Todo el clero y tren gubernamental estuvo presente

Zulia: Con gaitas despidieron los marabinos al padre Vilchez

El padre Vilchez

El padre Vilchez

Maracaibo, septiembre 2 - Al son de la gaita zuliana y sobre los hombros de los presbíteros de la región, fue despedido por el pueblo sanfranciscano Monseñor Luis Guillermo Vílchez, conocido en el estado como el padre Vílchez, quien falleció el pasado viernes a los 89 años, dejando un rico legado en la cultura y el deporte en el estado Zulia.

Entre gaitas interpretadas por los conjuntos ideados por este cura de pueblo y oraciones de los presentes, el clero zuliano, habitantes de San Francisco y de Maracaibo rindieron tributo al Padre Vílchez en la Basílica Menor de San Francisco, donde el gobernador del estado, Francisco Arias Cárdenas, le otorgó la Orden Post Mortem Lago de Maracaibo, recibida por su hermano José Jesús Vílchez Soto.

Asimismo el alcalde de San Francisco, Omar Prieto, entregó la banda Sol de Justicia, al sacerdote que llegó a este municipio desde Isla de Toas, donde fue su primera parada como sacerdote, con un equipaje donde estaban sus sotanas, sueños musicales y balones de básquet.

La misa solemne estuvo a cargo del arzobispo de Maracaibo, monseñor Ubaldo Santana y con la presencia de todo el clérigo zuliano.

Monseñor Santana expuso en la homilía: "Le damos las gracias al padre Vílchez por el gran ejemplo dado, ejemplo de fe. Gracias por su entrega, porque hasta el final fue hombre que mostró su sencillez y humildad".

Instó a la asamblea sacerdotal a seguir el testimonio del Padre Vilchez, quien "fue un adelantado para su época, realizando obras religiosas, culturales y educativas".

Arias Cárdenas destacó la calidad que como ser humano tenía el sacerdote: "Aprendí del padre Víchez, compartimos el aprendizaje y hacerle este homenaje es un acto de justicia que nos compromete a todos", dijo el gobernador.

El alcalde sureño, Omar Prieto, expuso al momento de entregar la banda Sol de Justicia de San Francisco: "honor al padre Vílchez, él está feliz porque le cumplió a Dios y a este pueblo".

Más allá de la sotana
Luis Guillermo Vílchez, el padre Vílchez o el Socio, como muchos le decían, nació en El Caimito, municipio Miranda, el 24 de abril de 1924 y a los 24 años, con el apoyo de una maestra y una de sus madrinas, se ordena sacerdote.

Luego de su ordenación se va a propagar la palabra de Dios en Isla de Toas, municipio Almirante Padilla, donde en sus 5 años de servicio, además de sembrar el evangelio, conformó un equipo de básquet y dos de beisbol.

Desde 1953 el padre Vílchez llega a San Francisco, donde ofrendó su amor hasta su último suspiro este viernes 30 de agosto.

En sus primeros años en el municipio sureño remodeló la Iglesia "Santo Cristo", consolidó la edificación del primer liceo de la comunidad "San Francisco" conocido por todos como el Liceo "del Padre Vilchez".

Para el año 1959 y con el apoyo de padres y representantes de los niños de la parroquia, organizó los equipos de baloncesto, béisbol, fútbol y softball.

Igualmente, funda los conjuntos gaiteros "San Francisco", "Zagalines", "Zagales" y "Espiguitas" del Padre Vílchez.
El padre Vílchez fue un "verdadero cura de pueblo", expresaron quienes le acompañaron hasta su última morada y recordaron cómo en muchas ocasiones ofreció la misa con el uniforme de beisbol bajo la sotana.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3740 veces.

La fuente original de este documento es:
YVKE Mundial (http://www.radiomundial.com.ve/yvke/)



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas


US N /regionales/n235498.htmlCUS