La democracia inconveniente

Nota: el primer párrafo es un sarcasmo:

El dictador en su encarnizada voluntad de ostentar el poder sigue explotando a un indefenso pueblo que es incapaz de liberarse por lo pesadas de las cadenas y lo poco inteligentes de su gente para luchar contra los que los sojuzgan, solo un grupo auto iluminado, grande  y superinteligente es capaz de ver la realidad y de luchar.

Arriba en un pequeño párrafo se condensa el sustento mediático  de la derecha venezolana, ahora en lo ideológico no olvidemos que estamos hablando de los tradicionales y seudo nuevos partidos de derecha en donde milita el pensamiento mas neoliberal y muchos de los cuales pertenecen, o lo desean,  a las clases altas del país, los que se creen los amos del valle.

Desde 1999 estamos escuchando el mismo cuento por parte de esta derecha irracional, a pesar de la obstinada voluntad democrática del pueblo venezolano, ellos y  las grandes cadenas mundiales de empresas (con interés monetarios) noticiosas no se cansan de repetir como un rosario la misma cantaleta. Lo peor es que han llevado a una parte de la población venezolana a creer esa mentira que han elaborado desde la virtualidad.

Basta una mirada a la realidad para darse cuenta que en 14 años ha habido en nuestro país 15 elecciones democráticas, incluso algunas en la que la derecha ha obtenido algunos triunfos, la reforma en 2007  y la asamblea en el 2010.

He aquí el dilema, cuando ellos ganan el Consejo Nacional Electoral es  transparente, pero cuando pierden no. Igualmente una democracia les sirvió por 40 años mientras fueron representativas y hegemónicas las posiciones capitalistas y luego en su moda neoliberal. Pero la democracia participativa  votada en 1999 por el 87,75 % de los votos del pueblo, según ellos no es democrática.

Hoy sigue siendo el mismo sustento mediático e ideológico, y por ello una parte importante de los lideres de la derecha, a pesar que el candidato perdedor reconoce la derrota, cuestiona al arbitro dejando ver que no fue limpio el juego aunque 55% del 81% que participo escogió seguir el proyecto socialista y repito lo peor es que una parte, la minoría, no acepta las reglas democráticas que por mayoría este pueblo se ha dado y nuevamente no les sirve la democracia de las mayorías y sin decirlo abiertamente buscan y luchan por la democracia de las elites.

He aquí la solución del dilema, no les conviene la democracia de las mayorías, es inconveniente para sus intereses de clase y necesitan el retorno de la democracia de las elites luminadas hacia la senda del desarrollo, aquel que ya nosotros conocemos y rechazamos (Caracazo 1989) de recortes de gastos sociales (salud, educación, urbanismos, viviendas, pensiones) la disminución del estado (privatizar todo lo que se pueda) y el desarrollo de la libre empresa para atraer a la inversión privada (tercerización, flexibilidad laboral y leyes bobas para explotar a los trabajadores y las trabajadoras).

Este pueblo, mi pueblo esta eligiendo su camino en base a la participación, eso no se puede negar, nadie puede  porque la realidad esta aquí y no en la TV.

Estamos entrando en un nuevo momento del desarrollo de la revolución Bolivariana, un momento clave donde tenemos que avanzar, poner mas fuerza y ser capaces de remontar los problemas sociales mas sentidos que siguen existiendo (seguridad, acceso a los servicios y vivienda), también para ser mas eficaces en las alternativas que hemos creado (Misiones, universidades, entre otras) y profundizar el poder popular, transferir mas capacidad a la gente de hacer posibles las aspiraciones colectivas de mejor calidad de vida.

Es bien importante no perderse en este camino, no aburguesarse, no ceder el terreno ganado y al contrario hacer cada vez mas esfuerzo en la formación de la conciencia, de la ideología, lo que incluye debatir con los que no están con nuestra propuesta, no con la clase burguesa, sino con los que han sido convencidos de cerrar los ojos y repetir solo lo que la caja televisiva capitalista quiere.

Nuestra clase obrera y popular esta llamada a ser punta de lanza del proceso por venir, es aprender-participando-actuando y reflexionando que será posible deslastrarse de los pesos del monetarismo y el individualismo.

Por todo lo antes dicho debemos defender nuestra democracia participativa y protagónica, nunca más la democracia de las elites.

Viva la clase obrera y Popular!

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1264 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /trabajadores/a152328.htmlCUS