Más duro que corto-AD

Cuantos asesinatos se habrían podido evitar en todo el territorio nacional si Corpoelec hubiese atendido miles de reclamos referidos al ineficiente alumbrado público. Por eso un viejo proverbio dice: tanto va el cántaro al agua hasta que se parte. Y justamente es lo que acaba de sucederle a la compañía eléctrica nacional Corpoelec, conocida en el país como CORTOAD.

Esta empresa eléctrica no se ha despojado de los funcionarios sobrevivientes de la cuarta república. Estos empleados están inundados de vicios, trampas y mala atención hacia el público y lo peor es que la gente tiene que aguantarse la cadena de maledicencias y groserías públicas de estos inmejorables empleados.

Sin ningún motivo quitan la luz sin ninguna justificación y es una de las empresas donde el Estado más ha invertido. A quien mayores recursos le dan. Donde se ha contratado más personal de todas las empresas de la nación.

El reiterado modelo optado por los saboteadores internos, quienes intentan arrodillar al gobierno utilizando una serie de prácticas, usadas en contra de esta revolución. Son acciones implementadas en contra del actual sistema político.

Estas acciones en la cuarta república nunca existieron. Jamás llegó a saltar

Como se explica que una casa que venía pagando 50 bolívares mensuales pague al siguiente mes 585 bolívares, esto es un aumento de 900% esto es inaudito, y de allí en adelante por menos de cuatro meses aquella casa ha cancelado 1900 bolívares.

El 10 de febrero se hizo el reclamo ante las oficinas de la Corpoelec y fue apenas el 4 de abril en que se dignaron en hacer la revisión. Y ustedes saben con lo que salieron, esto más bien parece la compañía eléctrica de un país capitalista y no socialista como lo plantea el nuestro.

Así llegó el día de escuchar una respuesta ante un reclamó después de 55 días con sus noches y la respuesta fue que todo estaba bien que ese es el precio del recibo y que los técnicos encontraron un cable medio raro el cual arreglaron y que más bien CORTOAD lo dejaba así pues no quería ejecutar una altísima multa y que más bien tuvieron suerte y que por casi cuatro meses ahora tendrían que cancelar 1900 bolívares.

Ósea que Corpoelec ahora es generosa con sus usuarios y que por buena gente no pasa a un usuario que le están cobrando ilegalmente 900% de más y que prefieren dejarlo así, y que no ha pasado nada. ¿Qué les parece?

Pero conozco una ferretería de cuatro pisos, cada uno de sus espacios debe ser de unos 500 metros cuadrados, tienen portones eléctricos, sótanos, dos escaleras mecánicas, ascensor, iluminación de día y de noche aparte de maquinarias eléctricas para pruebas, cortes. Es decir una ferretería muy completa con cantidad de servicios y atenciones donde está presente para todo la electricidad. Y saben ustedes cuánto pagan mensualmente de luz: 850 bolívares. ¿Qué tal?

Mientras la calle de afuera lleva a oscuras tres años y no hay reclamo que valga. En el mes de noviembre del 2012 les colocaron luz a los postes de alumbrado y en menos de un mes se dañaron.

Pero ahora por ninguna parte aparecen los bombillos ahorradores, uno se imagina que la fábrica la deben estar cerrando, pues los pocos que llegan se los reparten entre sus mismos empleados.

No busquemos muy lejos porque el 14 de abril de 2013 unos 900 mil y tantos de electores que habían votado por Hugo Chávez el 7 de octubre del 2012 ahora no lo hicieron.

Allí están parte de las causas y los culpables están al frente de Corpoelec, pero mejor le queda CORTOAD o este mejor CORPOAD.

Ni pensar en una foto del presidente Hugo Chávez o de un afiche de la revolución. Recuerdo a este gran y gigante mandatario defendiendo la nacionalización total de la industria eléctrica nacional, cuantos enemigos tuvo que sortear y para nada, pues en esta institución aún no ha llegado la revolución.

Miguel A. Jaimes N.
[email protected]
Twitter: @migueljaimes2

Esta nota ha sido leída aproximadamente 775 veces.