Despojado Lance Armstrong de sus siete títulos del Tour de Francia y suspendido de por vida

Lance Armstrong

Lance Armstrong

Credito: Archivo

24 de Agosto.- La Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) suspendió de por vida al ciclista Lance Armstrong y lo despojó de sus siete títulos del Tour de Francia, así como el resto de títulos logrados desde 1998. Esta medida se ha comunicado después de que el deportista anunciara que había decidido dejar de pelear legalmente para que se retiraran los cargos por dopaje que pesan sobre él desde hace una década.
Ver http://www.aporrea.org/internacionales/n212722.html

Travis Tygart, director ejecutivo de la USADA, informó de que bajo el código de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) Armstrong también pierde la medalla de bronce que logró en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, así como cualquier premio, títulos de competiciones y ganancias en efectivo desde 1998.

La USADA considera la decisión de Armstrong como una "admisión" de culpa por parte de un deportista, considerado como un héroe nacional en Estados Unidos por la manera como se superó en la lucha con la mortal enfermedad del cáncer.

"Es un día triste para quienes amamos el deporte y a los deportistas", declaró Tygart. "Éste es un ejemplo de un triunfo a cualquier precio y demuestra que quien engaña para ganar nunca tiene éxito, al final el tramposo siempre es descubierto".

La UCI está obligada a reconocer nuestra decisión e imponerla como uno de los firmantes del Código Mundial Antidopaje que esTygart reiteró que la USADA tiene el poder de despojar a Armstrong de los títulos del Tour, aunque el ex corredor y sus abogados cuestionan tal opción. Armstrong reitera en su comunicado que su decisión no es un acto de contrición ni reconocimiento de los cargos sino una negativa a entrar en un proceso de arbitraje que considera indigno y contrario a la justicia.

"La agencia antidopaje no puede controlar un deporte profesional e intentar quitarme siete Tours de Francia. Yo sé cómo gané esos siete Tours, mis compañeros saben cómo lo hice y todos los ciclistas con los que competí también lo saben", subrayaba este viernes Armstrong, que el próximo mes cumplirá 41 años. Sin embargo, la renuncia propiciaba de manera automática la suspensión de por vida de Armstrong y era el primer paso para desposeerle de sus siete Tours.

A partir de ahora deberán pronunciarse los responsables de la Unión Ciclista Internacional, que hasta ahora había respaldado al ciclista tejano en su decisión de desafiar a la agencia antidopaje, y los organizadores de la carrera francesa, que han mantenido una relación muy turbulenta con el ciclista durante años. Pero el código mundial antidopaje no admite dudas y establece que a Armstrong se le deberían quitar sus siete Tours, la medalla de bronce de los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 y todos los demás títulos que ganó desde agosto de 1998. También se le debería apartar para siempre de la competición. Una prohibición que incluye cualquier responsabilidad oficial como entrenador o representante en cualquier deporte olímpico.
Dopaje sistemático entre 1999 y 2005

Tygart insistió en el "cumplimiento estricto" del código mundial antidopaje al que también está sujeta la organización de la UCI, órgano rector del deporte del ciclismo, que respaldó el desafío legal de Armstrong a la autoridad de la USADA y podría llevar el caso ante la Corte Internacional de Arbitraje para el Deporte.

"La UCI está obligada a reconocer nuestra decisión e imponerla como uno de los firmantes del Código Mundial Antidopaje que es", subrayó Tygart. La Agencia Antidopaje sostiene que el ciclista, de 40 años, mantuvo un sistema de dopaje sistemático desde 1999 hasta 2005.

El pasado 29 de junio, la USADA acordó, de forma unánime, presentar formalmente cargos de dopaje contra Armstrong, ganador de siete Tour de Francia; contra los médicos españoles Pedro Celaya Lezema y Luis García del Moral; y contra el entrenador Pepe Martí, el asistente médico italiano Michele Ferrari y el director deportivo belga Johan Bruyneel.

La Agencia Antidopaje estadounidense, tras reunirse para decidir si había suficientes indicios contra el exciclista, acordó que el caso debía seguir adelante y dio a Armstrong la oportunidad de defenderse ante una comisión de arbitraje.

El ciclista estadounidense mantiene su inocencia y ha negado categóricamente haberse dopado después de pasar más de 500 controles, pero la USADA asegura que al menos diez ex compañeros de Armstrong pueden testificar en su contra y que existen pruebas de sangre que son "totalmente consistentes" con muestras de dopaje.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5378 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /misiones/n212756.htmlCUS