Cleotilde Villanueva: La pensión llegó para llenar de esperanza mi vida

Beneficiarias de la Mision en Amor Mayor

Beneficiarias de la Mision en Amor Mayor

Credito: Prensa MPPEU

Caracas, 06 Oct. AVN.- Cleotilde Villanueva tiene 63 años, y ha pasado más de 40 dedicada al oficio de la costura. Trabajó para empresas privadas, donde arrancó siendo una adolescente, y ahora lo hace en un taller que con esfuerzo pudo instalar en su casa, ubicada en el sector Mesuca de Petare, en el estado Miranda.

Narra con alegría su experiencia en la Misión En Amor Mayor, que otorga pensiones a los venezolanos que, por diversas circunstancias, nunca habían recibido el aporte equivalente al salario mínimo nacional.

Recibir este beneficio tuvo un significado especial para Cleotilde, pues su calidad de vida mejoró.

"Yo introduje mis papeles después de que mi familia vio el anuncio en el periódico. No creía mucho en eso porque los presidentes anteriores se habían burlado de nuestras necesidades. Un día me llamaron y me dijeron que me había salido la pensión. Desde ese día mi vida se llenó de esperanza y alegría", relató.

Convencida de que ahora los beneficios son una realidad tangible, explica cómo esta reivindicación social la sacó de una tristeza que se había apoderado de su vida desde hace seis años, producto de pérdidas físicas.

"Estos últimos años viví sumida en una depresión profunda porque perdí a mi esposo después de 40 años de convivencia. Un día le diagnosticaron un cáncer terminal que se lo llevó en apenas tres meses. Meses antes, a mi hijo mayor, de 33 años, también le detectaron un cáncer. Cuando su padre murió, él decayó y un mes más tarde también se fue junto a él", cuenta.

Retoma el aliento y recuerda cómo ha superado esas pérdidas. "Desde que tengo mi pensión mi vida cambió porque, a pesar de todo, tengo a mis siete hijos maravillosos. Sufro menos de mis dolencias y puedo cubrir mis gastos", dijo.

Cleotilde sonríe porque ahora tiene la oportunidad de mejorar su vivienda con parte del dinero que recibe de la pensión otorgada por la Misión En Amor Mayor Venezuela, que hasta el momento ha beneficiado a más de 2.000.000 de adultos y adultos mayores.

"Mi pensión me ha ayudado hasta a hacer arreglitos en casa. Me siento útil. La idea es que uno desde joven, que ha compartido gastos, lo siga haciendo después de viejo. Ahora lo hago y eso es muy importante cuando uno llega a esta edad", exclama.

Entre sus planes está operarse la vista para corregir las cataratas que padece desde hace varios años. Aunado a eso también tiene que atender su cuadro de hipertensión y diabetes, el cual ha podido controlar con el cambio de actitud que ha tenido en su vida.

"No puedo negar que estoy feliz. Hoy siento que mi esposo y mi hijo están de viaje, y desde ese lugar me dan ese impulso para seguir adelante. Los siento conmigo. Ahora tengo mis realitos. Voy a cobrar y tengo como desenvolverme. Gracias a la vida y que nos reconocen nuestro esfuerzo".

La Gran Misión En Amor Mayor Venezuela destinada a atender a los adultos mayores que estaban excluidos del sistema de seguridad social por no haber cotizado o completado los aportes para gozar del beneficio de la pensión, fue lanzada el pasado 13 de diciembre de 2011 por el presidente de la República, Hugo Chávez.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 9060 veces.

La fuente original de este documento es:
Agencia Venezolana de Noticias (AVN) (http://www.avn.info.ve)



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /misiones/n215661.htmlCUS