FRENDERB: Frente para la Defensa de la Revolución Bolivariana asediada por el neofascismo

Las elecciones presidenciales del 14 de abril nos han dejado una serie de enseñanzas políticas, organizativas e ideológicas en el proceso de transición al socialismo del siglo XXI, y en pro de la hegemonía bolivariana, en la lucha contra los sectores que representan al neocolonialismo, el neoliberalismo, el capitalismo y la oligarquía, asociados al imperialismo mundial (Usa, Unión Europea, Israel) y sus subalternos en Latinoamérica y Venezuela, obstinados en hacerse del control político y económico de los codiciados recursos petroleros, mineros y naturales de la patria.

Muchos son los elementos para el análisis de la situación político-social resultante como consecuencia de la todavía presente campaña de sabotaje económico, eléctrico y de los servicios, el desabastecimiento puntual y masivo, el vertiginoso aumento de precios, el “súbito repunte preelectoral” de la inseguridad; además de la apropiación fraudulenta e infiltración del imaginario chavista y bolivariano ( Bolívar, constitución, símbolos, misiones, inclusión) por las fuerzas de la derecha retrógrada y sus asesores internacionales, eventos mega-ampliados por los medios de comunicación capitalistas escritos, audiovisuales y digitales, en una orquestación que hace rememorar los principios goebbelianos y nazis de la manipulación propagandística.

Plan antipatria, por supuesto, desplegado en nuestros propios escenarios, montado sobre la ausencia definitiva del líder histórico de la Revolución Bolivariana, Comandante Hugo Chávez, sobre el desgaste de 14 años de gestión pública, parcialmente contaminada de burocratismo, ineficiencia, ineficacia y corrupción; contando con nuestra campaña electoral triunfalista basada en encuestas apresuradas, con sobreestimación mítica de nuestra fortaleza electoral, acentuada con actos electorales que nos desdibujaban como socialistas, apoyados en figuras artísticas recientemente advenidas de la industria audiovisual y comercial, mientras desdeñábamos a nuestros artistas revolucionarios y, sobre todo, postergábamos enfrentar en la propia tribuna de campaña, y con nuestras herramientas de lucha chavista, los graves problemas (verdaderos y artificiales) a los que, como una emboscada, era sometido el bravo pueblo venezolano.

Aún así, en ese ámbito plural de adversidades intervenido por los poderes de la burguesía plutocrática y sus subalternos, que incluía el falso y acerbo discurso opositor hasta en los templos religiosos , el pueblo venezolano bolivariano demostró la fortaleza profunda y raigal del legado chavista y le entrego a Nicolás Maduro una base social titánica de más de 7.5 millones de electores.

Hay que reconocer y admirar la resistencia de esta conciencia histórica. El gobierno electo debe saber merecerla con una agenda extraordinaria de inclusión de corto, mediano y largo plazo . Amor con amor se paga!

Hemos cerrado, por ahora, un ciclo electoral, única vía legítima para acceder al gobierno de la nación en la República Bolivariana de Venezuela, en conformidad con la voluntad del pueblo. Principio de soberanía democrática, para nosotros, constitucionalmente inconmovible. No así para la oposición derechista, con agendas secretas y violentas siempre a la mano, basadas en el desconocimiento de la mayoría.

El PSUV y su organización también cierra ciclos y como partido revolucionario debe adecuarse a los escenarios políticos actuales, fortalecerse para el despliegue en defensa de la Revolución Bolivariana. En ese sentido, su estructura de unidades de batalla y patrullas electorales , apropiadas para comicios, debe asumir nuevas funciones políticas en su territorio. Para eso, creemos necesaria una inmediata reconfiguración para convertir cada UBCH del país en un mínimo de dos (2) patrullas territoriales semillas de hasta 15 camaradas cada una, garantizando que por cada par de patrullas socialistas territoriales semilla devenidas de las 13.638 UBCH en los 23 estados y el distrito capital, se desplieguen como núcleo duro militante aproximadamente 409 mil cuadros en el país, sin contar los camaradas que se movilizarán al reactivarse las patrullas sectoriales de trabajadores formales e informales, estudiantes y campesinos y otras. La agenda revolucionaria de las patrullas socialistas del PSUV acometerían de inmediato las siguientes 4 acciones:

Levantar un diagnóstico actualizado del territorio o sector, con priorización de problemas y soluciones sobre abastecimiento, infraestructura, seguridad, servicios, deporte, cultura, etc, en vinculación con consejos comunales y/u otras formas de organización popular, comunal o sectorial, y como insumo del gobierno de calle, en todos sus niveles.
Desplegar acciones de propaganda, contrapropaganda e ideología con organización de talleres, conversatorios, foros de formación y enfrentamiento de matrices mediáticas, articulándose con medios públicos, comunitarios y populares (SIBCI) en el territorio o sector.
Definir acciones de defensa integral, detección y alerta temprana de amenazas, inteligencia popular, interacción, colectivización de la defensa en el territorio, desmontaje de guarimbas etc.
Coordinar acciones populares y movilización política desde el territorio, sumándolo a la defensa activa de la Revolución Bolivariana.

Para maximizar en la praxis las acciones políticas con el sentido de unidad requerido por la situación actual, se considera necesaria la creación, por medio de un acuerdo político nacional, antiburocrático y desde las bases, del Frente Para La Defensa De La Revolución Bolivariana (FRENDERB) integrando en cada FRENDERB territorial o sectorial a una patrulla socialista PSUV y al menos 5 compatriotas de los partidos aliados, movimientos sociales y organizaciones del polo patriótico, para conformar unidades operativas de acción revolucionaria de al menos 20 militantes c/u, con dirección democrática y plural, activando un mínimo de de 540 mil cuadros bolivarianos para la batalla territorial y sectorial en todo el país, en defensa de la Revolución, Gobierno, Instituciones Bolivarianas, Poder Popular, y en protección de la Madre y Cimiento mayor del legado del Comandante Hugo Chávez: la alianza histórica de Pueblo Civil y Pueblo Militar.

Necesario Es Vencer!


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1063 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

¡Palo al Tiburón! Contra el Imperialismo en Defensa de la Soberanía

Ideología y Socialismo del Siglo XXI

US Y /tiburon/a165447.htmlCUS