Los muertos que vos matasteis gozan hoy de buena salud

Pero que empeño el de algunos de querer amargarnos la navidad, y ahora las vísperas de recepción del año nuevo.Cuando ayer escribiamos el artículo de los días que nos vienen, y que pese a las circusntancias, debemos ser optimistas, algunos a través de las redes sociales y de la web noticiero digital, valga la mala cuña, decidieron acompañar a esta caterva de espantadores de la comarca como José Rafael Marquina, Nelson Bocaranda, Teodoro Petkoff, Berenice Gómez, y pare usted de contar.Nuevamente, siguen "matando" al Comandante-Presidente Hugo Chávez.

Ayer se sumó a este carnaval necrofílico el periodista Casto Ocando, quien trabaja nada más y nada menos que para la cadena Univisión, en los Estados Unidos, cadena mediática esta ENEMIGA DE VENEZUELA Y DE HUGO CHAVEZ, por cierto. Este señor espetó ayer en una noticia de la web antes señalada que, según informes de la inteligencia colombiana, el cáncer que padece Hugo Chávez es "terminal".

En primer lugar, y no por leguleyismo, nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su artículo 6'0 establece que todos tenemos derecho a la protección de nuestro honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación, además de que eso esta contenida en la declaración universal de los derechos humanos. Hugo Chávez, si bien es una figura pública, Jefe de Estado y de Gobierno, no es menos cierto que es un ser humano también, y por él, por su familia que lo esta acompañando en un momento tan díficil, merece un poquito de RESPETO, palabra que no existe en el léxico de estos señores, y que los familiares, si así lo desean,pueden interponer una demanda por estas violaciones a estos derechos.

En segundo lugar, no vayan a tomar la derecha nuevamente la tesis del "Vacío de Poder" del Ejecutivo Nacional, en virtud de que el Vicepresidente Ejecutivo y Canciller de la República, Nicolás Maduro Moros y un equipo político y gubernamental viajó a Cuba a ver al Presidente de la República Hugo Chávez. Es bueno recordar que quien quedó de Vicepresidente encargado es nada más y nada menos que el camarada Hector Navarro, uno de los hombres más preclaros de nuestra revolución, y que hoy en día contamos, como lo señalé en mi último artículo, con instituciones estables y sólidas. Además, hay un conjunto importante de decisiones políticas que tomar para los próximos días, además de la razón humana, y eso además de válido, insisto, tienen estos señores que respetarla.

Y tercero y última, que es la más importante para mí, es la razón siguiente. Sin duda la enfermedad del Presidente Chávez no fué una gripe y por su mensaje del 8 de diciembre permite inferir que se trata de algo muy serio, sin embargo, su proceso de recuperación, aunque complejo y díficil, va avanzando muy bien y a su ritmo que no se debe forzar, y me voy a permitir recordar una anécdota, porque con estos señores que se la pasan dando "partes médicos" de la salud de nuestro Comadante, cuidado si no les ocurre esto.

Este artículo lo titulé, "Los muertos que vos matastéis, gozan hoy de buena salud", y esto es así porque durante el paro petrolero de hace diez años, en el Aló Presidente Nro 135 realizado desde la sede de la Aduana Marítima del Seniat, en La Guaira, Estado Vargas, nuestro Comandante-Presidente anunció un nuevo atropello a la verdad; al desmentir la muerte del trabajador de PDVSA Alirio Carrasquero como consecuencia de las quemaduras sufridas durante un supuesto incendio en la refinería El Palito y que fué publicado en la primera página del diario El Nazional de aquellos días. El titular fué: "Temen que ocurra accidente grave por record de derrames en PDVSA.Falleció uno de los heridos durante incendió en la refinería El Palito". Aseguraba la información.

Pues bien, en esa oportunidad el supuesto fallecido se presentó en el programa dominical de nuestro líder y el Presidente Chávez dijo: "A éste lo mató el diario El Nacional". Explicó que la mentira sería una estrategia fascista de repetir una mentira una y cien veces para convertirla en verdad. Denunció la existencia de laboratorios psicológicos en los medios comerciales al servicio del engaño, la subversión, el terrorismo y la desestabilización.

Hoy, diez años después, salvo con las variantes que nos dan las tecnologías de la información, las redes sociales, y que ahora el objeto de estas operaciones psicológicas sería el mismo Presidente Chávez, la historia vuelve a repetirse, pero nuevamente estos espantadores de la comarca, Dios mediante, serán demolidos nuevamente por la fuerza de la verdad y de la justicia.

Independencia y Patria Socialista!!!

Viviremos y Venceremos!!!


El autor es Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).
http://juanmartorano.blogspot.comhttp://juanmartorano.wordpress.com/ 

[email protected] , j_martorano@ hotmail.com

Twitter: @juanmartorano


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1540 veces.

VE