Fascismo necrofílico

Afortunadamente este domingo no leí los periódicos temprano, como de costumbre. Como cada septimo dia, voy al kiosko de Socorro, converso con ella y compro dos periodicos del Chavismo, uno "equilibrado" de Carabobo y otro "menos equilibrado", nacional. Pero el día tenía un aura demasiado especial. Sabía que al regresar a casa, inevitablemente permitiría que me secuestrase la televisión. Canciones, poemas, opiniones, fragmentos de tantos momentos, que había visto, otros muchos no, alguno vivido, tantos comentarios hermosos, por el aniversario del nacimiento de un amigo de exepción: Hugo Chavez Frias, quien continua tan vivo como siempre en mi corazón y mi conciencia. Cebé un maté, sin yuyos, para, imaginariamente, sentar cerca de mi a mi hermano Pepe Artigas, a mis viejos compañeros de trabajo, a los amigos, compañeros y camaradas Argentinos, todos con el corazón de Chavez. El tiempo voló. La alegria se entrelazó con la tristeza, y la sonrrisa o la risa se enrredaba con las lagrimas. No sé como describir la vivencia. Llamadas de Federico, de David, de Chopa, de Pontillo, de Nelson y tantos otros. Zoila trajo el almuerzo, y con los muchachos y el nieto, compartimos la imagen televisiva. Cuando se hizo de noche, recorde los periódicos y me dispuse a hojearlos.

Cuando ya casi terminaba de hojear Ultimas Noticias, en su pagina 35, de este domingo 28, en la pagina de obituarios, la mitad superior estaba ocupada por una nauseabunda, perversa y necrofilica propaganda del fascismo criollo, franquicia caricaturesca del fascismo mundial. No es facil imaginar lo podrido que debe estar el cerebro de estos seres de morfologia humanoide, pero por dentro, policias de la gestapo. En la pagina anterior, está el verdadero obituario del periodico, la medio pagina de Julio Borges, donde siempre entierra la verdad, liquida la esperanza y siembra el terror.

La verdad es que uno se pregunta si esta página necrófilica es solo demanda de de los que la promueven o si hay complicidad del periódico. Bueno, ciertamente, el fascismo se alimenta de complicidades, sobornos, chantajes, en fin de cualquier miseria humana. La coprofagia y el odio, que determinan su conducta, el FASCISMO NECROFILICO.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1239 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a170842.htmlCUS