La fotografía utilizada por John Kerry para culpar a Siria fue tomada en el 2003 en Irak.


Propaganda para la guerra y manipulación sionista: El Secretario de Estado John Kerry abrió su discurso del viernes describiendo "los horrores de las víctimas del ataque con armas químicas", indicando que sufrieron convulsiones, espasmos y dificultad para respirar. Por supuesto, ignorando que las armas químicas fueron provistas por Estados Unidos a sus agentes mercenarios "rebeldes Sirios" para llevar a cabo un atentado de bandera falsa contra civiles y justificar un bombardeo contra una república inocente que no es una amenaza para la Seguridad Nacional de Estados Unidos, sino un simple y honesto competidor financiero de Israel, cuyo banco central no fue cooptado por la banca Rothschild.

Recientemente Siria descubrió gas en sus costas y comenzó a trabajar en un gasoducto y oleoducto para transportarlo a través de Irán, Irak y Siria hasta Europa. Una oferta rivalizaría con el oleoducto BTC de Israel.

Para evocar la emotividad del público, Kerry hizo referencia a una fotografía utilizada por la BBC (de la familia Rothschild) que ilustra a un niño saltando sobre cientos de cadáveres cubiertos en sudarios blancos. El objetivo de la foto fue representar a las víctimas que supuestamente sucumbieron ante los efectos de las armas químicas utilizadas, según Kerry y sin ninguna evidencia, por el régimen de Assad. Sin embargo, más tarde se expuso que la imagen fue tomada en el 2003 en Irak. Y que no tiene relación alguna con las muertes sirias.

Associated Press documentó a los "rebeldes Sirios" reconociendo la autoría del atentado, los mismos "rebeldes" sirios a quienes Obama envío millones en armamento hace algunas semanas (incluyendo armas químicas), mientras impone "control de armas" en su propio país, para desarmar a los habitantes de Estados Unidos.

El sionista y Secretario de Estado Estadounidense anunció que EE.UU. seguirá las "negociaciones" con el Congreso y el pueblo. Una decisión tomada tras la resolución del Parlamento Británico que votó en contra de tomar acciones militares contra Siria el jueves por la noche, negándose rotundamente a acompañar a EE.UU. en un ataque con misiles contra la nación de Oriente Medio.

Alemania también expresó su oposición a la intervención militar de Siria, diciendo que no lo consideró ni piensa considerarlo.

Francia, sin embargo, declaró que tiene la intención de actuar junto a EE.UU., para "castigar" a Siria, por utilizar armas químicas contra civiles. Pese a la negativa de numerosos aliados, Kerry argumentó que "muchos amigos están listos para responder".

Estados Unidos prohíbe investigar la verdad sobre el uso de armas químicas

El descaro de Kerry parece no tener limites, mientras culpa a Siria de entorpecer, según él, y bloquear la investigación de la ONU sobre el ataque con Armas Químicas, Siria presentó pruebas sobre la inocencia del gobierno y la culpabilidad de un grupo terrorista financiado por Estados Unidos. Del mismo modo, la "administración Obama" advirtió al Secretario general Ban Ki Moon que "no hay seguridad adecuada para los inspectores de la ONU si visitan las zonas afectadas investigando la situación", en una clara advertencia y amenaza flagrante hacia los inspectores que deberán retirarse por completo o sufrir las consecuencias.

Incluso cuando Siria permitió a los inspectores de la ONU entrar en la región afectada, el gobierno de Obama respondió que era "demasiado tarde", y que la prueba podría haber sido destruida".

Obviamente Kerry no mencionó que Estados Unidos financia a los rebeldes y proveé el armamento quimico que no se fabrica en Siria, dejando al público desinformado para que no tenga una opinión precisa.

La buena noticia es que por primera vez en más de doscientos años, el Parlamento británico votó en contra de una guerra (no ocurría desde desde 1782).


Twitter: @DiegoMur
BWN Argentina
- See more at: http://bwnargentina.blogspot.com/2013/08/la-fotografia-utilizada-por-john-kerry.html#sthash.kiVGkoQi.dpuf


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3947 veces.

Comparte en las redes sociales