La campaña electoral ya terminó

Un grupito engreído de la oposición venezolana ha asumido el rol de auténticos “monigotes del “stablishment norteamericano” y han convertido su actuación política en una eterna campaña electoral; sin atender ninguna de sus funciones públicas y sus responsabilidades para con el país y con las instituciones a las cuales dicen representar.

Un ejemplo lo encontramos en el ex candidato perdedor Henrique Capriles Radonski, quien con su ceguera política y dosis de fascismo exacerbado, se ha lanzado en una nueva aventura golpista, aupado por su afán de poder y por los valores sembrados desde su militancia irresponsable en la organización Tradición Familia y Propiedad; la cual fue expulsada de Venezuela, incluso por un gobierno de la IV República.

Para muchos venezolanos, quienes no apoyan el chavismo, es incomprensible como con la madurez de muchos lideres de la oposición venezolana (si es que la hay) hayan caído en la trampa de los patiquines de Primero Justicia (PJ); partido surgido a imagen y semejanza de los caprichos de la burguesía venezolana y como engendro de los intereses más apátridas que se hayan conocido en la tierra de Bolívar en los últimos años.

Bajo un esquema de show mediático y con la más alta dosis de irrespeto por la Constitución y las leyes de la República Bolivariana de Venezuela, se han dado a la tarea de ejecutar un nuevo guión golpista y asumir, la más falaz crítica y desconocimiento a las instituciones y al Estado venezolano.

Para hacer valer su desfachatez política, atacan al CNE, al Tribunal Supremo de Justicia, TSJ y desconocen al nuevo Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros, con argumentos cogidos por los pelos y haciendo un teatro que ya causa risa, incluso entre sus propios seguidores, como la pantomima que armaron en la Asamblea Nacional adornada de maquillaje, que los mostró ante el país como victimas a través de la TV golpista y los medios de comunicación internacionales.

Caracterizados por copiones y carentes de creatividad se han tomado para si los símbolos patrios (estrategia propia del fascismo, ver artículo de Luis Brito García). Ahora en su último accionar hablan de “Asamblea de Ciudadanos” pero justamente en su prensa amarillista se atreven a decir desde el Táchira: “ Henrique Capriles, con esta visita, que la consideramos diferente porque ya no es una visita como candidato a la presidencia de la República, sino como el presidente que elegimos los venezolanos y quien lastimosamente, ha tenido que enfrentar todas estas decisiones del Poder Electoral y todos los atropellos del poder del Estado, para hacer valer sus derechos…”.

Es importante recordarle a Capriles Radonski y a su combo, que la campaña electora ya terminó y ahora deberá responder y enfrentar todas las acusaciones de hechos vandálicos y por las muertes que han ocurrido en el país, después de las elecciones, gracias a su actuación irresponsable que ha dado al traste con el Estado de Derecho en nuestro país.

La Justicia Popular lo reclama…¡Venceremos!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 762 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /oposicion/a165503.htmlCUS