En Venezuela se va extinguiendo el Negocito Inmobiliario, ventajista, especulativo y parasitario

La Gran Misión Vivienda: Deflación a la vista

A todos aquellos vividores de rentas inmobiliarias, una de las formas parasitarias e improductivas más oprobiosas y antihumanitarias que data desde los tiempos más arcanos, si alguito les queda de sus supuestas habilidades comerciales, sería ir rematando al mejor postor y con la mayor brevedad posible la casita, los apartamenticos, edificios fríos, terrenos ociosos y afines que toda su vida se habían manejados como bienes excepcionalmente exentos de obsolescencia y depreciación [1] ; [2].

Ocurre que con el presente y agresivo plan de fabricación sostenida y masiva de viviendas oficiales, con las mejoras y recuperaciones de edificios y terrenos sometidos deliberadamente a engorde, ocio y en barbecho por los mercachifles del negocito de la construcción de inmuebles, y con la adecuación de terrenos conceptuados como inaptos para este tipo de bienes inmobiliarios, de perogrullo la demanda de viviendas se embarrena o cae en picado por razones obvias.

A  su vez y en paralelo, sin crecer en un ladrillo, se incrementa relativamente la oferta de ellas que el industrial de la construcción burguesa mantenía reprimida, primero mediante baja inversión en ese ramo, con ventas leoninas sometidas a las más onerosas condiciones unilaterales en favor del vendedor, y con el amparo de la banca inmobiliaria como su aliada y consocia; segundo, con ocio deliberado esperando mejores precios para su venta o inquilinato bajo  elevados cánones, y tercero-aún vigente-esperando la salida de Miraflores del Presidente Chávez.

Es irrefragable que, por pequeña que sea la oferta en cuestión irreversiblemente cada día superará con amplia brecha superará la demanda que cada día se chica más y más. Consecuencialmente, el precio de esas viviendas supuestamente indepreciables, engordables y revendibles a precios arbitrariamente fijados por el especulador inmobiliario, se cae y seguirá cayendo aceleradamente en este país. COROLARIO: Podríamos estar en presencia de la primera manifestación de deflación mundial y paradigmática en uno de los rubros que parecían imposibles de sufrir semejante descalabro de precios.

Efectivamente, todos los pronósticos que les han formulado los mejores Estadísticos y proyectistas ingenieriles metidos a economistas, han fracasado rotundamente. El presidente Chávez se consolida con mayor raigambre sobre un pueblo que ahora habita en Venezuela y no precisamente en aquellos ranchos de barrancos.

Digamos, pues, que el negocito de la renta inmobiliaria, del engorde  del precio de viviendas aptas para ser habitadas, pero aguantadas esperando mejor rentabilidad, se está esfumando como también se esfuman los sueños de los nuevos habitantes con casa propia cuando al despertara se hallan con tremendas viviendas libres de hipotecas usurarias, de desahucios practicados por Abogados, quienes, por cierto, siguen fungiendo de “socialistas” y parecen en las listas de “rojos, rojitos” y reciben pingües beneficios del gobierno que ignora su cuestionable carrera profesional. 



[1] “Terrenos: Se estima que los terrenos no sufren desgaste por el uso a que son sometidos, ni por el trascurso del tiempo, y por esta razón se consideran no depreciables. Esta es una teoría contablemente aceptada en todo el mundo.” TOMADO DE:.rincondelvago.com/depreciacion.html

[2] DEFINICIÓN DE ACTIVOS FIJOS:  Los activos fijos son bienes que pertenecen a una empresa, que se utilizan para el servicio de dicha empresa, no se compran para venderlos, sino para sacarles un rendimiento, y que tienen un precio inicial (Precio de compra), un precio final (precio de recuperación) y una vida útil en la que son explotados y por la que va perdiendo su valor, correspondiendo el valor máximo con el momento de compra, y el valor mínimo con el momento de venta o de jubilación del activo. En última instancia, el empresario puede deshacerse de los activos fijos vendiéndolos a otra compañía de reciclaje o de aprovechamiento de piezas sueltas. TOMADO DE: http://www.depreciacion.net/activos-fijos.html .

Habría que preguntarles a estos apologistas de la Contabilidad Burguesa, engalanados con Togas y Birretes, aunque la mayoría de ellos son todólogos, y de los buenos, preguntarles, decimos: si cargar depreciaciones al costo de producción de la mercancía involucrada en cada fábrica no es vender todos los activos fijos y variables, o constantes y variables, según las terminologías burguesa o marxista, respectivamente.  [email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3608 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /misiones/a150778.htmlCUS