¿Por qué seguimos guardando silencio ante tanta crueldad de Israel?

Cuando escribí la primera parte de este artículo (el día 04/11/12) aun no se había desatado el criminal bombardeo de Israel a los indefensos palestinos de la Franja de Gaza; pero, si lo que Israel había hecho en fechas anteriores matando a mujeres y niños palestinos nos había dejado perplejos, lo que están haciendo en estos momentos, realmente, nos causa náuseas, ya que, fundamentalmente, se trata del asesinato de niños, de niños que no tendrán nunca la ilusión de ver en Palestina un Estado libre e independiente, de niños cuyos llantos nadie parece querer oír.

Es realmente un espectáculo bochornoso, difícil de encasillar, son crímenes perversos y en última instancia de lesa humanidad; y yo humano lleno de dudas, viendo la indiferencia de los organismos internacionales encargados de no sólo de poner fin a tanta crueldad, sino de castigar a los culpables, por el contrario veo que apoyan al Estado terrorista de Israel. Nunca me imaginé que el Secretario General de la ONU, felicitara al Primer Ministro de Israel Netanyahu por su buen liderazgo asesinando a niños inocentes y masacrando a una población que tiene el derecho a constituirse en un estado libre, independiente y soberano; entonces, repito, yo humano lleno de dudas no tengo otra alternativa que alertar sobre esto e implorar al Todo Poderoso que tenga compasión de esos niños inocentes; y de todos los niños del mundo.

Pero, no sólo debemos referirnos a los organismos internacionales que rigen el planeta bajo las órdenes del imperio y sus lacayos europeos, sino, también, de otras entidades no oficiales; tales como: la Iglesia Católica, y yo me pregunto, ¿Dónde está el Papa?; ¿donde están los Cardenales, obispos y demás organismos eclesiásticos, tales como las Conferencias Episcopales?. Aquí debo decir que ellos guardan silencio porque ellos siempre han apoyado a las oligarquías en todas partes del mundo; por eso, ni esa, ni ninguna otra religión han sido creadas por nuestro Dios, ni por su hijo nuestro hermano Jesús El Cristo. Aquí se demuestra que estamos frente a un grupo de oportunistas, que han encontrado en las religiones una manera de enriquecerse, de vivir a costa de los demás y de hacerse de una cuota grande de poder; o es que acaso puede pensarse, que un grupo de dictadores y asesinos que impusieron la llamada inquisición, donde quien no pensara como ellos era quemado, sin derecho a su defensa, en la hoguera, podía actuar en nombre de un Dios cuya arma fundamental es el amor y el perdón. Recordemos, que nuestro Libertador Simón Bolívar no sólo tuvo que enfrentarse al imperio, asesino, de España; sino, también, a la Jerarquía de la Iglesia Católica, que de hecho apoyó al imperio más genocida de la humanidad y se hizo cómplice de sus asesinatos.

¿Dónde está la prensa y demás medios de comunicación?, ¿no decían acaso que constituían el cuarto poder?, yo diría que constituyen el primer poder, pero desgraciadamente al servicio de las oligarquías; por eso, enmudecen cuando una parte de su poder, en este caso el Estado de Israel, asesina a sus enemigos, que de hecho son, igualmente, enemigos de ellos.

Pero si fuere al revés, que alguien se atreviera a atacar a algún país gobernado por la oligarquía, entonces lo destruyen, "sin que les tiemble el pulso"; se activan como el poder más mortífero para volverlos polvo. Aquí hay que decir, que si queremos que los medios de comunicación sean imparciales, que sólo se atengan a narrar los hechos tal y como estos se sucedieron, entonces tendremos que concluir que estos no pueden estar en manos de las oligarquías, sino en manos de los pueblos responsables del mundo; o sea, los que no se identifican con los malsanos ideales de sus amos, tal y como sucede con el pueblo de EEUUAA que, con su silencio, apoya las matanzas que sus tropas, sus mercenarios terroristas y sus lacayos realizan en los países que invaden; vale decir, Yugoslavia, Afganistán, Iraq, Libia y Siria; y, más reciente, con el caso de los asesinatos de Israel al pueblo palestino, su Presidente Obama ha dicho que apoya la masacre que su pupilo está ejecutando en suelo palestino; además ha bloqueado una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, donde "debía quedar patente la preocupación mundial por la escalada del conflicto entre Israel y los Palestinos".

¿Y las decenas de niñós palestinos muertos durante los bombardeos a Gaza? Recordemos aquellas palabras de Jesús cuando dijo:"Dejad que los niños vengan a mí, porque de ellos será el Reino de los Cielos, y hay de aquel que se meta con ellos porque más vale que nunca haya nacido". Es muy fácil escudarse en una religión para cometer crímenes de lesa humanidad y salir diciendo que Dios los apoya porque son sus elegidos. Convencido estoy de la existencia de Dios el padre de Jesús El Cristo, pero ese Dios es un Dios de bondad, de misericordia, de amor; y,  sobre todo de perdón y no puede un Dios con tales virtudes y atributos apoyar dichos desmanes; así que deben buscarse otra excusa porque ese Dios no apoya a terroristas.

Otros que guardan silencio por tan abominables asesinatos al pueblo palestino son los Países de Europa, fundamentalmente los que son miembros de la OTAN, los mismos que masacraron, recientemente, al pueblo libio; decenas de miles de muertos, en su mayoría inocentes, muchos de los cuales eran también niños. Son gobiernos que han demostrado a lo largo de sus historias haber sido liderados por gobernantes asesinos; las colonizaciones en América y en África dejaron un saldo de millones de muertos; sólo en la América pre-hispana, dejaron cerca de 90 millones de indígenas asesinados brutalmente, rasgadas sus carnes entre dos caballos corriendo en dirección opuesta. Y todo ello, al igual que en Libia, Afganistán, Iraq y Siria para robarles sus recursos naturales; que antes, en el llamado mercantilismo, se trataba del robo y saqueo del oro y la plata; y, ahora para quitarles sus recursos energéticos, hídricos y alimenticios. En África diezmaron su población convirtiéndolos en esclavos; y luego para repartirse toda su extensión territorial y dejarla en la más grande miseria, llevándose hasta los animales exóticos para venderlos al mejor postor.

De ahí mi gran preocupación de que Venezuela logre, en un tiempo relativamente corto, consolidar una plataforma de defensa, que sea lo suficientemente fuerte como para disuadir a estos buscadores de recursos de no tocar a nuestro País; no se olviden que poseemos la más grande reserva de petróleo del mundo y eso nos obliga a tener la fortaleza necesaria para preservarla. De ahí, también, mi preocupación de que se adquiera, urgentemente, el sistema de defensa aéreo Ruso S-300 o si es posible el S-400, que es aun más eficaz. Recordemos, que de nada nos valen los logros políticos, sociales y económicos si  perdemos nuestra soberanía y con ello la capacidad de mantenerlos. Recordemos, también, que el imperio es sólo el instrumento creado por estos grupos económicos para limpiar el camino que permita que ellos se posesionen de nuestros recursos.


El autor es coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2113 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /tiburon/a154651.htmlCUS