Se solicita alcalde con pensamiento bolivariano


El cuadro electoral en el estado Bolívar luce vacío. Carece de contenido político e ideológico. En el discurso de los candidatos no aparecen propuestas para el desarrollo del municipio como instancia de una división político-territorial que necesita ser transformada. No se habla de las Comunas y el Poder Popular como objetivo estratégico de la Revolución Bolivariana.

La oposición recurrió a sus peores candidatos. Hombres y mujeres que no le dicen nada a Guayana. Desvinculados de nuestra realidad social, económica y cultural y, en algunos casos, sin actividad trascendental en la vida política local, ni desempeño en la lucha social. Improvisados unos, desgastados otros.

En los municipios del sur del estado, la oposición escogió a dirigentes agotados que ya gobernaron estos municipios y dejaron una estela de incapacidad, corruptelas e improvisación. Escogidos por su capacidad para las triquiñuelas electorales y para complacer las exigencias de la “chatarra política” que sobrevive en la MUD. Dignos voceros de un pasado que evoca efusivos olores a formol.

En el municipio Heres (capital del estado), la oposición no le quedó otro camino que avalar la candidatura del actual Alcalde. Nada más pernicioso para la noble Angostura que este ciudadano que hipotecó los bienes del municipio y convirtió la Alcaldía en un centro de negocios turbios dirigidos por el viejo “grupo chino”, emblema de la corrupción durante mucho tiempo.

El candidato de la oposición en el municipio Heres convirtió a Ciudad Bolívar en la capital de estado más abandonada del país. Calles intransitables, barrios desmantelados, basura como adorno permanente y las adyacencias del rio Orinoco llena de tarantines improvisados que impiden el paso de los ciudadanos y el disfrute de la majestuosidad del padre rio. Un candidato incapaz, indolente, corrupto y acérrimo enemigo de la institucionalidad decente.

En el municipio Piar la oposición se la juega con un comerciante de licores que ha construido un monopolio de este ramo. Su éxito en esta materia puede ser trasladado a la Alcaldía y convertirla en un tabernáculo que se consagre como el altar municipal del negocio de licores y similares. Nada más puede ofrecer y menos hacer.

En el municipio Angostura aparece una desvencijada figura que ya gobernó este municipio. Su mayor virtud es la habilidad para saltar talanqueras con o sin garrochas políticas. Descarado militante de un pragmatismo sin contenido que se traduce en una permanente ausencia de criterios y respeto por los habitantes de este municipio.

En el municipio Caroní, la oposición aúpa la candidatura de un hombre gris, vacío de ideas, sin conocimiento de una de las ciudades más complejas del país por su dinámica social, urbana, política y económica. Un candidato mudo. No dice nada porque no piensa. Detrás de él se esconde la vieja y desvencijada dirigencia de AD que hace comparsa con Primero Justicia. Este candidato nunca visita los barrios de San Félix y cuantifica su pretendida victoria con los votos de Puerto Ordaz.

Lamentablemente, ante este cuadro político-electoral los candidatos del Gran Polo Patriótico no presentan un discurso que armonice con la intención de construir el Poder Popular. Invocan la figura del Comandante Chávez para conseguir votos, pero no se acuerdan de sus postulados sobre el municipio. Nadie habla de las comunas y participación popular en los asuntos públicos. Ningún candidato chavista y Bolivariano ha dicho cuántas comunas se construirán en su municipio, cómo se impulsará el empoderamiento de las comunidades para construir el Poder Popular.

Lo más grave es que los candidatos del Gran Polo Patriótico tampoco presentan alternativas de solución a los problemas inmediatos, ni asumen los grandes temas del país. Hay un vacío de propuestas de trascendencia. Orgullosamente repiten el libreto electoral del pasado. No se percibe el compromiso con la Revolución Bolivariana.

Sufrimos un debate vergonzoso entre supuestas corrientes del PSUV. No se evidencian diferencias política o ideológicas. Es una lucha intereses. Insultos que relatan y delatan la vida personal. Debate público sin contenido que se convierte en irrespeto a la gente. El argumento más trascendente es kilómetros de asfaltado contra niveles de corrupción. Altos decibeles mediáticos que hacen daño a la Revolución Bolivariana mientras la gente preocupada SOLICITA ALCALDE CON PENSAMIENTO BOLIVARIANO…




Esta nota ha sido leída aproximadamente 791 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /regionales/a172751.htmlCUS