"Plan Soberanía" y Estado Fallido, es lo que busca la oposición

La oposición venezolana, desde el año 2011 ha venido en toda una labor de ir desconociendo la institucionalidad venezolana, producto de la enfermedad y convalecencia del Presidente Inmortal y Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Rafael Chávez Frías. En ese año 2011, como forzaban la barra para la declaratoria de la incapacidad física del líder de la Revolución Bolivariana, en el 2012, en los meses de enero a junio, como quisieron reforzar la tesis de que Chávez no sería candidato, que había que hacerle exámenes médicos antes de su postulación a la reelección presidencial, la campaña épica que éste libro y su triunfo inolvidable del 7 de Octubre de ese año, pero después del 20 de octubre, y durante los meses de noviembre y diciembre, cuando se hace el anuncio de la reaparición de la enfermedad, aquél sábado 8 de diciembre, en donde dejó un conjunto de lineamientos al Alto Mando Político y Militar de la Revolución, y tanto los que defendemos la Revolución como la derecha empezamos a manejar diversos escenarios sobre el impacto que ese anuncio, sin ninguna duda genero. Desde esa declaratoria por incapacidad física permanente certificada por una Junta Médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia con aprobación del Poder Legislativo, Reposos, Renuncia, Abandono del cargo declarado por la Asamblea Nacional, hasta la posibilidad del magnicidio inclusive.

Fué un mes de diciembre bastante díficil, luego se inicia el año 2013 con los intentos de la derecha para que asumiera la Presidencia de la República, por la fecha de la toma de posesión que es el 10 de enero, y que en fecha 9 de enero, el Tribunal Supremo de Justicia en Sala Constitucional, aclaro el punto, y la gobernabilidad en el país, pese a los escarceos de la derecha venezolana por tratar de dar un golpe de estado con apariencia de respetar la Constitución y el resto del ordenamiento jurídico en el país.

Luego, en febrero, empiezan los integrantes del movimiento Juventud Activa Venezuela Unida (JAVU), a activarse en una serie de manifestaciones, pidiendo una especie de "fe de vida" del Presidente Chávez, que el CNE no es confiable, que estamos en dictadura, y cualquier excusa o motivo fútil, para ir calentando las calles y propiciar la crisis política que generará o el golpe de estado, o la intervención extranjera. El 15 de febrero, sale la fulana "fe de vida", a través de unas fotografías mostradas por el Ministro del Poder Popular de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, acompañado por el entonces Ministro del Poder Popular de Ciencia, Tecnología e Innovación y yerno del Comandante Eterno, Jorge Arreaza, de Hugo Chávez junto a sus hijas María Gabriela y Rosa Virginia. El 18 de febrero, regresaría al país, el Presidente Chávez, y sería recluido en el Hospital Militar, Carlos Árvelo, en la ciudad de Caracas.

Pese a ello, los estudiantes "Manos Blancas", continuaron en sus acciones desestabilizadoras, como olvidar los días finales de febrero y comienzos de marzo, cuando empezaron a protestar y a iniciar un conjunto de guarimbas en el Municipio Chacao, contando con el apoyo logístico del Alcalde de ese Municipio, Emilio Graterón, y de la Policía de dicho Municipio, hasta el momento del sensible fallecimiento de Hugo Chávez, el 5 de marzo, a las 4:25 pm.

Por razones obvias, debió declararse la falta absoluta del Presidente Chávez, y Nicolás Maduro Moros, en ese entonces Vicepresidente Ejecutivo de la República, debía encargarse de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, e instar al Consejo Nacional Electoral a la convocatoria de elecciones presidenciales dentro de los treinta (30) días siguientes, de conformidad con el supuesto señalado en el segundo párrafo del artículo 233 de nuestro texto constitucional.Lo de la campaña extremadamente rápida y atípica que vivimos no haré mayores comentarios, porque todos sabemos como los vivimos y hemos hecho las observaciones que los resultados arrojaron.Afortunadamente con el triunfo de la Revolución Bolivariana y el triunfo del hijo de Chávez, Nicolás Maduro Moros.

Lo cierto del caso es que, estas acciones "Manos Blancas" y de la oposición en general, no eran casuales ni fortuitas,sino muy bien enmarcadas en todo un plan y toda una operación mal denominada "Soberanía", en la cual, estos estudiantes, fueron trabajados, y este plan u operación se iba adptando a circunstancias y momentos que se iban viviendo en el país. Todo eso esta debidamente registrado y documentado por JAVU.

La oposición venezolana ha planificado todas las actividades violentas y de desconocimiento de los resultados electorales del 14 de abril, y quieren mostrarnos que sus acciones "son espontáneas" del pueblo venezolano.

A pocos días de la elección presidencial, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) planteó "cantar fraude" y denunciar "ventajismo electoral", tal y como lo establecían los documentos de JAVU.

El llamado a las calles con violencia es una constante en la oposición venezolana, y los jóvenes venezolanos han sido usados por los partidos políticos de derecha para cometer sus acciones.

Los documentos encontrados de JAVU, expresa que ante un pronunciamiento electoral, se activarían en un Plan de Resistencia Civil en tres frentes que a continuación se detallan:

1.- Toma de Espacios Públicos estratégicos en las ciudades más importantes del país con la finalidad de ahogar económicamente a los centros urbanos, pues estarían parando la distribución de alimentos y víveres, así como el flujo de combustible a las estaciones de servicio.

2.- Creación de una matriz de opinión de deslegitimación del CNE, Gobierno Nacional, FANB, Poder Judicial, Poder Ciudadano y partidos políticos de izquierda utilizando como medio las Redes Sociales. Con la finalidad de lograr replicar sus mensajes cuantas veces sea posible y movilizar a la sociedad civil a las acciones de calle en cada ciudad.

3.- Ejecución de un plan de boicot social selectivo. En este frente, los JAVU estarían visitando varias instituciones gubernamentales y casas de los voceros del gobierno en las ciudades más importantes, donde realizarían tomas de gobernaciones y alcaldías en manos del oficialismo. En una primera fase establecerían un "nuevo gobierno paralelo" y profesarían la existencia de una doble soberanía con la intención de volcar a la sociedad civil a su favor por medio de una matriz de opinión basada en la unión de dichos gobiernos y soberanías bajo su conducción democrática y la unión de todos los venezolanos.

Esto lo que busca es conducirnos es a toda una crisis de ingobernabilidad, es uno de los objetivos principales de la oposición y de ahí su actuación en la Asamblea Nacional, y las diferentes acciones de calle que están realizando, con la correspondiente escalada de los últimos días. Porque están trabajando en propiciar un "Estado Fallido", es decir, un Estado débil e ingobernable.

Todo esto es producto de laboratorios de investigación en los Estados Unidos de Norteamérica, con apoyo del sionismo israelí, por eso los intentos de saboteo a planes como Patria Segura, la infiltración de paramilitares en el país, e ir creando condiciones para derrocar a Nicolás Maduro y decapitar a la Revolución Bolivariana.

Este formato de "Estado Fallido" les ha dado mucho éxito en el continente africano. Ahí están los casos de Yemen, de la República Democrática del Congo, de Egipto o la misma Libia, por sólo citar algunos ejemplos.

La derecha busca mantener a los estudiantes en la línea de conflictividad. Pero nosotros debemos detenerlos, ocupando los espacios. La oposición espera el momento más adecuado para ellos, para dar el zarpazo, mientras tanto, mantienen a los estudiantes en conflicto. Es por eso que el Presidente Nicolás Maduro debe promover la reestructuración del Estado, y que nuestro pueblo acepte y se acostumbre a las nuevas realidades.

Debemos estar pendientes de la posibilidad de un intento de paro de los trabajadores y remolcadores portuarios de manera que no descarguen los barcos con importaciones de alimentos, bienes y servicios en nuestro país. El mejor ejemplo de ello fué lo ocurrido en el Paro-Sabotaje Económico Petrolero del año 2002, por parte de las principales empresas como ZIM, Mark de Venezuela, Green y otras más, que pertenecen y son fichas del sionismo israelí.

La oposición en el fondo promueven la idea de un Estado Corporativo, y de ahí se aliaron sectores como Fedecamaras, la CTV, los partidos políticos de la derecha y la Iglesia, factores muy activos en el golpe de abril de 2002 y el sabotaje económico y petrolero del mismo año y comienzos de 2003. Afortunadamente, estos sectores están muy disminuidos, y el Estado Venezolano y sus instituciones se han ido fortaleciendo.

Es claro que la derecha está profundizando sus ataques apelando al montaje de escenarios de violencia. Los eventos mas recientes así lo confirman, Uno es el ataque fascista a la Flor de Venezuela. El otro hecho en la escalada fascista es la agresión a la “asamblea de ciudadanas y ciudadanos” que encabezaba el ex-candidato presidencial y Gobernador del Estado Miranda, Capriles Radonski en Maracay, por parte de presuntos chavistas. No quepa la menor duda de que está fué una acción totalmente planificada, dentro de un plan conspirativo mucho más amplio, que incluye el uso de la violencia para acicatear la base social del fascismo y tratar de lanzarla a la calle, como carne de cañón, para justificar más violencia, acciones golpistas y hasta la creación de un escenario libio o sirio a fin de promover la intervención extranjera e imponer el fascismo a sangre y fuego en nuestro país.

En cuanto a la manifestación convocada por la derecha para el día de mañana, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro ha develado y alertado, por elementos que también han sido detectados por esta unidad a través de las redes sociales, de los planes que hay para ensangrentar Caracas. El Presidente ha expresado que está muy pendiente de un ex-alcalde de oposición (Leopoldo López) que pretende actuar mañana. “Si se equivoca, le vamos a poner los ganchos”, dijo. Explicó acertadamente que los planes de violencia responden a que han fracasado en convertir el paro universitario en el gran conflicto que genere la insurrección en Venezuela.

Tal y como lo expresa el camarada Nestor Francia: "De alguna manera, la manifestación convocada para el día de mañana sábado, en Caracas, es una especie de ensayo, quizá con dos objetivos no necesariamente excluyentes: Por una parte, medir su actual capacidad de movilización callejera, por el otro, generar violencia para ahondar el escenario del conflicto generalizado. No sabemos a ciencia cierta cuál de las dos intenciones se impondrá mañana, o si serán las dos al mismo tiempo. Ya veremos".

¡Chávez vive y su lucha sigue!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1230 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /tiburon/a168919.htmlCUS