La inmoralidad como autoridad para criticar: o de cómo los miserables asumen posturas de gloria

Se prendió el bochinche en la madriguera donde funciona la Conferencia Episcopal Venezolana. Los roedores están dando brinquitos de alegría y felicidad. Las loas a San Genovevo y San Lucas se mezclan con los espirituosos líquidos ingeridos al calor del éxtasis que produce el agradecimiento al amo que los comisionó para que nuevamente sean sus portavoces en el escenario político nacional, de sus acciones anti pueblo y anti natura.

Diego Padrón, asume, la voz cantante entre los inmorales entes, para decir entre otras cosas: ”Alterar la Constitución es moralmente Inaceptable” en franca alusión al articulo 231 de la CRBV. Pero teniendo como guía la interpretación chucuta y sesgada que hace el infeliz Ramón Guillermo Aveledo. Un fracasado estratega y más perverso censor, de los derechos del pueblo. Claro los roedores de la CEV, tienen que asumir la predica de su financista del norte. Deben hacer coro con los más pervertidos y perversos de la oposición entreguista y servil al imperio Sionista Yanqui en Venezuela.

Pero vean en el dossier de fotos al cardenal José Ignacio Velázquez, Baltasar Porras, Mikel de Viana y otros sacerdotes de la CEV, en el año 2002, avalando la eliminación, de un solo plumazo de esa misma Constitución, mientras simultáneamente se asesinaba, reprimía y perseguía al pueblo venezolano. Esa verdadera inmoralidad, no le mereció ningún rechazo a los roedores de la CEV. Al contrario, celebraron y se expresaban abierta y vulgarmente su participación en esa bochornosa acción. Se vanagloriaban de su militancia política adeca, sin ningún escrúpulo.

Afortunadamente, nuestro pueblo aprende y toma conciencia de esa verdad. Independendientemente de la fe de mi pueblo, esos miserables zamuros carroñeros no tienen mucha credibilidad. Poco a poco el pueblo entiende que la fe, es la convicción de sus valores y fortalezas sanas dentro de cada uno y no la charlatanería dogmática de esos engañadores, pedófilos, egoístas y avaros servidores del mal.

Lástima con aquellos hermanos de las causas populares, esos Martin Zapata, que pese a tener una sotana como uniforme, son honestos y compaginan teoría y práctica en una sola causa a favor de los pueblos. Pero deben cargar sobre sus hombros la desdicha y el pesar de estar en una institución con lacras como Urosa Sabino, Baltasar Porras, Diego Padrón, y otras sabandijas que no nombro por respeto a las letras y a los lectores. Cuanta Razón tenías camarada Martin Zapata cuando calificabas a esos personajuchos.

El problema para estos roedores con sotana, es que ya no nos calamos sus mentiras y babosadas politiqueras como en el pasado. En el pueblo nos estamos desintoxicando de Uds. Ese es un hecho tan cierto, que ya nuestro pueblo ora en las calles, plazas y cualquier lugar sin necesidad de ellos. Muchos, aun los que creen en un dios, andan con su fe, libre de las influencias malignas de la CEV

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 884 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a157357.htmlCUS