La resistencia palestina alecciona al planeta

La patológica alianza de Israel y Estados Unidos controla el mercado internacional de la guerra, el terrorismo, el narcotráfico y la destrucción. No ha habido en toda la historia de la humanidad una complicidad tan criminal y destructiva como la que con cinismo y prepotencia ostentan el Pentágono y el gobierno israelita. Ambos países genocidas han acordado mantener el mundo en zozobra mediante asesinatos masivos en distintos lugares
del planeta -recordemos a Vietnam- y al parecer les complace matar a mansalva e impunemente (hasta hoy han derramado ríos de sangre y ya se cuentan por millones los atroces asesinatos que por rutina cometen OTAN, CIA, marines, Mossad y narcoparacos).

Su marca es la muerte, el saqueo, el asalto sanguinario, el exterminio masivo -igual o peor que la horrenda era nazi.
En su enfermiza agresión actual contra Palestina -tras la barbarie cometida contra Irak, Libia, Siria, Afganistán- el narcoterrorismo paraco-yanqui-israelí supera el récord de crímenes de guerra ocurridos durante siglos. Incluso da la impresión de que el objetivo de esta especie de "maldita santa alianza" es exterminar a la humanidad entera (no olvidemos que Bush habló con el dios Sión antes de masacrar a Irak). Todo el pueblo latinoamericano recuerda que -inspirado en su jefe Bush- narco Uribe 82 habló con el dios Sión y aceptó que Mossad entrenara y dirigiera brigadas paracas (tropas mercenarias de asalto que con apoyo yanquisraelita han intervenido contra Libia, Siria y ahora también actúan contra la heroica Palestina. Me refiero a las brigadas criminales que CIA-OTAN-Mossab entrenan para conformar los escuadrones de la muerte especializados en asesinar y luego mutilar cadáveres con sierras eléctricas... ¿Será que esta nueva y macabra modalidad del crimen satisface a los psicópatas yanquisionistas?

¿Será que algún día recibirán el astigo ejemplar que sus crímenes de lesa humanidad merecen? Porque el horrendo y abominable exterminio de judíos hecho por el psicópata Hitler no se compara en odio y crueldad con el holocausto
que hoy sufre Palestina, agobiada por el crimen bélico yanquisraelí (recordemos la operación "plomo fundido" cuando el ejército sionista desató el inclemente bombardeo con fósforo).

El drama que hoy vive la Palestina de Arafat es una muestra del peligro mortal a que se expone la humanidad entera. Amenaza patética y macabra que no dudarán en cometer los narcoguerreristas gringo-israelitas y sus aliados. Porque el mundo sabe que Estados Unidos, Israel y sus narco-colonias han unido su maquinaria asesina para ensañarse contra las naciones libres y soberanas del planeta Tierra.

USA-Israel-Europa, en realidad integran un sólo aparato bélico, un solo ejército, un solo país. Son -producto de un pacto macabro- una misma aberración obsesiva que invade, asalta y asesina -y tanta malignidad es financiada por el narcotráfico internacional (el gran negocio del yanquisionismo).

Pero, hoy, a pesar de la crueldad y prepotencia de Israel, Palestina sigue en pie, y sigue en pie porque -aparte de ser el pueblo prometido inspirado en Arafat- el mundo entero se ha lanzado a las calles a manifestar su apoyo total a este pueblo heroico. Y es que hoy más que nunca Palestina es el ejemplo de la humanidad, y tarde o temprano Palestina detendrá a Goliat... ¿O acaso esperará el mundo que los yanquisionistas acaben con el planeta?

*Escritor surmerideño.
amablefernandezsgmail.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1118 veces.