Julián es de la CIA

Recientemente se ha puesto de moda ser de la CIA o haberlo sido. En los últimos meses quienes han asumido posturas críticas y comprometidas dentro del proceso revolucionario son descalificados, incluso por altos y altas dirigentes del proceso revolucionario, acusados de ser pagados por la CIA, por decir aquellas cosas que pretenden defender o advertir problemas dentro de la revolución o citar el "Golpe de Timón" del 20 de octubre de 2012 expresado por el Comandante Chávez, así como también algunos actores de la oposición han sido señalados de ser agentes de inteligencia del gobierno de los Estados Unidos, algunos con pruebas del financiamiento de la Usaid y otros simplemente porque está de moda ser de la CIA.

Lo más interesante del caso es que el ser de la CIA o haberlo sido ahora es tan "chic" que nuestro país no podía quedarse atrás en tener su propio ex agente delator, y hemos corrido a ofrecer asilo a el exCia más cotizado del mercado: Snowden, que como una estrella del pop está siendo debatido por muchos países en cuanto a quien ofrece el mejor asilo en solidaridad con quien hasta hace poco era el responsable de que todos estuviésemos pinchados por los gringos a través de Prism, y hoy es la panacea de ejemplo revolucionario mundial.

Esta costumbre política parece ya ser un asunto cultural, pues en nuestro actual proceso, la valoración de aquellos que han saltado la talanquera y la vuelven a saltar, hace que puedan estar de primeros en la cola para aspirar altos cargos públicos, o sean extraordinarios candidatos a cargos de elección popular en "nombre del Comandante Chávez". Esto sin duda tenía que tener repercusiones internacionales, por lo que Snowden, el más mediático salta talanquera, ahora tiene el primer derecho de ser asilado político de nuestra revolución. Eso sin duda no está mal, en el marco de la defensa de los derechos humanos, excepto cuando recordados el caso de otras solicitudes de asilo como la del cantor Julián Conrado.

Es por eso que le he recomendado a Julián, que para que le sea aceptado el asilo proceda de la siguiente manera: primero se declaré agente de la CIA, o me acepte una de las planillas que dicen que tengo por lotes, para asegurar no sólo su suscripción al club internacional, sino, además pueda generar unos ingresos extras que bien le hacen falta, y adicionalmente llene la planilla de fans club de Snowden, que le permitirá tener la ambigüedad suficiente para poder seguir con su canto comprometido y revolucionario, pero en libertad. Así que convoco al pueblo revolucionario a que denunciemos que Julián es o fue de la CIA, para que de seguro, nuestro gobierno en solidaridad le ofrezca el asilo tan solicitado.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5230 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /tiburon/a169464.htmlCUS