¿Qué es lo que busca la oposición?

Pensar que la oposición venezolana se planteó obtener respaldo, en la
Asamblea Nacional o el TSJ, a su tesis de la ausencia temporal del
presidente Chávez es subestimarla. Cierto es que su dirigencia carece de
escrúpulos y es apátrida de manera congénita, pero no es estúpida. Su
objetivo era otro y detrás de cada planteamiento hay toda una estrategia
ideada y desarrollada por sus asesores gringos, expertos en guerra sucia
y desestabilización.

Venían de dos derrotas aplastantes que generaron desánimo en su gente,
dudas en sus inversionistas y malestar en miles que se sintieron
engañados; no podían darse el lujo, de frente a las elecciones de
alcaldes, de permitir que sus seguidores se dispersaran abatidos y
desconfiados.

Es allí donde la enfermedad del Presidente les brinda la oportunidad de
sobrevivir en el escenario político y de reorganizar sus filas a través
del único elemento que los une… el odio.

De no haber sufrido una recaída el Presidente la oposición estaba
irremediablemente condenada a una aplastante derrota en las elecciones
municipales y a la progresiva pérdida de protagonismo y capacidad para
influir en la conducta y el accionar de sus seguidores.
Lamentablemente Chávez enfermó y su ausencia les ha servido para sembrar
en la mente de su gente que las condiciones que los condujeron a las
recientes derrotas han cambiado y ahora tienen posibilidades reales de
retornar al poder, si él llegara a morir,

El odio, como elemento fundamental de la conducta escuálida, ha sido
reinyectado en grandes dosis, intentando, y creo que lográndolo,
reagrupar a una masa que se les iba de las manos.
Vender que el chavismo ha violado la constitución y que intenta
mantenerse en el poder de manera ilegal, es la estrategia para que los
receptores de los mensajes de odio olviden los fracasos y los engaños de
que fueron víctimas y pasen a sentir renovados deseos de lucha, en
defensa de unos derechos que, en el marco de la estrategia, les muestran
como violentados.

La segunda fase de la estrategia, también está impulsada a través del
odio y no es otra que la violencia. Por medio de ella intentarán
desestabilizar una economía que toma fuerza.

Así como desde finales de 2001 decidieron lanzar dos huelgas generales,
un golpe de Estado, un sabotaje petrolero, las guarimbas, el sainete de
Altamira y más, para evitar que la economía siguiera creciendo y con ello
el gobierno fortaleciéndose ; hoy recurren a la violencia con el mismo
objetivo.

Conveniente resulta aclarar que esta fase luce suicida y no cuenta con el
respaldo de todos los sectores de la oposición; pero los más radicales
ganan espacios con el argumento de que una economía floreciente y el
control de veinte estados perpetuaría el chavismo.

Ahora bien, con esa estrategia la oposición no crecerá en seguidores. A
lo sumo, mantendrán, impulsados por el odio, los enfermos que siempre han
tenido.

Nuestra respuesta tiene que ser unidad, disciplina, amor, mano dura con
los violentos, cero indulgencia y negativa total a la propuesta de
amnistía.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 806 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a157569.htmlCUS