Autoridades violan principios constitucionales y ordenamiento legal vigente

En pie de lucha trabajadores del Ministerio de Ciencia y Tecnología

 El Comandante Presidente Hugo Chávez propuso ante la Asamblea Nacional Constituyente la ruptura con el esquema clásico de la "democracia liberal", plasmada en la constitución de 1961, es decir, la entonces vigente "democracia representativa". Decía Chávez: "En verdad clamo porque rompamos el esquema clásico de la democracia liberal....... No basta con hablar de democracia participativa como si ese fuera el fin... El objetivo tiene que ir más allá y por eso hablamos de democracia participativa y protagónica como un solo concepto. El protagonismo popular es un concepto bolivariano, democrático y eminentemente revolucionario" (Asamblea Nacional Constituyente, 1999).

De hecho, la Democracia Participativa y Protagónica, base fundamental para la construcción del Socialismo del Siglo XXI, ya está plasmada en la Constitución Bolivariana de 1999 en la mayoría de su articulado. A pesar de ello, dichos postulados parecen letra muerta para algunos Pseudo-Ejecutores de este claro Lineamiento Presidencial.

A este respecto, con tristeza y desconcierto debo referirme al caso particular del Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación (MPPCTI), donde sus Trabajadores y Trabajadoras están en Pie de Lucha ante la actitud actitud Anti-Obrera, Contrarrevolucionaria e Inscontitucional de sus actuales y transitorias Autoridades.

Durante los últimos 2 años los Trabajadores del MPPCTI han estado reclamando algunos conflictos laborales en el Ministerio y sus adscritos, así como la aplicación de beneficios logrados en el período de la Revolución, porque los mismos no han venido siendo reconocidos como tales por dichas Autoridades, contraviniendo así el ordenamiento legal vigente en la materia. Finalmente, el Ministro solicitó a los Trabajadores nombrar una Comisión para la discusión del tema, mediante la instalación de mesas de trabajo, dicha Comisión fue designada formal y democráticamente en una Asamblea.

Desafortunadamente, los "Representantes" Ministeriales presentaron una propuesta, la cual dijeron ser la "propuesta definitiva y unilateral" del Mismísimo Ministro, exigiendo a su vez su firma y aprobación por quienes fungían, según ellos, como "Representantes" de los Trabajadores. Obviamente esta exigencia fue negada por cuanto la misma debía ser discutida en Asamblea, ya que no hacerlo significaría violar los principios promulgados en la Constitución Bolivariana referentes a la Participación y Protagonismo activo de los Trabajadores en las decisiones transcendentales, las cuales pudieran afectarlos directamente a ellos y sus dependientes, además de la traición a un mandato asignado democráticamente en dicha Asamblea.  

Es importante aclarar a estas Autoridades que las reivindicaciones laborales en el socialismo son, en su concepto, los beneficios de todo el pueblo, ya que esos beneficios no sostienen privilegios porque son logros revolucionarios y democráticos, estos reparten y comparten. Esa es la grandeza del socialismo del mundo sindical que se ha venido construyendo en la Revolución, su carácter solidario, universal y revolucionario, es el Socialismo Sindical que en las chiquitas, han sido los primeros en salir a defender la Revolución ante la arremetida imperial y sus secuaces internos.

Resulta también indispensable estar claro que el socialismo es el camino seguro para mantener el poder popular, pero sin la base social de los trabajadores organizados y legalizados en concordancia y en unión con los intereses del pueblo, ese poder acaba por perderse y rendirse ante los intereses de la oligarquía, por eso la dirigencia sindical revolucionaria tiene como principio la defensa de los beneficios socialistas para sus trabajadores y por lo tanto para todo el pueblo, por encima de los intereses meramente gremiales, es así y seguirá siendo así en la Revolución.

Los actuales reclamos de los Trabajadores y Trabajadoras del MPPCTI defienden también los intereses de sus familias quienes son el propio pueblo, porque hacer otra cosa sería estar de acuerdo con el gastado argumento hambreador de los supuestos recursos escasos que alegan las autoridades neoliberales para justificar las medidas de austeridad, como en el caso europeo, resultando en un levantamiento popular sin precedentes en la propia Europa. Por cierto, es el mismo argumento sobre la falta de dinero que alegan las actuales autoridades Ministeriales, a pesar de ser beneficios ya comprometidos en el presupuesto vigente y futuro.

Un ejemplo de socialismo sindical que vale la pena recordar fue la creación de la Intersindical de Trabajadores del Ministerio de Ciencia y Tecnología en el año 2002 por iniciativa del entonces Ministro Nelson Merentes y continuado también con Fuerza Revolucionaria por la Ministra Yadira Córdova y el Ministro Héctor Navarro, la cual todavía hoy agrupa a los trabajadores organizados de ese Ministerio y sus organismos adscritos.

Durante los aciagos momentos del golpe de estado y sabotaje petrolero 2002-2003, cuando en verdad no había recursos ni para la nómina, autoridades y trabajadores colaboraron para implementar, con participación de la Intersindical, soluciones que enfrentaron la crisis económica que se vivía en nuestra institución y el país, un camino a seguir en momentos que se hace necesario profundizar el Socialismo y la Revolución Bolivariana. Alli estaban Jesús Martínez y Servando Carbone, como protagonistas y testigos de excepción. 

Por una Patria Socialista e Independiente,  ¡Viviremos y Venceremos! 

[email protected]   [email protected]  

Twitter: @pueblopatriota

El autor es: Trabajador Jubilado del MPPCTI


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1984 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /trabajadores/a154632.htmlCUS