Hasta cuando Mario Silva, la Torpeza del año!

La situación estructural del aparato eléctrico nacional esta enmarcada dentro de un grado importante de complejidad, desde la red física, operacional, logística por la creciente demanda de consumo eléctrico, así como los actores sociales involucrados en la industria, integrado en las distintas capas de trabajadores (as), resultado de la división jerárquica social del trabajo, y el funcionariado burocrático. Sin duda estas luchas internas, repercuten a toda la sociedad venezolana, estamos hablando de uno de los sectores más estratégicos del país, la 3era industria nacional de importancia (después del sector petrolero y metalúrgica) tanto en su rol de generadores de la energía eléctrica nacional sino también en cantidad de fuerza laboral que la conforma.

Es una lucha natural la que se lleva a cabo entre los factores sociales señalados, es la consecuencia del papel obstaculizador de los procesos y cambios deseados por parte de algunos sectores del funcionariado, no muy claros en su rol de orientadores de apertura democrática en las funciones de dirección y diseño colectivo de las políticas que inciden en la industria y la sociedad. Así que este funcionariado adquiere un carácter de clase burguesa imaginaria, debido a que no participan en el proceso productivo eléctrico con Capital, como lo haría la burguesía, ni aportan su fuerza de trabajo, como la clase obrera; sino que actúan como representantes, como administradores de un poder que se les ha delegado, y ese Poder que se lo ha delega el Pueblo Trabajador a través de los poderes del Estado (en este caso el Ejecutivo), no comprendido y entendido como elemento revolucionario, es usado por esta "casta" en lo fundamental para fines ajenos a la construcción del socialismo. Este fenómeno ocurrido en la industria eléctrica puede extrapolarse en otros sectores económicos del Estado si esta "Clase Burguesa Imaginaria" o funcionariado burocrático esta desligado a los sucesos, procesos y acumulados de luchas de las y los trabajadores en todos los niveles, desde lo internacional, nacional, regional y comunitario.

Tuve la oportunidad de conocer un poco la situación política de lucha a lo interno de Corpoelec, desde el momento de la conquista de la firma del Contrato Colectivo entre FETRAELEC y el Estado, cuando ambos clase trabajadora y gobierno revolucionario enfrentaron y controlaron la crisis eléctrica debido a la situación de sequía del Guri. Desde el momento que asume Alí Rodríguez Araque el Ministerio del Poder Popular de Electricidad inicia el proceso de unificación de las compañías eléctricas con amplia participación para crear la corporación, comienza el proceso de ejecución de la Clausula N° 1 donde llama a la conformación de un modelo de gestión socialista de la industria, específicamente en esa dinámica (en Planta Centro-Puerto Cabello), junto a otros camaradas, nos vinculamos en función de brindar apoyo en insumos teóricos en esa vital discusión.

Allí presenciamos algunos elementos como la marcada distancia entro los trabajadoras y trabajadores afiliados y cercanas a FETRAELEC y el grupo de Tecnócratas incómodos ante la nueva relación de fuerzas y el inicio de un proceso de discusión de transformación a lo interno. También observamos en lo operativo un sistema de generación, distribución y comercialización que requería con urgencia una política de grandes inversiones para su modernización. A pesar de ser este sector laboral uno de los mejores pagados en el país, el elemento de abultamiento salarial es generalizado en la industria eléctrica, especialmente en las y los trabajadores fijos, debido a la antigüedad y el fenómeno de las horas extras, sobre turnos, rotaciones que sin duda deben ser revisados y controlados, como indica la Lopcymat, en función del requerimiento por la industria de esa fuerza de trabajo extra por la productividad. ¿Me extraño que Mario Silva no mostró los sueldos de las gerencias corporativas? ¿Por que será?

Lamentablemente es en el momento de la incorporación de Argenis Chávez en la dirección de Corpoelec (año 2011) donde comienza el estancamiento de los procesos transformadores en marcha a lo interno de la industria eléctrica, desde el intento de dividir a las y los trabajadores con creación de aparatos paralelos afines a su gestión, amenaza de despidos y ruptura de los espacios colectivos de discusión, el papel de mediador desaparece dentro de la industria eléctrica.

Mi preocupación también va dirigida al Sistema Nacional de Medios Públicos, a pesar de la política de virage revolucionario comunicacional necesaria en esta nueva etapa del proceso bolivariano que impulsará el compañero Ernesto Villegas, es lamentable que espacios del canal de todos los venezolanos, Venezolana de Televisión, sean usados para el linchamiento político o cacería de brujas, tal cual realizado por Mario Silva en su programa La Hojilla este viernes 09/11/2012 contra FETRAELEC, donde sin duda se convierte en instrumento de uno de los sectores en pugna en Corpoelec, utilizando esa enorme trinchera para golpear al otro sector, tremenda lucha desigual. Se vislumbra entonces una gran diferencia del ejercicio de la comunicación social ante situaciones de problemáticas sociales, una muy seria como ha sido el tratamiento en el caso del pueblo Yukpa brindando el espacio de discusión de los actores en pugna ante el caso de demarcación de tierras presente en la Sierra de Perijá y otra muy desagradable, estilo el "viejo oeste", pirata llevada a cabo en La Hojilla en el caso del tratamiento de la conflictividad existente a lo interno de Corpoelec.

Es tal el descaro que una vez conformada una mesa de trabajo entre FETRAELEC y la Vicepresidencia de la República, como resultado de la movilización del 02/11/2012 (ver discurso de Nicolás Maduro http://www.youtube.com/watch?v=W4F7X6PlqdQ), por cierto más masiva y con propuestas concretas de reiniciar la discusión de construcción de la nueva industria eléctrica nacional que la marcha realizada el 09/11/2012 por la directiva, Mario Silva realiza el intento de linchamiento en su programa, me pregunto ¿Con la intención de destruir la mesa ya conformada? ¿Originar un apoyo a la directiva actual de Corpoelec con el linchamiento a FETRAELEC? ¿Con esto se crea una peligrosa practica de utilizar los espacios del canal de televisión publico como instrumento de ataque a otros grupos en pugnas o conflictos con menos posibilidad de acceder a ese poderoso medio?

Afortunadamente se han realizado declaraciones de rechazo, ante el Coliseo Romano montado por Mario Silva este viernes pasado, el Secretario General de la Central Socialista Bolivariana de Trabajadores (CSBT), Wills Rangel, pidió cese a las hostilidades contra FETRAELEC y pidió se investigue la Directiva de Corpoelec. Igualmente el Secretario General de Marea Socialista corriente sindical de la CSBT, Stalin Pérez, rechazó la agresión del programa La Hojilla contra los trabajadores eléctricos.

Derecho a Replica a las y los trabajadores de Fetraelec en VTV!

Investigación a la Directiva de Corpoelec!

Reinicio de la discusión del modelo de gestión socialista y consejo de trabajadores a implementarse en la Industria Eléctrica!


[email protected]

twitter@abrahambarbudo

Esta nota ha sido leída aproximadamente 9669 veces.

Comparte en las redes sociales