Edward Snowden ¿Asilo ó Pacto Político?

No todo lo que parece es y, lo que no, deja de serlo, reflexión que como muchas otras, encierra un silogismo que nos conduce para permitirnos entender realidades que a pesar de tener ante nuestros ojos, no las entendemos a simple vista.

El caso de Edward Snowden podría ser una referencia de situaciones más allá de lo que aparenta ser, porque son muchas las aristas que hay que analizar y hasta deducir sin caer en ingenuidades, o visiones ideológicas porque en la política y entre muchos políticos, no cuenta la verdad sino los resultados.

Sería desde mi criterio, poco creíble pensar que alguien que está denunciando la violación a la privacidad a través de la existencia de una orden judicial secreta que obliga al operador estadounidense Verizon a entregar diariamente a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) todos los datos telefónicos de sus abonados entre abril y julio, no ser vigilado al igual que el resto de los estadounidenses.

Una de las agencias tecnológica y metodológicamente en servicios de inteligencia y contrainteligencia más efectiva del mundo como la NSA, resulta difícil creer que no sospechara de Edward Snowden ó ¿Será que es sumamente diligente en lo que sabe hacer y por eso está haciendo lo que mejor conoce?

Soy más grande y poderoso que tu, es verdad, pero para decir y saber que alguien es fuerte es porque se conoce que el otro es débil, es la comparación lo que permite determinar las diferencias, además, siempre aparece otro que te defiende y esto permite mantener el equilibrio, para que así, subsistan ambas partes.

Los Liderazgos no solo dependen de quienes nacieron con esa cualidad, además es necesario contar con la bendición de padrinos quienes consagren esa condición y les permitan extenderlos allende sus fronteras. Ecuador y, particularmente Rafael Correa, enfrentan dos situaciones de alta política y estrategia de envergadura al tener que decidir, los casos Julian Assange y Edward Snowden. Sin embargo, estos hechos, podrían permitirle crear alianzas y protagonismos locales y regionales, cuyas consecuencias siempre se ven a mediano o largo plazo.

Aunque yo diría que el área está políticamente activa, porque el Derecho de Asilo, es un Derecho Humano porque protege al individuo pero permite al Estado receptor protagonismo político, como defensor de los DDHH y como actor importante en la toma de decisiones, sobretodo cuando el involucrado es sobrino de Sam.

La políticas de control, permiten hacer creer que hay más libertades de las que existen ó necesitamos, la gente piensa que no tiene límites a sus deseos más que el derecho ajeno, sin embargo, esas personas, que exigen las mismas libertades que siempre han sentido tener, terminan exigiendo o podrían exigir que sean limitadas, para evitar que esas libertades atenten contra la seguridad interna de su país.

Por su parte, los gobiernos, logran controles sin que se vean como tales, porque es el pueblo quien pide seguridad “no controles” a quien quiere restringir libertades, supuestamente para evitar un peligro a la seguridad nacional. Así, funcionan las tácticas distractorias porque el mundo sigue girando y los pactos políticos realizándose sin importar ideología, total ganan ambas partes.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 998 veces.