Sobre lo acontecido al presidente Evo Morales

Ya el Comandante Guevara se había adelantado. Estaba consciente del significado histórico del imperialismo norteamericano, el cual es el resultado de un proceso de concentración y centralización de la riqueza social robada al esfuerzo human ajeno, expandido por todo el mun do desde su origen prediluviano mercantil. Lo hecho al Presidente indígena Evo Morales, tiene el nombre y sello del imperialismo de hoy, donde el capital norteamericano marca la ruta a sus aliados debilitados luego de la II guerra mundial. Europa desde 1945 no es la misma y desde entonces ya tenía rostro rastrero que vemos hoy. Con sólo ver el comportamiento de la OTAN, del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional, de la Organización Mundial de Comercio y otros organismos de integración de las políticas de los grandes capitales, nos percatamos inmediatamente que los capitales gringos de norteamérica, tienen la batuta en la pólitica mundial, porque fue el armador sistemático de la globalización a todo lo largo del siglo XX, principalmente luego de la guerra mundial de los años 40.

El capital nació sin patria y poco a poco ha hecho al mundo su patria y así quiere tratarlo. Las burguesías nacionales, ya hace mucho tiempo no lo son, porque fueron envueltas por la conducta expansionista de los capitales más dinámicos y sólo les queda compartir como socios invitados y de segunda, del capital norteamericano que ha marcado la pauta en los últimos 70 años, el cual salió para instalarse sin permiso externo en cualquier parte aplicando cualquier tipo de aplanadora, incluyendo su poderío bélico. Por supuesto, como capital apatrida, poco le importa el pueblo trabajador de los Estados Unidos y esto se lo ha transmitido a sus debilitados socios de Europa, Asía, África, Oceanía y América. Las burguesías lacayas de estos continentes tampoco quieren a sus pueblos, porque sino se salen de los patrones de conducta impuestos por el capital que necesita reproducirse y ampliarse a toda costa, para lo cual se pasa por bola cualquier sentimiento, y si por casualidad lo ve brotar por alguna parte, lo compra para borrarlo de los corazones burgueses tentados por ese malestar llamado amor al planeta o a la humanidad.

El capital es implacable con todos, incluyendo a sus representantes humanos los burgueses. Estos sólo serán libres como humanos, cuando la humanidad se libere de esta relación social impuesta por el capital y para ello tendrán que dejar de ser burgueses, algo imaginable únicamente en las teorías pequeburguesas sostenedoras del capitalismo con rostro humano, las cuales se olvidan que aunque el capitalismo es creación humana, el capital como cuerpo, desde el primer momento llevaba en su sangre su condición antihumana, pues para existir necesita someter para explotar a otros humanos. La relación social impuesta por el capital, se le escapó de la mano a sus progenitores, aunque estos nunca estuvieron conscientes de la condición de progenitores, ni de lo que estaban creando, fue un resultado histórico, luego de que el productor directo (llamado trabajador) fue separado de sus medios de producción. La tragedia del burgués, aunque se ve recompensada con el lujo y el derroche, es la de ser el sujeto dedicado a aplicar la dinamica impuesta por la relación del capital, llamada capitalista. Este triste papel, lo lleva irremediablemente a enfrentar al lado opuesto de la relación, conformado por millones de humanos que para subsistir tienen que venderse como asalariados para ser el pilar de la relación trabajo vs. no trabajo, o mejor, productor Vs. no productor, clave de las relaciones sociales capitalistas, las cuales están cargadas de los más perversos sentimientos imaginables, incluso aquel que puede llevar a la destrucción de la vida en el planeta.

Para el capitalismo no hay ética alguna, (esto para aquellos que creen en una ética humana genérica, apta para todos los humanos) no hay derecho ajeno sino sus derechos, por mucho que sean refrendados por los distintos organismos internacionales. Su lógica no puede ser trascendida por ningún derecho, sea este humano o extrahumano y el derecho internacional ya tiene una lógica, la del capital transnacional. Simplemente, recordemos como una transnacional, la Monsanto, para imponer su lógica, hizo que se aprobarán leyes que sancionan a aquellos granjeros que utilicen semillas distintas a las transgénicas y eso es un simple ejemplo de lo que capital le impone al mundo para aplicar sus indiscutibles derechos

En estas cortas líneas, queremos mostrar donde está el transfondo de la conducta de Francia, Portugal, España e Italia con relación a lo ocurrido a Evo Morales. Nos están nuevamente mostrando sus fauces, utilizando a burguesías depreciadas que cuentan con gobiernos elegidos para defender sus depreciados intereses. Sólo piensan en la sobrevivencia como clase atada a la presencia del dólar en sus economías a sabiendas que esta moneda circula sin ningun tipo de sustento real, pero la caída del dólar les asusta porque con la caída de este, vendría la suya también. Son muchos los cordones que los atan y saben de la peligrosa alianza de EE.UU con los no menos peligrosos capitales sionistas que circundan como anillos poderosos a los gobiernos norteamericanos y más cerrados aún con la presencia de Obama como su cabecilla e hijo dilecto de los capitales financieros sionistas asentados en ese país como su lugar de operaciones.

La aguda crisis por la que atravieza el capital, los lleva a intensificar la lógica del capital y tienen como medidas impedir que algún país se salga de su poderoso radio de influencia. Le atormenta el sonido libertario de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y en otra medida Uruguay y Argentina; le molesta las alianzas regionales de estos países, especialmente con la cercada Cuba, y les comienza a causar molestias los convenios con Rusia y China, las cuales a pesar de andar por los caminos capitalistas, no están bajo el control del imperio norteamericano. No le temen al poderío de Rusia y China, sino al que puede surgir de las alianzas regionales (Unasur, Celac, Petrocaribe, Mercosur) cuando las alianzas con estos dos países se consoliden y fortalezcan.

Las silenciados países de su patrio trasero, han comenzado a cantar por las madrugadas para anunciar mejores días y esto les causa ruido a su sordera. El Comandante Chávez, transmitió ese mal ejemplo y lo quieren detener, pero ya no sólo cantan los gobiernos con sus posiciones de izquierda, sino que cantan millones de habitantes de nuestro continente y se extienden por otros amaneceres incluyendo los de los EE.UU y Europa.

No van a pedir disculpas, porque no ven en su actuación ninguna culpabilidad, simplemente están cumpliendo ordenes de EU.UU mandamás y este no es culpable de nada, ni siquiera de las bombas de Hiroshima y Nagasaki, tampoco del genocidio en Vietnam, Camboya, Irak, Libia, Afganistan, de las centenares de Invasiones, de sus conspiraciones contra gobiernos que se quejaron del mal trato que se les brinda a sus países.

Para España y Portugal, es penoso pedirle disculpas a sus ex - colonias y menos a un Presidente Indio, acompañado por un Presidente Obrero, un ex- Tupamaro, un ex - alumno de Harvard, (mal agradecido dirá el capital gringo), un Presidente de un país desconocido (Surinam) y una presidenta un poco molestosa con eso de Las Malvinas. Pedirle disculpas a Unasur, es reconocerla como un organismo de integración de su patio trasero, sin que le hayan pedido permiso, es una violación de sus derechos como capital dominante.

La equivocación no está en sus diccionarios, pero si en el nuestro. Se equivocaron de época porque los pueblos han despertado de sus equivocación de pensar que con las alianzas con el imperialismo ibamos a llegar muy lejos. Ya hemos ido despertando de esa equivocación en la cual nos habían metido las burguesías lacayas y rastreras de la América Latina.

Este acto de agavillamiento contra Evo Morales, lo sentimos como nuestro haremos y nuestra gavilla libertaria contra las fuerzas del imperio y sus aliados internos. Nos están anunciando sus intenciones inmediatas y ya lo comprendimos claramente; este golpe nos une y nos advierte, a la vez que nos recuerda la frase del Che en su discurso en las Naciones Unidas :"No se puede confiar en el imperialismo, pero, ni tantito así, nada".

Es una necesidad, la unidad de América Latina contra el imperialismo norteamericano y sus lacayos, cualquiera que sean. Los trabajadoras y trabajadoras de nuestros países, tenemos que tomar las banderas de la revolución, no podemos esperar a que los hechos anunciados se hagan realidad, porque sería demasiado tarde. Nosotros en Venezuela, apoyados en las posiciones anti imperialista de nuestro gobierno encabezado por Nicolas Maduro Moros, siguiendo el camino de nuestro Comandante Presidente, tenemos que unir esfuerzos por la unidad de la clase trabajadora y estar preparados para las luchas que vendrán porque el imperio no avisa, ataca, y cuenta internamente con un buen número de lacayos y apatridas.

Unidad para luchar, Unidad para vencer

Chávez vive, la lucha sigue

Saludos revolucionarios

Esta nota ha sido leída aproximadamente 629 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /tiburon/a169365.htmlCUS