“El Acidito”

¡la lucha sigue!, aunque con cacerolazos y guarimbas

La pelea electoral del pasado domingo no fue nada fácil y trae muchos elementos a ser analizados: 1) ¿por qué creció tanto la oposición?: porque el candidato no era Chavez y los opositores vieron una opción y salieron a votar disminuyendo la abstención, pero, 2) ¿por qué decreció el chavismo, a pesar del sentimiento chavista que se notaba entre propios y extraños?: porque lamentablemente estando Chavez convaleciente se tomaron algunas medidas que a pesar de ser necesarias y comparto, no fueron oportunas por el momento de incertidumbre que se vivía, como por ejemplo la devaluación de nuestra moneda de 4,30 a 6,30; además de no haberse decretado una medida paralela a esta, donde se debió considerar la posibilidad de un incremento general de salarios y no del salario mínimo, aunque reconocemos las limitaciones presupuestarias que tiene actualmente nuestro gobierno; 3) en la mayoría de las instituciones nacionales siguen enquistados personeros que desde gobiernos anteriores le vienen haciendo daño al proceso revolucionario, e incluso en las gobernaciones recuperadas y alcaldías revolucionarias siguen permaneciendo funcionarios que lejos de ayudar perjudican la imagen de las instituciones y sus mandatarios, manteniendo la crítica de los chavistas que siguen desempleados mientras hay opositores que no es que no tengan derecho al trabajo, sino que a pesar de que se les respeta, tratan de dañar a sus jefes y por ende a las instituciones que representan.

En resumidas cuentas, nuestros gobernantes y dirigentes deben realizar un extenso análisis y tomar los correctivos, para que en las próximas elecciones municipales salgamos fortalecidos.

Sabemos que los cacerolazos y guarimbas no podemos evitarlos los próximos meses. Siempre y cuando la oposición se mantenga respetuosa no habrá ningún problema, porque cada quien tiene derecho a reclamar en el marco de lo que establece la constitución, pero debemos evitar a toda costa que sectores radicales arremetan contra las personas y sus bienes; en este sentido aprovecho denunciar públicamente la emboscada de la que fuimos objeto varios representantes del chavismo la noche del domingo, luego de anunciados los resultados por el CNE que dieron ganador a Nicolás Maduro, en mi caso particular, cuando me trasladaba hacia mi casa en compañía de unos amigos, fuimos atacados con enormes piedras, destruyendo mi camioneta y saliendo herida una joven amiga, a quien le volaron una oreja y tuvieron que reconstruírsela en la clínica El Valle, donde todavía se encuentra recluida, y si la piedra la impacta de lleno hubiese perdido la vida. Por eso mi mensaje a la paz, la comprensión y el reclamo dentro del marco de la legalidad. Todos somos hermanos y esas diferencias no podemos llevarlas al plano personal, tenemos que rectificar y buscar la unión entre todos los venezolanos. Ánimo Nicolás, la lucha sigue y no pararemos hasta conseguir la satisfacción general de nuestro pueblo.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 938 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /oposicion/a163731.htmlCUS