Sanciones estadounidenses generan escasez de medicamentos en Irán

Credito: TeleSUR

14 Feb. 2013 - Las sanciones internacionales que Estados Unidos impone de de manera unilateral contra Irán son la principal razón detrás de la escasez de suministros médicos y medicamentos en la nación persa, amenazando la vida de muchos pacientes y enfermos iraníes.

De acuerdo con un reciente informe publicado por el estadounidense Centro Académico Internacional Woodrow Wilson, las compañías que exportan medicamentos a Irán corroboraron que estos embargos unilaterales los han obligado a frenar el suministro de insumos médicos a Teherán.

“Las mencionadas sanciones contra el sector bancario iraní han impedido las exportaciones de medicamentos a Irán, lo que ha motivado la actual carencia de fármacos para los pacientes en el país persa”, destaca la investigación.

Según el texto, en los últimos meses ha sido imposible proveer a Irán de los medicamentos necesarios para el trasplante de órganos, dejando entonces a receptores iraníes posibilidad de mejorar su estado de salud.

"Sin un reemplazo viable para el medicamento, los receptores de trasplantes de órganos iraníes no les queda otra alternativa que esperar la muerte”, sostiene el Centro.

El documento concluye que las sanciones han cerrado los canales bancarios para las exportaciones de medicamentos a Irán, impidiéndole a las empresas persas la posibilidad de acceder a dólares y euros para ejecutar ese tipo de transacciones.

Teherán ha denunciado en reiteradas ocasiones que las sanciones son efectivas para obstaculizar las importaciones de medicamentos en el país, poniendo en peligro la vida de millones de pacientes que padecen enfermedades especiales como la talasemia, hemofilia, hepatitis, esclerosis múltiple, diabetes, entre otras.

Esta situación ha creado un sentimiento anti-estadounidense en la población iraní, provocando que muchos ciudadanos pidan juicio para el presidente norteamericano, Barack Obama, por la imposición de estas restricciones ilegales que violan el derecho internacional.

Washington y la Unión Europea -bajo la presión de EE.UU.- han impuesto una serie de sanciones contra Irán durante los últimos años, sobre la base de la acusación infundada de que Irán está persiguiendo objetivos no civiles en su programa pacífico de energía nuclear.

Irán rechaza la acusación, argumentando que como signatario comprometido con el Tratado de No Proliferación Nuclear y miembro de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA), tiene el derecho de utilizar la tecnología nuclear con fines pacíficos.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2910 veces.


Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N