos y la paciencia de Job

10 años de Revolución Bolivariana en cifras.  Informe de la embajada de la República Bolivariana de Venezuela en EEUU http://www.embavenez-us.org


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2934 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /misiones/a144849.htmlCUS