Contratos Colectivos en Guayana (I)

I.

La discusión de los Contratos Colectivos en las empresas básicas de Guayana es un asunto trascendental para la vida nacional y no algo doméstico de cada empresa. Va mas allá de aumentos y otras reivindicaciones para la nomina, tiene que ver con la calidad de vida de la población en general y por eso es materia de interés para todos y todas.

Hay que saber:

¿Dónde se acumulan las riquezas que implica cada Contrato Colectivo?

¿Qué tienen que ver los Contratos Colectivos con capitalismo o con Socialismo?

¿Por qué NO HAY un movimiento nacional reclamando Contratos Colectivos en las empresas privadas?

¿Por qué se abordan los Contratos Colectivos en tiempos de campaña electoral?

¿Por qué el Camarada Chávez no hablaba de los Contratos Colectivos?

¿Cómo un Contrato Colectivo beneficia a la clase trabajadora?

¿Por qué iniciar las discusiones en SIDOR y no en otra empresa básica?

II.

Se sabe que los Contratos Colectivos deben regirse por Leyes del Trabajo y que en Venezuela, desde 1936 hasta 2012, esas leyes hechas por AD y COPEI (los partidos de Capriles Radonsky), favorecían al patrón, al capitalista que explotaba a trabajadores y trabajadoras directa o indirectamente. Con esas leyes privatizaron la salud y la educación; nos quitaron las prestaciones sociales y aplicaron la tercerización para esclavizarnos. Hay pocas excepciones, como en SIDOR, donde la fuerza organizativa y de lucha de los trabajadores, obligó a firmar contratos superando las leyes y permitió avanzar hasta la nacionalización del gigante siderúrgico.

Entonces, es entendible porque el Camarada Chávez, que es un propulsor del Socialismo, no promoviera contrataciones colectivas que afianzaban al capitalismo. Aun cuando, en 10 años se firmaron más contratos colectivos que en 40 años de puntofijismo, la idea estaba centrada en eliminar de raíz las relaciones capitalistas de producción.

El 1º de Mayo de 2012, por poderes habilitantes, el Presidente Chávez, se la jugó con los trabajadores y firmó la Ley Orgánica del Trabajo, los trabajadores y las trabajadoras (LOTTT). Una ley que cambia el sentido de la relación capitalista del trabajo hacia el Proceso Social del Trabajo.

Esto justifica porque es ahora y no antes, que Chávez, este autorizando la discusión de los contratos colectivos en Guayana y porque empieza por SIDOR.

Las palabras de Chávez, en la asamblea con trabajadores de SIDOR (20/8/2012), realizada en la represa Caruachi del rio Caroní, prefiguran lo que deben ser los contratos colectivos en socialismo:

“mira en cuanto a la convención colectiva, no, que tú señalabas yo no tengo ningún problema, comiéncese a discutir la convención colectiva en todas las empresas de Guayana pues.

—(aplausos y algarabía).

¿Cuál es el problema?, ninguno, ninguno, ninguno, sólo, sólo y les pido que se discuta, no, con madurez, con criterio, con responsabilidad, con responsabilidad, con buen juicio y pensando no sólo en los intereses de los trabajadores que para nosotros son sagrados, pero hay otros tipos de intereses que también son sagrados, el interés nacional, el interés popular, los intereses del pueblo, los intereses de la revolución”.

Lo que se haga en SIDOR, debe señalar el rumbo en materia de contrataciones colectivas, vistas como Proceso Social del Trabajo.

III.

Los trabajadores y trabajadoras de SIDOR y su sindicato deben asumir el papel de vanguardia que les exige la revolución:

· Elegir por las bases, la vocería que va a discutir el contrato.

· Publicar cuánto cuesta el HCM, el pago de Educación Privada, los seguros de vehículos, el Servicio de Comida y los juguetes.

· Constituir un Parlamento Obrero que sesione dos veces por semana para preparar el nuevo contrato colectivo y empujar la discusión.



Patria Socialista, Viviremos y Venceremos



[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3424 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /trabajadores/a149553.htmlCUS