La derecha y el progreso

Aunque muchos no lo crean, los gobiernos de la IV República, agredían, maltrataron a los jóvenes por el “delito” de llevar el cabello largo. La policía de la época, los arrestaba y les cortaba el cabello, y todo aquel que se resistía llevaba su ración de “rolazos”.

Las minorías sexuales –gays, lesbianas, bisexuales y transexuales–eran desprestigiados por los medios y muchas veces golpeados(as), violados(as) por la policía y “ciudadanos ejemplares”.

La derecha en Venezuela censuró, mutiló y prohibió películas, maltrató a hombres por cultivar la poesía y encarceló, asesinó a mujeres y hombres por sus ideas de izquierdas: socialistas, comunistas.

Como vemos, la derecha no sólo está asociada al capitalismo, neoliberalismo, a la destrucción de la naturaleza, sino que también debe su existencia a las ideas políticas más conservadas, castradoras del ser humano, opositoras a la acción y pensamiento creativo y liberador de la izquierda (socialista, comunista)

La derecha todo lo convierte en mercancía (compra-venta), en la salud convierte al paciente en cliente, sustituye el Estado por el mercado; todo lo privatiza, sustituye los derechos y la igualdad, por limosna, caridad.

La derecha entiende como “progreso” y superación personal todo aquello que valide: el individualismo, el egoísmo, la competencia, el apego al dinero, la avaricia, codicia y el tener a costa de lo que sea. Es decir el tener sin referencias éticas.

La derecha vende como progreso el discurso engañoso de la “igualdad de oportunidades” ocultando que sin dignidad e igualdad de condiciones, la oportunidad es del rico, del poderoso.

Por ello –modificando la letra del cantor del pueblo Ali Primera– no te dejes engañar cuando la derecha hable de progreso, porque tú te quedas flaco y ellos aumentan de peso.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 738 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a157583.htmlCUS