Pildoritas 07 (año VI)

¿Ingobernabilidad?, Sí, pero en la mente desquiciada de la derecha venezolana

Este país es un caos, la gobernabilidad no existe, el pueblo se muere de hambre etc., etc., es el grito destemplado que por los medios de la derecha tiene el oposicionismo venezolano, sin darse cuenta que este 10 de enero, cuando el pueblo está en la calle en una demostración de que la consigna de que “todos somos Chávez”. es una realidad, y obviando que han llegado a nuestro país nada menos que presidentes, primeros ministros y delegados de veintisiete países, en una demostración más de su crisis neuronal, no les importa quedar en ridículo ante testigos tan excepcionales, que con su presencia no sólo se solidarizan con este pueblo de Bolívar y de Chávez, sino que serán la voz ante los organismos internacionales, de la realidad que aquí se vive, y de cómo hay una oposición desesperada que perdió el rumbo y se quedó aferrada a un pasado, pero además atada a una dependencia de intereses foráneos, confirmando una vez más que no quieren la Patria.

Su afirmación de que aquí no hay gobernabilidad se esfuma como el humo al viento, cuando se les desmonta su estrategia de acaparamiento, para generar escasez, la mentira que quieren venderle al mundo por sus medios, se les cae cuando tantos altos funcionarios de gobiernos amigos, vienen con la seguridad de que aquí no hay nada que pueda siquiera perturbar el orden publico, porque si no simplemente no hubiesen venido.

En pocas palabras han hecho una vez más el ridículo, pero esta vez ante un rio de pueblo convertido en Chávez, que en otra demostración de creatividad acuden a juramentarse por él, a decirle que esté tranquilo porque aquí ya asumimos el poder popular y estamos claros que como todos somos Chávez, todos somos gobierno.

Actos como el que ayer presenciamos en cadena nacional, son de esos que pocas veces se ven o mejor que sólo se pueden ver e imaginar en Revolución, es algo de lo que parece que no se han dado cuenta los oligarcas y burgueses, claro se les exonera porque es tanto el odio y el veneno, que llevan en su humanidad que no pueden ya regresar a la realidad, son un caso perdido y la fulana metástasis que tanto le han deseado a nuestro amado Líder por su enfermedad la sufren ellos generalizada pero además tienen sus mentes y corazón tan invadidas que ya es imposible que puedan siquiera pensar con cordura.

Qué le cuesta a esta gente aceptar que ya Chávez es un patrimonio de millones de seres y que se ha metido tan profundo en el corazón del pueblo no sólo de Venezuela sino de América que es imposible sacarlo de allí como pretenden los enemigos de la Patria.

Si la demostración de este día que será histórico no les es suficiente motivo para darse por enterados de que no podrán pasar por encima de la voluntad popular, cometen otro error más en la cadena de desaciertos a que nos tienen acostumbrados y que los ha llevado a la casi condición de minusvalía en la que se encuentran, frente a las grandes mayorías de los venezolanos.

¿Es que no han sido capaces de darse por enterados de que es irreversible el amor mutuo entre Chávez y su pueblo?, ¿el acto de este 10 de enero no les ha servido para por lo menos hacerlos pensar en que están perdiendo el tiempo al plantarle pelea a un poder popular que ya es una referencia en el mundo como algo que trasciende cualquier sentimiento?

La respuesta es no y por ello su fracaso permanente como el de hoy cuando se atreven a cantar ingobernabilidad ignorando la presencia de tan nutrida delegación internacional que nos visita para presenciar una demostración inédita de amor de un pueblo por su líder pero también para desmentirlos y dejarlos en ridículo ante el mundo.-

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 815 veces.